Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

*ANTIGUO MANUSCRITO REVELA CUALIDADES SINGULARES DE JESÚS*

La traducción de un antiguo manuscrito copto revela aspectos singulares y novedosos sobre la figura de Jesús.

Del Terrae Antiqvae: subido por Guillermo Caso de los Cobos.

      Ajusté, párrafos, puntos comas, etc., los subrayados, son míos y el resaltado en rojo, de las facultades "miméticas" del Cristo, también. 

       Parte del texto del manuscrito sobre la Pasión de Jesús recién descifrado.

Fuente: LiveScience | Owen Jarus | 12 de marzo de 2013 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

       Un nuevo manuscrito egipcio descifrado, de 1.200 años de antigüedad, cuenta parte de la historia de la crucifixión de Jesús con giros sobre la trama de los apócrifos, algunos de los cuales nunca se han visto antes.

       Escrito en lenguaje copto, el antiguo texto nos habla de Poncio Pilato, el juez que autorizó la crucifixión de Jesús, cenando con él antes de su crucifixión y ofreciendo sacrificar a su propio hijo en el lugar de Jesús. También explica por qué Judas usó un beso, en concreto, para traicionar a Jesús -porque tenía la habilidad de cambiar de forma, de acuerdo con el texto- y pone el día de la detención de Jesús en la noche del martes, en vez del jueves por la tarde-noche, algo que contraviene la línea de tiempo de la Pascua.

                                                                                                                                         

       El descubrimiento del texto no significa que estos acontecimientos sucedieran, sino que algunas personas que vivieron en aquel tiempo parecen haber creído en ellos, dijo Roelof van den Broek (izquierda), de la Universidad de Utrecht, en los Países Bajos, quien publicó la traducción del libro"Pseudo-Cirilo de Jerusalén sobre la Vida y la Pasión de Cristo" (Brill, 2013).

       Copias del texto se encuentran en dos manuscritos, uno en la Biblioteca y Museo Morgan de Nueva York y el otro en el Museo de la Universidad de Pennsylvania. La mayor parte de la traducción proviene del texto de New York, porque el texto correspondiente al manuscrito de Pennsylvania es en su mayoría ilegible.

Poncio Pilato cena con Jesús

       Si bien las historias apócrifas sobre Poncio Pilato se conocen desde la antigüedad, Roelof van den Broek escribió en un correo electrónico a LiveScience diciendo que él nunca había visto esto antes, con la oferta de Pilato de sacrificar a su propio hijo en el lugar de Jesús.

       "Sin más preámbulos, Pilato preparó una mesa y comió con Jesús en el quinto día de la semana. Y Jesús bendijo a Pilato y toda su casa", reza parte del texto en la traducción. Más tarde Pilato le dice a Jesús: "Pues bien, he aquí que la noche ha llegado, levántate y retírate, y cuando llegue la mañana y vengan a acusarme por tu culpa, voy a darles el único hijo que tengo para que puedan matarlo en su lugar".

       En el texto, Jesús le consuela, diciendo: "Oh Pilato, tú has sido considerado digno de una gran gracia, ya que has demostrado una buena disposición hacia mí". Jesús también mostró a Pilato que él podía escapar si quisiera. "Pilato, entonces, miró a Jesús y observó que se convertía en incorpóreo: él no lo veía desde hacía mucho tiempo ...", dice el texto.

       Pilato y su esposa tuvieron visiones nocturnas que mostraban a un águila (que representaría a Jesús) siendo asesinada.

       En las iglesias copta y etíope, Pilato es considerado como un santo, lo que explica la representación comprensiva del texto a su persona, escribe van den Broek.

Foto: Judas traiciona a Jesús con un besopor Giotto di Bondone.

La razón del beso de Judas

       En la Biblia canónica el apóstol Judas traiciona a Jesús a cambio de dinero, y mediante el uso de un beso lo identifica para que sea arrestado. Este relato apócrifo explica que la razón de que Judas usara, en concreto, un beso, se debía a que Jesús tenía la 
habilidad de cambiar de forma.

       "Entonces los judios le dijeron a Judas: ¿Cómo vamos a detenerle (a Jesús), dado que él no tiene una sola forma, sino que su apariencia cambia. Algunas veces es sonrosado, a veces es de color blanco, a veces es de color rojo, a veces es del color del trigo, a veces es pálido como los ascetas, a veces él es un joven, a veces un hombre viejo ... ".

       Esto lleva a Judas a sugerir el uso de un beso como medio para identificarlo. Si Judas hubiera dado una descripción de Jesús él podría haber cambiado de forma. Al besarlo, Judas le dice a la gente exactamente quién es.

       Esta comprensión del beso de Judas viene de lejos. "La explicación del beso de Judas se encuentra, primero, en Orígenes (un teólogo que vivió entre los años 185-254 d.C.)", escribe van den Broek. En su obra Contra Celso, Orígenes declara que "aquellos que lo vieron (a Jesús) no se les aparece por igual a todos".                                                                                                                                         

La interpretación de San Cirilo

       El texto está escrito en el nombre de San Cirilo de Jerusalén, quien vivió en el siglo IV. En el relato de Cirilo cuenta la historia de la Pascua como parte de una homilía (un tipo de sermón). Una serie de textos de los tiempos antiguos dicen que son homilías de San Cirilo y ellas probablemente no fueron dadas por este santo en su vida real, explica van den Broek en su libro.

       Casi al principio del texto, Cirilo, o la persona que escribe en su nombre, afirma que un libro ha sido hallado en Jerusalén mostrando los escritos de los apóstoles sobre la vida y crucifixión de Jesús."Escúchadme, oh mis honrados hijos, y dejarme que os diga algo de lo que encontramos escrito en la casa de María ...", leemos en parte del texto.

       De nuevo, es poco probable que tal libro fuera encontrado en la vida real. Van den Broek dijo que una pretensión como ésta habría sido utilizado por el escritor "para intensificar la credibilidad de sus peculiares puntos de vista y los hechos no canónicos que está a punto de presentar, atribuyéndoles a un origen apostólico", y agregó que ejemplos con este recurso argumental pueden encontrarse "con frecuencia" en la literatura copta.

El arresto, en martes

       Van den Broek dice que se sorprende de que el autor del texto mueva la fecha de la última cena de Jesús con los apóstoles, y su detención, al martes. De hecho, en este texto, la última cena real de Jesús, parece ser con Poncio Pilato. En medio de su detención y la cena con Pilato, fue llevado ante Caifás y Herodes.

       En los textos canónicos, la última cena y el arresto de Jesús, suceden en la tarde-noche del jueves y los cristianos de hoy en día, celebran este evento con oficios el Jueves Santo. Es "realmente notable que en los relatos del Pseudo-Cirilo la historia del arresto de Jesús, fuera en la tarde-noche del martes, ¡como si la historia canónica de su arresto el jueves por la tarde-noche (que se conmemora cada año en Semana Santa) no existiera!", escribe van den Broek en un correo electrónico.

Un regalo a un monasterio ... y luego a Nueva York.

       Hace alrededor de 1.200 años, el texto de New York estaba en la biblioteca del Monasterio de San Miguel, en el desierto egipcio, cerca de la actual al-Hamuli, en la parte occidental del Fayum. El texto dice, en la traducción, que fue un regalo de "arcipreste Padre Paul" quién "ha proporcionado este libro mediante sus propios esfuerzos".

       El monasterio parece que dejó de operar alrededor de principios del siglo X, y el texto fue redescubierto en la primavera de 1910. En diciembre de 1911 fue comprado, junto con otros textos, por el financiero estadounidense J.P. Morgan (izquierda).  

         Posteriormente, sus colecciones fueron donadas al público y forman parte, hoy en día, de la Biblioteca del Museo Morgan de Nueva York. El manuscrito se muestra actualmente como parte de una exposición del museo tutulada "Treasures from the Vault"  y que estará presente hasta el 5 de mayo

¿Quién se lo creía?

       Van den Broek escribe en un correo electrónico que "En Egipto, la Biblia se había convertido ya en canónica en los siglos IV/V, pero las historias y los libros apócrifos siguieron siendo populares entre los cristianos egipcios, especialmente entre los monjes".

       Mientras que las gentes del monasterio habrían creído en el nuevo texto traducido, "en particular los monjes más simples", no está convencido de que el autor del texto creyera todo lo que estaba escribiendo, dice van den Broek.

       "Me resulta difícil creer que realmente lo hiciera, pero algunos detalles como, por ejemplo, la comida con Jesús, él pudo haber creído que realmente sucedió", escribe den Broek. "La gente de ese tiempo, incluso si ellos fueron bien educados, no tenían una actitud crítica histórica. Los milagros eran bastante posibles, y ¿por qué no podría ser verdadera una vieja historia?".

       ¡Que distintas lecturas, de un mismo asunto... ¡Pilatos!... y la facultad del Cristo de mimetizarse con su entorno... ¡siendo todo!. Mucho me gustó la lectura. Aquí os la comparto. 

                                                 ¡Saludos! Mª Ysabel.

Visitas: 379

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

       Me acaba de entrar..., de "los trabajadores de la Luz"...

Varios/Otros ~ El intervalo entre la resurrección y la ascensión.

       Una de las fases más importantes de la misión de Cristo sobre la Tierra consistió en traer a la Humanidad los Misterios Cristianos. Los Padres de la Iglesia primitivos hacen muchas referencias a estas enseñanzas secretas. Orígenes, uno de los más importantes entre ellos, alude frecuentemente a las enseñanzas ocultas, lo mismo que Tertuliano, que debía estar familiarizado con ellas, ya que alega haber sido un Iniciado de los Misterios de Mitra antes de contactar al cristianismo.

       Cuando Cristo dijo a algunos elegidos "sígueme" estaba formulando el primer Sendero del Discipulado, que conduce a los Misterios Cristianos. El aspirante moderno, al contemplar las magníficas iglesias de nuestros días, con todo confort, desahogo y lujo, dedicadas a la memoria de distintos discípulos, está inclinado a olvidar la vida que esos hombres y mujeres vivieron cuando estaban sobre la tierra. Fueron empujados, de un lugar a otro, por las más horrendas persecuciones, viviendo en cuevas y sin atreverse a mostrar su rostro en ninguna plaza pública. Ningún visitante de Roma puede olvidar las catacumbas, oscuros y sombríos pasajes subterráneos, de muchas millas de longitud, en los que muchos de los cristianos primitivos vivieron durante muchos años. Aparentemente, la única recompensa a tantos años de sacrificio y fortaleza eran las bestias salvajes en el circo o el martirio en la cruz de su propio Gólgota. Sin embargo, a pesar de ello, aquellos bravos hombres y mujeres poseían un coraje interno y una alegría anímica como muy pocas personas hayan jamás conocido. Habían encontrado esa "gran paz que sobrepasa todo entendimiento". Habían aprendido a decir, con San Pablo: "Ninguna de esas cosas me mueve", porque habían alcanzado una de las más difíciles consecuciones en el Sendero del Discipulado: Habían encontrado el Reino de los Cielos dentro de ellos mismos.

       Durante la Semana de Pasión, el intervalo entre el Domingo de Ramos y el día de Pascua, que se llama Semana Santa, Cristo dio a Sus discípulos muchas claves relativas al trabajo del discipulado en el mundo físico externo. Durante la semana entre Pascua y el siguiente domingo u Octava de Pascua, llamada Semana Pascual, les proporcionó muchas claves relativas al trabajo del discipulado en los mundos internos o espirituales.

       Fue durante aquel místico amanecer del alba de Pascua cuando los seguidores de Cristo vieron, por primera vez, la efulgente gloria del cuerpo solar del Maestro.

       A los tres discípulos más adelantados se les permitió contemplar aquel cuerpo de luz en el Monte de la Transfiguración, pero ese privilegio sólo lo pudieron alcanzar, la mayor parte de Sus discípulos, en el Rito de la Resurrección o alborada de Pascua.

       Durante los tres años de ministerio de Cristo en la Tierra, apareció en el cuerpo físico del Maestro Jesús. Este instrumento humano, para este plano terrestre, era una pálida sombra comparado con la luminosa radiación del cuerpo solar de Cristo, que es Su vehículo en el sol espiritual y en el plano de Capricornio, morada de los arcángeles.

       Fue durante ese tiempo maravilloso para el espíritu, que va de la Resurrección a la Ascensión, cuando los discípulos vieron diariamente a Cristo en Su glorioso cuerpo, que San Juan describe como "más blanco que la nieve y más brillante que el sol". Los acontecimientos que tuvieron lugar durante ese trascendental período de cuarenta días, como ya se ha dicho, se realizaron, en su mayor parte, en los planos espirituales y sólo los discípulos capaces de funcionar conscientemente en los mundos superiores, pudieron tomar parte en ellos. Esos sublimes acontecimientos, descritos en los últimos capítulos del Evangelio de San Juan, eran parte de la preparación, mediante la que los discípulos fueron acondicionados para el más elevado suceso espiritual de la vida humana, descrito bíblicamente como la Fiesta de Pentecostés.

       En el amanecer de Pascua, cuando Cristo se le apareció, en la gloria de Su cuerpo arcangélico, a María Magdalena, uno de los más elevados discípulos femeninos, probó la extensión de sus poderes de clarividencia. Luego, la misma mañana, las Escrituras nos dicen: "A otras de las santas mujeres se les apareció de otras maneras" (San Marcos 16:12). 

       El hombre posee otros cuerpos, de sustancia más tenue que el físico. El cuerpo de deseos o astral está compuesto de materia del mundo astral; el cuerpo mental, de sustancia del mundo mental; el cuerpo espiritual, de la sustancia espiritual de sus planos. El Maestro Iniciado puede atraer fácilmente hacia Sí átomos pertenecientes a esos planos, revistiéndose de un cuerpo de esa determinada sustancia. Con la misma facilidad puede disolver ese cuerpo cuando ya no le es necesario, y devolver sus átomos a la sustancia universal de donde vinieron, lo cual explica el misterio de la tumba vacía, tanto tiempo objeto de disputas entre las distintas iglesias. Todo el que ha trascendido el elevado estado de Iluminación, conocido como Iniciación de la Tierra, ha obtenido el completo y absoluto control de todos los átomos y puede disociarlos y disgregarlos a voluntad, que es lo que hizo Cristo antes de Su Resurrección, ya que no necesitaba aquel cuerpo físico, por haber concluído Su misión en la Tierra.

       El Maestro se apareció a aquellas mujeres revestido en Su cuerpo etérico, pues su visión no era tan profunda como la de María Magdalena. En el camino de Emaús, según las Escrituras, "sus ojos fueron cegados y por eso no lo pudieron reconocer". Luego, siguen diciendo: "sus ojos fueron abiertos y pudieron reconocerlo". Estas afirmaciones se refieren al desarrollo de la clarividencia. El poder de la clarividencia y la facultad de abandonar el cuerpo físico a voluntad, como un Auxiliar Invisible, son dos de las fases más familiares del Discipulado Cristiano y, en los libros del Nuevo Testamento, se hace frecuentemente referencia a esas dos etapas.

       La noche de Pascua, durante el suceso ya descrito, cuando el Maestro se les apareció a los discípulos en la Cámara Superior, con las puertas y ventanas cerradas y atrancadas, les estuvo enseñando que la materia física no puede nunca constituir una barrera infranqueable para el cuerpo del espíritu. Es ésta una verdad que pueden atestiguar muchos estudiantes de los fenómenos psíquicos.

       El día siguiente, en el Mar de Galilea, Cristo enseñó a Sus más avanzados discípulos cómo desarrollar y emplear ciertas corrientes espirituales internas. El desarrollo y empleo apropiado de las mismas protegerá siempre al discípulo de furiosas embestidas psíquicas, de la influencia siniestra de desencarnados apegados a la Tierra, y de los terrores de la obsesión. Ningún discípulo debe arriesgarse a trabajar en los planos psíquicos si no ha aprendido cómo protegerse con el escudo y la armadura de la pura y blanca luz.


       "Estaba ya amaneciendo cuando Jesús se presentó en la orilla, aunque los discípulos no se dieron cuenta de que era Él.

Jesús les preguntó:
-Muchachos, ¿tenéis algo de comer?.
Contestaron:
-No.

Les dijo:
-Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis.
La echaron y cogieron tantos peces que no tenían fuerzas para sacarla. El discípulo amado de Jesús le dijo a Pedro:
-Es el Señor.


       Al oír que era el Señor, Simón Pedro se ciñó la túnica, pues iba desnudo, y se tiró al agua. Los otros discípulos fueron en una barca, que estaba a unos cien metros de la orilla, tirando de la red con los peces. Al saltar a tierra vieron un pescado puesto a asar sobre brasas, y pan.

Jesús les dijo:
-Traed algunos peces de los que acabáis de coger.
Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: Ciento cincuenta y tres. A pesar de ser tantos, no se rompió la red.

Jesús les dijo:
-Vamos, almorzad.
Ningún discípulo se atrevía a preguntarle quién era, sabiendo muy bien que era el Señor" (Juan 21:4-12).

        Aquí, como ya se ha dicho, está contenida una de las más profundas enseñanzas dadas por Cristo durante todo Su ministerio. Es la continuación del profundo trabajo esotérico antes aludido, del Lunes de Pascua. Su acción no se desarrolló en el plano físico, sino en el mundo interno en el que los discípulos actuaban en sus vehículos espirituales. Dado que el pez es un habitante de las profundidades, ha sido siempre el símbolo religioso de los acontecimientos esotéricos profundos. Este símbolo lo usaron ampliamente los primeros cristianos, durante el período de su intensa persecución. No se trataba de hombres que capturaban y vendían peces como medio de vida, sino de discípulos entrenados bajo la guía de San Juan el Bautista para recibir las enseñanzas esotéricas profundas que impartiría el Maestro. Una clave de este hecho está en la mención que se hace del panal. Si se tratase de un suceso físico natural, ciertamente no resultaría muy apetitosa una comida compuesta de pescado y miel. 

       Esta última se ha utilizado, desde tiempo inmemorial, en las ceremonias de Iniciación. En los antiguos Misterios, cuando el aspirante había pasado con éxito determinadas etapas, era jubilosamente recibido, dándosele la bienvenida por sus compañeros iniciados, que compartían con él la ambrosía, bebida de acción de gracias, compuesta de miel y algunas hierbas. Por tanto, mediante el uso simbólico del pescado y la miel, se nos quiere decir que los más adelantados entre los discípulos del Maestro fueron introducidos en las más profundas verdades esotéricas de los primeros Misterios Cristianos.

       Durante el intervalo entre la Resurrección y la Ascensión, los discípulos fueron recompensados por los largos años de sacrificio y renunciación. Las maravillosas glorias de aquellos días santos llenaron de revelaciones divinas las horas de íntima y tierna comunión con su resucitado Señor. Sólo los que estaban suficientemente evolucionados como para funcionar conscientemente en los planos internos, pudieron experimentar la gloria del intervalo entre la Resurrección y la Ascensión. Estos días sagrados se sitúan, verdaderamente, entre el cielo y la tierra. Nunca podrían ser descritos con meras palabras. San Juan se refiere a ellos en las palabras finales de su Evangelio: "Y hay otras muchas cosas que Jesús hizo y pienso que, si fuesen escritas, una por una, ni siquiera el mundo entero podría contener los libros que habría que escribir".

extracto de EL MISTERIO DE LOS CRISTOS por Corinne Heline.

       ..., más noticias y diferentes "visiones" -versiones-, sobre la vida de Jesús. 

Fuente: LiveScience | Stephanie Pappas | 8 de abril de 2013

Un evangelio perdido hace mucho tiempo, que alude a Judas como un co-conspirador de Jesús, en lugar de un traidor, fue dictaminado como probablemente auténtico en 2006. Ahora, los científicos revelan que no podrían haber hecho esta consideración sin una serie de documentos mucho más mundanos y remotos, los cuales incluyen antiguas licencias de matrimonio y contratos de propiedad del antiguo Egipto.

El Evangelio de Judas es un fragmentado texto en lengua copta que retrata a Judas bajo una luz mucho más favorable de lo que hacen los evangelios que figuran la Biblia. En esta versión de la historia, Judas entrega a Jesús a las autoridades para su ejecución a petición de éste, como parte de un plan para liberar su espíritu del cuerpo. En la versión aceptada de la historia bíblica, Judas traiciona a Jesús por 30 monedas de plata.

El microscopista Joseph Barabe y la conservadorar Florence D'Arbre examinan el Evangeliio de Judas durante la investigación llevada cabo en el año 2006 para su autentificación. Foto:  Joseph Barabe, McCrone Associates, Inc.

Como parte de la investigación del documento en 2006, auspiciado por National Geographic Society, el microscopista Joseph Barabe, del laboratorioMcCrone Associates, en Illinois, y un equipo de especialistas, analizaron la tinta del evangelio hecho jirones a fin de averiguar si era verdadero o falso. Algunos de los productos químicos en la tinta levantaban banderas en rojo (de advertencia), hasta que Barabe y sus colegas encontraron en el Museo del Louvre un estudio sobre documentos egipcios del siglo III d.C., del mismo período que el Evangelio de Judas.

"Lo que el estudio francés nos decía es que la tecnología de la tinta utilizada estaba pasando por una transición", dijo Barabe a LiveScience. La extraña tinta del Evangelio de Judas de repente encajaba en su lugar.

C.S.I: Antiguo Egipto

Barabe y sus colegas son especialistas en investigaciones exhaustivas de antiguos -o supuestamente antiguos- documentos y obras de arte. La composición química de las tintas utilizadas puede revelar la diferencia entre algo auténticamente antiguo y una falsificación. En 2009, Barabe ayudó a desenmascarar un evangelio llamado "Marcos arcaico", el cual algunos atribuían a un manuscrito del siglo XIV, como una falsificación moderna. Él también ha trabajado con la Oficina Federal de Investigaciones (F.B.I.) para detectar pinturas falsificadas .

Sin emabargo, una llamada de National Geographic significó para él una "gran cosa", dijo Barabe. "Era a la vez emocionante y un honor", añadió.

La National Geographic Society quería saber si el Evangelio de Judas, descubierto en la década de 1970, en realidad se remontaba a los primeros días del cristianismo, o si era, como el "Marcos arcaico", una falsificación. Barabe reunió a un equipo de científicos con una gran variedad de especialidades y sometieron el Evangelio a un análisis intensivo de microscopía y espectroscopía. 


Al principio, sus hallazgos ofrecieron pocas esperanzas de que el Evangelio de Judas fuera auténtico. El documento estaba escrito con dos tintas -negro y marrón- mezcladas. La negra era una tinta llamada "negro de humo", la cual era compatible con las tintas usadas en los escritos egipcios de la antigüedad y, en concreto, en el siglo III, señala Barabe.

Pero la tinta marrón era más misteriosa. Era una tinta rica en hierro, llamada ferrogálica, pero le faltaba el azufre que generalmente se encuentra en las tintas de este tipo. El asunto era entonces explicar esta diferencia.

"Una cosa que hizo esto un poco más dramático de lo que nos hubiera gustado, es que hicimos el muestreo en la tercera semana de enero de 2006, y la conferencia de prensa ya estaba programada para la tercera semana de abril de ese mismo año", dijo Barabe. "Así que teníamos tres meses para dar vueltas alrededor de la "criatura" y llegar a una conclusión, y ello supuso realmente una enorme presión sobre nosotros, dado que nos enfrentábamos esencialmente un precipitado proyecto de tres meses".

Un fragmento del Evangelio de Judas con escritura. Foto:  Joseph Barabe, McCrone Associates, Inc.

Autentificación del Evangelio de Judas

Algunos aspectos del documento sugerían autenticidad. Las más prometedoras de estas características, aduce Barabe, era que la tinta no se apilaba en los papiros deformados, lo que sugería que el documento había sido escrito antes de que dicha deformación ocurriera. Si alguien hubiera intentado escribir en un papiro pre-deformado, la tinta se habría juntado en las grietas y depresiones del mismo, un signo seguro de que alguien había intentado deliberadamente hacer que un papiro nuevo pareciera viejo. En su lugar, el Evangelio parecía haber sido escrito en papiros planos y envejecidos de modo natural. National Geographic encargó también otros análisis, incluyendo la datación por radiocarbono, análisis de la escritura y del estilo lingüístico.

Barabe examinó libros en busca de otros estudios sobre las primeras tintas egipcias. Y el estudio de certificados de matrimonio y documentos sobre propiedades de  tierra egipcios, pertenecientes al Louvre, demostraron ser decisivos.

Ese estudio demostraba que los contratos en Egipto, en la segunda mitad del siglo III estaban escritos en tinta negro de humo, al estilo tradicional egipcio. Pero fueron registrados oficialmente en estilo griego tradicional con tinta ferrogálica marrón.

Los hallazgos del estudio del Louvre sugerían al equipo que la presencia de ambas tintas era consistente con una fecha temprana para el Evangelio de Judas, subraya Barabe.

Y lo que es más, el estudio del Louvre halló que las tintas a base de metal de este período de tiempo contenían poco azufre, al igual que la tinta del Evangelio de Judas.

El descubrimiento dio a los investigadores la confianza necesaria para declarar el documento consistente con una fecha aproximada en el año 280 d.C. (Barabe y sus colegas advierten que esta investigación no prueba, más allá de toda duda, que el documento es auténtico, sino más bien que no hay banderas rojas que demuestren que es una falsificación).

"Definitivamente, hubo un punto en que, de repente, estaba relajado y dije: 'Esto está probablemente correcto'", señala Barabe.

Barabe presenta la historia de la investigación que hay detrás del Evangelio de Judas hoy lunes (es decir, ayer) en la reunión anual de la American Chemical Society, en Nueva Orleáns. Después de la investigación de National Geographic sobre Evangelio de Judas, el documento fue devuelto al Museo Copto de El Cairo.

  MariaYsabel.

Gusto en saludarte; queriendo estes bien ¡ ¡ ¡

 Nos inclinamos a entender las cosas de una manera profana, sea cual sea el Personaje; EL MAESTRE JHESU  ( JESUS );  Fue un INICIADO, y como tal es que debemos entender y comprender su Mision; de otra forma no llegaremos a esa verdad tan buscada a traves de los siglos.

Tantas personas que dialogan sobre hechos especiales, se basan en memoria de otros, por ejemplo del Cine, al detallar esos escritos nos damos cuenta de ello; La memoria nuestra no va mas alla de 200 años; sin embargo existe una tradición Oral Sagrada, que se mantiene en los colegios INICIATICOS de todos los tiempos

Un  abrazo fuerte y grande

Luis.-

Que representaba y significado tenia maria mandate a en la ultima cena? Y si fue mujer de jesus tuvieron una hija? Me podrian explicar?
Mi correo es clenynexitoso@hotmail.com
Gracias

 El problema viene de que la historia de Jesús empezó a escribirse "de memoria" muchos años después de su muerte, y que en los registro de los romanos ,entonces dominantes, no aparece nada, y eso que eran los tiempos de nuestro Séneca. Los romanos lo registraban todo, mucho más una cruxifición. Y la Biblia, "robada " a los judíos, ha sido tergiversada a lo largo del tiempo según los intereses del gobernante, pàpa o emperador del momento. Soy escéptico en cuanto a encontrar la verdad de esta historia.

RSS

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio