Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

 La idea es que cada lector se de Respuesta, y saque sus conclusión.

La base está .sobre la Influencia  Planetaria al individuo que conocemos.

Por Favor lea con atención.

ASTROLOGIA

 

La ciencia de la Astrología se basa en una comprensión correcta de la naturaleza

verdadera del Hombre y de su posición en el Universo. El hombre natural no es, como

muchos imaginan erróneamente, un ser de existencia propia, capaz de crear sus propias

ideas, pensamientos y sentimientos. Pero, así como su cuerpo físico es el producto de la

confluencia y asimilación de unos átomos físicos, del mismo modo la constitución de su

mente es el producto de la acción de una serie de elementos intelectuales y emocionales que entran en su organismo. Su forma visible y tangible recibe de un gran depósito de

naturaleza física los cuatro elementos invisibles originales, que son: Tierra, Agua, Fuego y  Aire (sólido, fluido y esencias gaseosas, calor, electricidad, vida, etcétera), y mediante los procesos fisiológicos que se producen en su forma visible los transforma en las sustancias y actividades que la naturaleza de su cuerpo corpóreo exige. Estos procesos tienen lugar sin la supervisión intelectual del hombre: se producen instintivamente, involuntariamente e incluso sin que el hombre sea consciente de ello.

Nadie puede negar todo esto, del mismo modo que vemos la comida que comemos y

el agua que bebemos, que sabemos de la existencia del aire que inhalamos, y sentimos el calor que calienta nuestros cuerpos. Estas cosas no son creaciones nuestras: la Naturaleza las prepara para nosotros, nos las presta y, después de haber utilizado lo que hemos tomado prestado, se las devolvemos de nuevo a ella. El mismo proceso se produce con los principios invisibles que penetran en el alma

invisible del Hombre. Nosotros no creamos nuestros pensamientos, pero las ideas que existen en la Luz Astral bajo formas ideales incorpóreas, invisibles, permanentes y puras, reflejan sus imágenes en las mentes individuales de hombres y mujeres, al igual que un paisaje puede quedar reflejado en un espejo, o todo el cielo estrellado en una gota de agua pura. Estas imágenes pueden introducirse en la conciencia del hombre sin que se produzca un esfuerzo voluntario por su parte, de la misma manera que el aire penetra en sus pulmones sin hacer él un esfuerzo consciente para respirar. Pueden incluso entrar contra su voluntad y deseo; de hecho, existen pensamientos que no son bienvenidos y que llegan cuando no se les quiere, mientras que otros, que sí son bienvenidos, resultan por el contrario difíciles de retener. Los animales sólo piensan los pensamientos que entran en sus mentes sin que se produzca ningún esfuerzo por su parte. Pero el hombre tiene el poder de elevarse voluntariamente con el pensamiento hacia el reino de las ideas y apoderarse de las imágenes que él desea.

Por eso se dice que el hombre no necesita ser gobernado por las estrellas y que puede llegar a ser superior a ellas.

Las ideas que entran en el campo de la conciencia actúan sobre su Imaginación, y

ésta actúa a su vez sobre su Voluntad, dando lugar así a determinados estados de

pensamientos o emociones según la naturaleza de la idea, yendo de la pasión más vulgar y grosera al estado máximo de pensamiento exaltado. Al igual que la comida que come el hombre determina el estado de pureza o impureza de su organismo físico, de la misma

manera los pensamientos que esconde, y los sentimientos a los que se entrega, determinan la pureza o impureza de su alma.

El hombre no crea sus pensamientos, sino que los elabora a partir de unas ideas que

absorbe, del mismo modo que su cuerpo físico elabora la comida que come y transforma los vegetales y el cereal en sangre, carne y huesos. Asimismo, la mente del hombre mezcla y combina ideas, infundiéndoles vida mediante el poder de su Voluntad. Pero, al igual que un cuerpo impuro puede envenenar la atmósfera que le rodea con los efluvios negativos que proceden de sus impurezas, de la misma manera las emanaciones de una mente impura envenenarán la atmósfera mental con los productos de una Imaginación impura que se mantiene viva gracias a una Voluntad perversa. Porque los productos del pensamiento son cosas reales y sustanciales, incluso si resultan invisibles ante unos ojos materiales y vulgares, y la Voluntad es un poder real que puede actuar mientras viajen los pensamientos.

Así como la Luna sin la luz del Sol es oscura, también las imágenes producidas por

el pensamiento no tienen poder a menos que no estén fortalecidas por la Voluntad; y la

Voluntad resulta inútil, a menos que ésta no sea guiada y conducida por el pensamiento

hacia una determinada forma. Si el pensamiento y la voluntad están divididos, ambos

resultan ineficaces; pero si el pensamiento y la voluntad funcionan al unísono, entonces

resultan efectivos: constituyen una Unidad, a la que denominamos Espíritu.

 

En relación a este escrito; podemos concluir, y de hecho lo ejerzo desde hace más de 50 años; ¿El Astrologo debe ser VEGETARIANO? basándonos en el conocimiento sobre la influencia que  ejercen los Planetas

Luis Lovera G.·.

Visitas: 258

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

       ¡Hola Luis! Que recordatorio tan bueno y tan sugerente... Hay dos hexagrámas en el I,Ching, -lo Creativo y lo Receptivo-, que hablan precisamente de esto mismo, la "creación de ideas" y su "materialización en nuestro planeta".

       Refran de casa: "Si tienes "buenas costumbres", -aquí se pueden poner los "buenos pensamientos"-, ... la mitad del trabajo ¡ya está hecho! ja,ja,ja... Y es verdad, que el tener costumbre de estar bien y ser feliz..., cuando vienen "malos tiempos"..., se viven con alegría y aceptación ¡¡y sin perder la propia opinión!!. 

       ¡Muchas Gracias Maestro! Es un regalo para mí que haya seres como tú cerca, que nos recuerden que ahí siempre está "el alimento que alimenta de verdad", ¡nuestro propio pensamiento lleno de divinidad!. 

       ¡Gracias  Luis! ¡Un abrazo! 

       

 MariaYsabel

Que bueno leerte, y mas aun sentir tu vibración, aun a distancia,

sigue el camino, ese  Sendero de Luz, para observar

SENDERO---ORDENES.

Un abrazo fraternal

L.-

Estoy absolutamente convencida de que siendo astrólogos y conociendo como operan las LEYES DEL UNIVERSO estamos obligados no solo a respetar y cuidar la salud de nuestro cuerpo. Sino a vivir en armonía con la madre naturaleza. La matanza de animales para su posterior ingesta, es una de las mas terribles trasgreciones a sus leyes, además de una mayúscula incongruencia en la vida de una persona que asesora a otras a conocerse y a comprender ¡La vida y sus misterios! De manera que respondiendo a la pregunta que es la razón de este interesante foro mi repuesta es SI...EL ASTRÓLOGO QUE SE PRECIE DE SERLO... DEBE SER VEGETARIANO   

Omaira un saludo fraternal.

Su respuesta nos habla de su nivel de comprensión hacia

la Naturaleza creada por la Energía superior llamada D.I.O.S.

la ubicación en el Universo es según nuestro comportamiento.

Sigamos regando el  huerto.

L.L .·.

Muchas Gracias Le retorno su fraternal saludo Me encantó esa expresión "Sigamos regando el huerto" Asi será...

   

"Una vez un gran santo de la India fué interrogado con la misma pregunta,

él contestó de la forma más sencilla y verdadera:

Deja toda la noche a la intemperie un trozo de carne y

una charola con fruta, cuando al siguiente dia vayas a

comer, observa cual no se encuentra hechada a perder

y eso escoges para comer".

Muy Bien ¡, es su criterio.  Y sin animo de polemizar digo...

No olvidemos;si sabemos, los vegetales NO tienen alam; los

animales ,Si, es un Alma grupal que recoge a cada grupo.

En todas las religiones se nos habla,de. NO MATAR, y al ingerir cadaver animal

somos complices de ese crimen; el resultado se ve a lo largo del comportamiento

de la Hum,anidad.

Particularmente; Mi familia;hijos,pareja y hermanos;asi como fueron nuestros Padres,tenemos un regimen alimenticio Vegetariano;llevo 57 años siendo Vegetariano;y NO me hace falta la proteina animal.

son Niveles

Gracias; saludos

L.L .·.

Gracias Angel, por tomarse un tiempo y dar su opinion.

Saludos fraternales

L.L .·.

 AGREGAMOS UN ESCRITO REALIZADO EN MADRID EN 1.923

L A ALIMENTACION  TEOSOFICA

Eduardo Alfonso

 

La alimentación  digestiva es la mas material de todas. Ella proporciona fundamentalmente la  parte material del organismo, si bien en la natural alimentación de frutos crudos, esta parteó  material se reduce a lo estrictamente necesario y se aumenta hasta el máximo posible el ingresos

de energías por el tubo digestivo. Nada de extra o tiene este siglo tan material por el que  estamos pasando, se caracterice por el culto al vientre o sea a los placeres de la mesa. Todo se celebra con banquetes. Todo se festeja con funciones  casi siempre anormales  del tubodigestivo. Esta es la realidad. Y no cabe duda de que semejante alimentación tenga positiva

Influencia en las ideas emitidas, ya que al requerir estas, funciones cerebrales, estas funciones se hallan dificultadas por los residuos y gases tóxicos de la alimentación n excesiva y carnívora. El 

que materializa con alimentos groseros y t tóxicos las c lulas de su cuerpo hace descender la  mente a planos m s bajos y m s sensuales. En cambio, los materiales de construcción  del cuerpo pueden sutilizarse  espiritualizarse, si se me permite la expresión n  con una adecuada

alimentación vegetariana, predominantemente crudivora, que tantos valores energéticos, Eléctricos, magnéticos, radioactivos, vitales, y con tan gran predominio sobre el valor material  aporta al cuerpo.

Mirando al mundo, se hallar  el ejemplo de esto que afirmo. Veremos unas personas gruesas  mal olientes, de funciones retardadas, paso lento, pesadez, tardas en comprender, con ideales de

lujo, comodidades de holgazanería, y, sobre todo, con una mesa bien puesta. Estas personas son  condenadas a los lazos de la materia, y se preocupan y enfadan por los menores detalles de la vida material.

La espiritualización n de la materia  o sea el elevarla a planos mas

energéticos  solo puede conseguirse con la alimentación vegetariana y con la práctica diaria de alimentación pulmonar y cutánea

Por otra parte: El hombre que al civilizarse, se hizo incapaz de matar animales inocentes o Indefensos, al comer carne, obliga a un semejante indirectamente a mantener sus instintos y sentimientos en el bajo nivel de animalidad al que le obliga su repugnante papel de matarife. Y

esto no es moral, ni humano, ni teósofo. No  podemos ser cómplices,

 Llamándonos espiritualistas, de que otros hombres estanquen su evolución n en tan desagradables papeles, y de  que se produzcan tan grandes y tan tenebrosas oleadas astrales de odio, rencor, sufrimiento, terror, angustia  como representan las almas vengativas de tantos animales indefensos

sacrificados inútilmente por el hombre, que as no hace sino plagar todo un mundo invisible de  enemigos prestos a tomarse la revancha a la menor oportunidad. Recurramos a la alimentación n que nos brinda la Madre Tierra con sus frutos.  El hombre tiene la constitución n anatómica y fisiológica de ser frugívoro. La química nos enseña que estos

alimentos carecen de residuos tóxicos. Son los únicos que permiten la más perfecta piedad  respeto hacia todo lo creado, porque el árbol o la planta, nos brinda sus frutos, verdaderos  acumuladores de la luz solar, sin que para ello tengamos que segar su vida que también nos da sombra, frescura y alegra. ¡Que sublime grandeza la de la alimentación n frugívora!

Hubo quien dijo muy acertadamente Cuando se os muestra algo bello,

podéis asegurar que la Verdad viene detrás. En el ánimo de todos está la grata impresión  (impresión de alegra y paz)

que nos da la presencia de un huerto lleno de frutos; haciendo violento contraste con la escena brutal, inhumana, del cerdo, atado, puesto patas arriba lanzando desgarradores gemidos al aire, atravesado el corazón por el cuchillo del hombre, que Dios hizo a su imagen y semejanza.

 

Dr. E. ALFONSO.  Medico Fisiatra.

 

Madrid 20 de Junio de 1923.

Nada mejor que la astrología para saber lo que a uno le conviene comer: es decir, lo que debe comer conforme a su propia naturaleza, a su temperamento. Así, a una persona muy colérica le pueden convenir los alimentos fríos y vegetales (salvo, quizás, si es un deportista de élite y va a competir...). A una persona con temperamento melancólico (es decir, térreo: frío-seco), sin embargo, una dieta vegetal a base de ensaladitas y cosas así le puede hacer polvo, enfriándolo aún más y exacervando el desequilibrio humoral. En el Ayurveda esto es el pan de cada día, donde en cualquier libro medianamente bueno lo primero que hacen es cuantificar la proporción humoral, pero en nuestra tradición occidental también lo es, o lo fue hasta que se ha ido olvidando. Lo primero que se hacía en una carta era cuantificar el temperamento. No sería necesario acudir a la tradición oriental (más que como enriquecimiento "extra") si no renegásemos de la propia tradición, que ha dejado dicho cosas muy claras y muy útiles a este respecto. Obviamente la carne siempre tiene un componente tóxico y, si se quiere, kármico, pero es obvio también que no a todos nos sienta igual.

RSS

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio