Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

LOS PLANETAS, EL EJE NODAL Y LA LEY DEL KARMA ( Útil para Astrología Kármica ).

Tus Planetas, El Eje Nodal y la Ley del Karma. (Parte 1).

LOS PLANETAS.

De acuerdo con los Vedas los planetas son los instrumentos mediante los
cuales opera la ley del Karma.

El Sol, la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno, Rahu y Ketu son
llamados los 9 “Grahas” que en sánscrito significa: “que agarra” o “que atrapa”.

En el Brihat Parashara Hora Shastra, se menciona que: “Vishnu ( Dios) se
encarnó en la forma de los Navagrahas (9 planetas), para otorgar a los seres
vivos los resultados de sus Karmas o acciones. El asumió las auspiciosas
formas de los Grahas para destruir la fuerza de los demonios, sostener la
fuerza de los Devas (seres divinos o luminosos), y para establecer el Dharma
(orden cósmico)”

Los planetas , más allá de su enorme masa física y fuerza gravitacional, son
enormes campos de energía sutil, psíquica y espiritual, y es en este nivel que
tenemos que comprender sus efectos. Es en esta comprensión en lo que se
basa la ciencia de la astrología.

Es interesante que, de acuerdo a estudios de la astronomía moderna sobre
la formación de los planetas, hay solo ciertos puntos en el sistema solar
donde la materia puede condensarse suficientemente para formar planetas.

Estos son puntos de intersección entre las fuerzas gravitacionales del Sol con
las fuerzas exteriores del movimiento del polvo estelar, gases y partículas. En
estos puntos es donde esta materia se comienza a juntar y se forma el planeta.
Por lo tanto, parece que no es tanto la masa física del planeta lo que causa
sus efectos energéticos, sino mas bien la fuerza generada en estos puntos
astronómicos.

Cada planeta tiene una correspondiente frecuencia vibratoria, color, elemento
sutil, forma geométrica, e incluso una personalidad, con atracciones y
repulsiones, amistades y enemistades.

Cada persona e individuo está formado por una combinación específica
de estos planetas, y de ellos dependen sus características, atracciones
y repulsiones, conducta y personalidad.

Es interesante notar que en la astrología védica no se utilizan los planetas
llamados “externos”o sea: Urano, Neptuno, y Plutón, aunque hay menciones
en escrituras antiguas como el Mahabharata, que describen 3 planetas que
coincidirían con las posiciones y coordenadas de los planetas externos, y hay
suficiente evidencia histórica de que se conocían, a pesar de no ser utilizados
astrológicamente.

EL SOL.

El Sol como centro de nuestro sistema planetario, representa la posición central,
lo masculino, el rey, el alma, el gobierno y nuestra energía vital (junto con la Luna) .

Sin la energía del Sol no habría vida en nuestro planeta, por lo tanto el Sol
representa nuestra energía vital y nuestro sentido del Yo. Si bien el Sol representa
nuestra verdadera naturaleza, que es el alma o Atman, debido a la ignorancia
espiritual en la que se encuentra el ser humano, suele manifestarse como el yo,
la individualidad o ego.El Sol representa aquello con lo que uno se identifica.

Dependiendo de en que signo y en que casa está ubicado podemos deducir áreas
que serán importantes para la persona o áreas que el alma debe experimentar
para encontrar su ser interior.

Por su naturaleza fogosa el Sol es considerado en Jyotish un planeta maléfico ya
que suele traer dificultades en las áreas que afecta, esto se debe a que al uno
identificarse con un área determinada de la vida que no es el ser absoluto o alma,
lleva a una caída en la conciencia espiritual teniendo que experimentar como
consecuencia un sufrimiento, que nos llevará eventualmente al desarrollo de la
humildad y a reconocer nuestra verdadera naturaleza.

Representa también la autoridad central, el rey, el gobierno, el patrón o jefe. Si
el Sol está fuerte en la carta natal indicará una persona con cierta tendencia
autoritaria que tenderá a estar en una posición importante en la sociedad, o en
relación con el gobierno.

El Sol representa al padre o figura paterna, por lo que un Sol fuerte puede
representar también un padre poderoso o rico y una buena relación con él.

Un Sol fuerte en la carta natal indica un alma madura y una conciencia
desarrollada,
fuerte personalidad y una buena autoestima, sin embargo un Sol demasiado
fuerte o predominante puede llevar a una persona a ser demasiado autoritaria
o centrada en si misma, queriendo ser siempre el centro de atención y con
dificultades para
trabajar en grupo, recibir instrucciones de otros o para desarrollar la humildad.

Un Sol débil o afligido suele indicar una difícil relación paternal, baja autoestima,
baja vitalidad o problemas de salud.

El Sol rige al corazón, la circulación, la vista, la cabeza, dolores de cabeza,
crecimiento del cabello o calvicie, el abdomen y capacidad digestiva, fiebre o
sequedad.
Su constitución ayurvédica es Pitta o fogosa.

LA LUNA.

La Luna es considerada el astro más importante en la astrología védica debido
a su influencia en la mente y las emociones, las cuales son los instrumentos por
los cuales percibimos el mundo, actuamos y nos relacionamos con él, y siendo
responsables de todo el juego del karma.

La Luna refleja la energía del Sol y equilibra su fuego con su néctar fresco,
revitalizador y maternal.

Representa la mente, las emociones, el prana, la madre, la nutrición o alimentación,
el agua y los líquidos.

Es bien conocido el efecto de los ciclos lunares sobre la vida terrestre, las plantas,
las mareas, el clima, el ciclo femenino y la fertilidad, así como el estado anímico.
Una Luna fuerte o bien ubicada en la carta natal refleja estabilidad mental, buena
capacidad de concentración y para obtener bienestar y satisfacción emocional.

Una Luna afligida suele llevar a dificultades emocionales, desequilibrios sicológicos
o dificultades de salud.
Estudios estadísticos muestran que personas con enfermedades mentales suelen
sentirse más perturbadas durante la luna llena.

Las fases de la Luna creciente y menguante, afectan directamente los estados
sicológicos y fisiológicos del ser humano y de todos los seres vivos. El nacer con la
Luna creciente suele llevar a una personalidad más extrovertida, mientras que la Luna
menguante lleva a una personalidad más introvertida.

La posición de la Luna en la carta natal indicará la forma de pensar y sentir de la
persona y temas importantes para ella.

De acuerdo como estaba la Luna ubicada en el momento del nacimiento, determinará
los sucesivos períodos planetarios o Maha Dashas y por lo tanto es un elemento
importante para predecir las energías predominantes en diferentes momentos de la vida.

La Luna representa también la madre, y su posición será un indicador del tipo de
relación con la madre o bienestar de ella, lo que a su vez afectará invariablemente
el estado sicológico y la vida en general de la persona.

También representa la nutrición, el alimento y nuestras necesidades materiales para
sobrevivir, por lo que una Luna fuerte se considera una gran ayuda para superar las
dificultades de la vida.

Los efectos de una Luna débil puede compensarse a través de la meditación y otras
prácticas espirituales, viviendo el lugares calmos, en contacto con la naturaleza y
mediante colores blancos o claros.

Físicamente representa la fertilidad femenina, los fluidos corporales y mucosas,
los pulmones, las mamas y la zona del pecho.
Su constitución ayurvédica es Kapha o flemática, o parcialmente Vata o aire.

MARTE

Marte representa energía, coraje y acción. Un Marte fuerte y bien ubicado en la
carta natal representa al guerrero espiritual, ausencia de temor para enfrentar
dificultades o enemigos externos o internos, control sobre el propio cuerpo y
sobre la agresividad, mientras que un Marte afligido puede llevar o bien a una
persona temerosa o a una persona excesivamente agresiva o violenta.

Marte representa la guerra y la agresividad, pero dependiendo de su posición esta
puede tornarse una energía positiva y espiritual que ayude a vencer los obstáculos
y crecer espiritualmente, o tornarse en una fuerza destructiva causando daños,
lesiones, accidentes o pasiones muy difíciles de controlar.

Está orientado hacia la acción, iniciativa y la conquista de enemigos, pudiendo
llevar a una personalidad activa y emprendedora o por el contrario a alguien que
quiere dominar a otros por la fuerza.
Un Marte débil puede causar una disipación
ó perdida de energía en demasiadas direcciones, puede indicar debilidad o
problemas musculares por lo que el ejercicio físico será muy importante en este
caso para fortalecer la energía marciana.

Representa también a los hermanos, por lo que por su posición podemos inferir
sobre ellos, su bienestar y tipo de relación.

Marte también está asociado con la tecnología, construcción, habilidades
técnicas o mecánicas, matemática, computación, atletismo o deporte, medicina
o cirugía, presión sanguínea, policías y militares, dictadores, el fuego y las
explosiones.

Físicamente representa la médula, los músculos y fortaleza física, la cabeza,
los testículos y virilidad y la constitución ayurvédica Pitta o fogosa.

MERCURIO.

Representa el intelecto puro o buddhi, nuestra capacidad de discernimiento,
inteligencia, capacidad de comunicación y el lenguaje, el aprendizaje, la niñez
y juventud, los juegos, diversiones y los amigos.

Un Mercurio fuerte y bien ubicado nos indica una buena capacidad intelectual
y de aprendizaje, buena capacidad para la comunicación oral y escrita y
muestra también un deseo constante de aprender, pero también genera una
dualidad mental ya que siempre compara entre los pares de opuestos.

Si bien la Luna representa la mente subconsciente o emocional, Mercurio
representa la razón pura o mente práctica y conciente.

Un Mercurio demasiado predominante o fuerte puede sin embargo hacer a una
persona insensible o reprimir sus emociones, llevando a una naturaleza muy crítica.

Un Mercurio débil puede indicar a alguien que confiará en sus emociones o
intuición, más que en su intelecto racional, pero también puede traer problemas
de aprendizaje, dificultades en el habla, incapacidad para retener el conocimiento,
así como dificultades en el sistema nervioso.

Mercurio puede ser un planeta benéfico o maléfico dependiendo de los planetas
con los que esté asociado. Una persona puede ser inteligente pero utilizar su
inteligencia con un propósito egoísta o destructivo si Mercurio está afligido por
planetas maléficos.

Físicamente representa a la piel y vías respiratorias, y su constitución ayurvédica
es Vata o aire.

JÚPITER.

Júpiter representa el Maestro o Guru, la sabiduría, religión, la bondad, la buena
suerte y la expansión.

Brihaspati ,en los Vedas, es llamado el Guru de los Devas o seres celestiales y
es representado como un sacerdote lleno de sabiduría, rectitud, justicia,
bondad y deseos de bendecir y dar prosperidad a todos.

La posición de Júpiter en la carta natal indicará las formas de aprendizaje espiritual,
tipo de fe o religión, maestros y prosperidad material.

Es considerado el planeta más benéfico en el zodíaco puesto que su naturaleza
es siempre de dar sin esperar nada a cambio.
Suele bendecir o expandir las áreas relacionadas a su ubicación, sin embargo
para algunos ascendentes Tauro o Libra o Capricornio, la energía de Júpiter puede
ser adversa o difícil de manejar, por ser regente de casas de dificultad.

Un Júpiter fuerte y bien ubicado indicará optimismo, fe, interés por la filosofía y
religión, sentido de la rectitud y justicia, contacto con Maestros o sabios y una
buena prosperidad causada por un buen karma o tendencias espirituales previas.
Es muy común en las cartas natales de personas religiosas o sacerdotes,
maestros o docentes, filósofos, jueces, abogados o personas prósperas.

Sin embargo en algunos casos un Júpiter excesivamente fuerte puede llevar a
que la persona no haga ningún esfuerzo por mejorarse en la vida o un optimismo
excesivo que lo lleve a estancarse espiritualmente.

Júpiter afligido suele indicar dificultad para obtener buenos Maestros en la vida
o difícil relación con ellos, llevando en algunos casos a relacionarse con un
Maestro deshonesto, puede llevar a una falta de fe y optimismo en la vida, o a
una orientación más materialista, o a dificultades materiales que no permiten
la expansión de la conciencia hacia lo espiritual.

También Júpiter representa hijos y en el caso de la mujer, representa al marido.
Un Júpiter débil puede indicar dificultades maritales, mala salud del marido,
dificultades con hijos o para tener hijos.

Físicamente esta relacionado con las grasas, acumulación de fluidos, la obesidad,
el hígado, el páncreas y el metabolismo del azúcar, caderas y pies. Su naturaleza
es Kapha o flemática.

(ver la continuación en la Parte 2).
Autor: Krishna, Alan Wiuker.
Difusor: Hugo Raúl Grecco.

Visitas: 249

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

muy interesante  , y de mucha  utilidad ,bien documentada  .gracias, donde busco la segunda parte ?

es bueno dar una repasada siempre al significado de los planetas y su simbologia.. esta muy bien explicado...gracias por compartir...

gracias toda una enseñanza , maestro,  cada dia estas mejor , un placer conocerte , namaste yulamit

Hola Hugo Raul, buen artículo y muy útil, gracias por tu aportación.

RSS

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio