Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

UNO NUNCA DEJA DE SORPRENDERSE: SOBRE LO “CIENTÍFICAMENTE CORRECTO”

Hola a todos:

 

Quería hacer partícipes a todos los amigos del foro de la declaración del astrónomo del Vaticano, José Gabriel Funes, que ha estado impartiendo una conferencia en Zaragoza (España), mi ciudad.

 

Me ha sido imposible conseguir la página escaneada, pero os transcribo su declaración:

 

(…) Lo que ya no le cuadra es el pronóstico que ofrecen los horóscopos. Él nació a finales de enero y es consciente de que le corresponde ser Acuario. Pero, más allá de ese dato, ni los lee ni los cree. «No hay ningún fundamento para ello. Y mi crítica no es religiosa, sino científica», arguye Funes.

 

Antes de nada me gustaría resaltar la pregunta torticera del periodista, mezclando la Astrología con los extraterrestres, que es lo que se suele hacer en muchas entrevistas y artículos para fijar posiciones, y comenzar ya desprestigiando y poniendo en ridículo a la Astrología; ante todo buena fe e igualdad. Esperemos que en un futuro no tengamos que leer cosas como «¿qué opina usted de los extraterrestres, los horóscopos, el terrorismo internacional y esas cosas?»

 

Pero lo que me sorprende más es la declaración del susodicho. Un clérigo desprestigia a la Astrología porque no es científica. ¡Vamos a ver, vamos a ver, porque yo igual me he perdido algo…! ¿Hace falta hacer un nuevo listado de los dogmas de la Iglesia y de los textos bíblicos que son incompatibles con la ciencia actual que este señor esgrime? No, no creo que haga falta. Podría ser muy largo.

 

Segundo. Un señor que vive en el Vaticano, lugar que históricamente ha estado vinculado con la Astrología y que supongo que habrá estudiado algo de historia de la Iglesia y de las religiones, ¿sólo es capaz de decir esto?

 

En fin, allá cada uno que aguante su vela y tire piedras sobre su propio tejado, esgrimiendo la ciencia materialista desde una opción contraria. Luego que no se quejen cuando científicos positivistas publican libros titulados como “La religión, ¡vaya cuento!” y que la gente cada vez vaya menos a las iglesias. Aquí, ante todo hay que ser “científicamente correcto” (término éste que me acabo de inventar ), y pasar por el aro para que no nos quemen o digan que somos malos y carcas. Pero cuando un clérigo ataca a una disciplina que comparte origen con la religión esgrimiendo la ciencia positivista, aquí falla algo…

 

Solamente me gustaría apuntar que esta tendencia a lo “científicamente correcto” se viene observando también en nuestro colectivo astrológico y en el mundo del esoterismo en general. Se mendiga, sí, se mendiga que un científico, una universidad, un físico, etc, haya dicho que la Astrología puede ser verdad. Y eso sí es preocupante.

 

Con lo de “científicamente correcto” no me refiero a la Ciencia, me refiero a lo “científicamente correcto”, a la ciencia materialista positivista más o menos “oficial”. A lo que hay que creer si se quiere medrar en la institución, si se quiere publicar, si se quiere entrar en el circuito universitario o si se quiere llegar a ser director de un planetario o de una ciudad de las artes y las ciencias, por ejemplo.

 

¿No nos suenan demasiado “experimentos que van a demostrar científicamente la astrología” “astrólogo científico”, “curso de astrología científica”?  ¿Qué complejo de inferioridad tenemos, tiene la Religión, tiene la Filosofía, respecto a la Ciencia? Hemos transformado la Filosofía, que era una forma de vida muy concreta cuyo fin era conocernos a nosotros mismos y trascender, en una justificación de la Ciencia. Hemos transformado la Religión que era un modo de conectar con la naturaleza y evolucionar en una especie de subcreencia moralista o un refugio para desesperados y fracasados de la vida cuando no queda más salida. ¿Vamos a transformar  también a la Astrología, esta ciencia de luz en una especie de curiosidad histórica, en una mendiga del científico de turno? ¡Por Dios! La ciencia materialista positivista no tiene ni 3 siglos y nos ha llevado a un momento histórico en el que a cambio de ciertas comodidades nos hemos alejado de nosotros mismos y de la naturaleza como nunca había ocurrido.

 

Aquí no es cuestión de experimentar con un método u otro, o despreciar la técnica, pero tenemos que tener claro que el paradigma con el que se parió la Astrología no es el actual. El concepto de mente, del tiempo, la imbricación con lo natural, no son la de la ciencia materialista positivista. No lo es, y ningún científico va a demostrarlo ni la comunidad científica actual va a aceptarlo. Cuanto antes lo aceptemos y nos pongamos a trabajar en investigar el paradigma clásico y actualizarlo (que no inventarlo de nuevo), antes podremos cambiar nuestras sociedades hacia formas más humanas y naturales.

 

Por ejemplo, y como explica John Frawley, el concepto de tiempo astrológico (o por lo menos el astrológico desde hace 5000 años hasta ahora, porque a saber ahora lo que se puede entender por  Astrología) es tan distinto al que utiliza el científico materialista positivista que es imposible realizar un experimento “científico” para validar la astrología. El científico materialista positivista cree en un tiempo lineal y homogéneo; la Astrología es el estudio de los momentos temporales y su proyección. Son dos formas de ver lo mismo completamente distintas. No tienen porqué ser excluyentes, el astrólogo tiene un reloj porque es una herramienta útil para organizar y medir el tiempo, pero no podemos utilizar al tiempo como una variable homogénea en un laboratorio alejado de la vida, porque el tiempo no es así para el astrólogo. Para el astrólogo cada momento es distinto, está conectado con otros momentos a través de ciclos y lo caracteriza a través del movimiento planetario. Y esto un científico materialista positivista no puede aceptarlo nunca, y si lo acepta es porque ha cambiado su paradigma, y por lo tanto ya no es un científico materialista positivista.

 

Estos conceptos como el tiempo, la mente, etc., no son conceptos aislados. Son columnas en las que se apoyan concepciones del universo, del hombre, del cosmos. Como dice mi maestro de Astrología Mariano Aladrén, “según por que puerta entras, sales por otra”. Unos conceptos nos llevan a desarrollar ideas, teorías, formas de entender la vida, el hombre, la sociedad.

 

Los astrólogos tenemos una rica tradición, no sólo de técnicas, sino de cultura y de cosmovisión. ¡No la perdamos! No perdamos el rico legado del mundo clásico por un paradigma que tras 3 siglos ya empieza a tambalearse y que no nos va a hacer crecer como seres humanos.  Nosotros no somos mendigos de nadie ni tenemos nada de lo que avergonzarnos, y sí mucho que compartir y mostrar a nuestras sociedades.

 

¡A ello!

Visitas: 391

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Hola.

 

Mira. Tiene razón. Vivimos en la era (ahora cristiana) de Piscis, donde reina el humanismo, las universidades están llenas de gente estudiando filosofía y los derechos humanos están en todo el mundo.  Las eras astrológicas no tienen nada que ver con las constelaciones, los planetas en su órbita alrededor del Sol unas veces van hacia adelante y otras hacia atrás, como la canción de Ricky Martin, y los historiadores más afamados hablan abiertamente de su teoría de las eras en las universidades. Los signos son sólo cálculos astronómicos (del tema de las triplicidades, etc ni hablamos…), la astrología es un arte adivinatorio y ahora no es lícito adivinar el futuro.

 

Ya no voy a perder más tiempo en rebatir esto porque hemos llegado al absurdo. Solamente volver a animar, visto lo visto, a los amigos de “Astrología culta y erudita” a estudiar la Astrología clásica. Los inventos modernos ya podemos comprobar a qué lugar nos llevan…

 

Si quieren aprender Astrología mundial, acudan a textos como “La Verdadera Astrología” de Jonh Frawley, estudien las grandes conjunciones de Abu Massar, a Morin de Villefranche,  el artículo que dice el amigo Templario en su comentario; en fin, hay muchos textos donde estudiar.

 

Un saludo.

De todas formas, yo en mi cyber-libro no trato de las planetas sino solamente del movimiento terráqueo de la precesión de los equinoccios.

Los historiadores cuando detallan lo averiguado hasta ahora coinciden en lo que se da a conocer mediante la Ley Periódica de la Historia. Así la Época de los descubrimientos geográficos es la sub-era Sagitario (1400-1575), la Época de las invenciones técnicas es la sub-era Acuario (1750-1925), la Época del crecimiento y proliferación urbana (del fenómeno de la "urbanización salvaje" que menciona el profesor medievalista Jacques Le Goff) es la sub-era Libra (1050-1225), la Época de los grandes emperadores romanos (nunca en la Historia de la Era cristiana de Piscis ha habido líderes tan poderosos e influyentes) es la sub-era Aries (0-175), etc. Verá que todo eso se corresponde con las características de los signos mencionados, así a Sagitario le gusta explorar y viajar, a Acuario le agrada inventar para salir de la rutina, Libra es muy sociable y social creando ciudades para vivir en compañia, Aries es dominante y es un signo que proporciona grandes líderes, etc.

De todas formas, no tiene por qué rebatir lo que es verdadero. Aquí no hay ningún invento, ya ve que es lo que hay. Si usted quiere ignorarlo, es su problema. Yo simplemente informo. Esto también tiene que ver con los signos del Zodiaco y por eso lo explico aquí. No hay que ser tan clásico y conservador pues a veces se producen novedades científicas. Lo que es absurdo es no querer avanzar en el conocimiento. No conozco a John Frawley y eso de la "verdadera astrología" parece petulante. El arte adivinatorio se produce cuando no se constatan regularidades en el pasado que confirmen las tendencias que se producirán en el futuro y las que se producen en el presente. Por cierto y hablando del presente, me ha emplazado a contestarle que qué ocurría a partir del 13 de abril de este año (Expansión humanista de gran inarmonía) y así lo he hecho mediante una noticia-muestra procedente de los EE. UU.

Acerca del tema de las constelaciones, el sr. Manel Botella también saca de dudas.

El señor Manel Botella, en el texto que escribe en esta discusión, pone bien claro que

 

El signo de Aries ocupa los treinta primeros grados de la ecliptica a contar desde el punto Gamma, Tauro los treinta grados siguientes.>>.

 

¿Entonces que hacemos mirando las constelaciones que hay detrás en el punto vernal? ¿Cuáles son las dudas de las que saca ésto?

Desde la barrera del circo, me parece interesante y a la vez que instructivo, abrir cada día el buzón de correo y leer como la fuerza de los hijos de Ixión y Náfeles que se debaten sin descanso y pausa en esclarecer el orden. Pero a la vez, no dejo de pensar como esta energía se pierde tras ser expuesta, sin ser utilizada para fines comunes de mayor utilidad.


Y es que si nos hemos basado en un calendario, cuyo origen es erróneo, así admitido, pero no corregido. Ideado por Dionisio el Exiguo (c. 470 – c. 544), llamado así por su escasa estatura por encargo del papa Juan I  (523-526), para establecer como año primero el del nacimiento de Cristo, ideando así el Anno Domini ("año del Señor") fundamento de las siglas AD.

 

Y es que no solo existen errores admitidos y no corregidos (ahora estaríamos en el año 2018, (+7 años)) en el calendario. Es que también los hay en el establecimiento de los días de la semana. El orden verdadero de los días de la semana desde el punto de vista cósmico: Después del Sábado que es el séptimo día, sigue Lunes, miércoles, viernes, domingo, martes, jueves y sábado. Este es el auténtico y legítimo orden Cósmico.

 

El establecimiento de la hora tampoco es la real, teniendo que ser corregida no solo dos veces al año. Aquí en Rusia, el gobierno ha desertado de los organismos internacionales, para seguir cambiando la hora. “La primera en la frente”.

 

Y es que además, el huso horario, tampoco es la real. ¿Nos podíamos imaginar un uso horario en el que el reloj se acelera ligeramente y se ralentiza ligeramente a lo largo del día?, pues debería ser así. ¡Ala, a tirar por la borda todos los relojes!.

 

Pues esa es la realidad. Una realidad establecida para la conveniencia de las religiones. Las mismas que han originado este debate y que han sometido al mundo a un caos en la identidad de la base del tiempo y que nos obliga a pagar las consecuencias de semejante disparate. Y es que por lógica deductiva, si a medida que nos alejamos de la naturaleza, ésta nos “latiguea”, a medida que nos acercamos a ella, nos premia.

 

Y es que si es importante conocer el comienzo de las eras, también es importante establecer el tiempo en el orden cósmico, para que cada uno podamos hacer las tareas diarias en el orden sincrónico en la que se basa nuestra vida y nuestro futuro. Y es que esto, sres. mios, es solo una tarea de astrólogos, a la que estamos moralmente obligados, porque se nos ha entregado conocimientos y herramientas para comunicar al mundo, la verdad. Y es que de no ser así, la deuda con EL, seguirá incrementándose.

¿Seremos capaces de ponernos de acuerdo?. ¿O una vez más habrá que recurrir al trabajo en equipo con anglosajones, que organizan bien el trabajo en equipo porque es espíritu latino es individualista?. Interesante será el resultado.

No entro en temas de calendario ni de medidas del tiempo, pero todo coincide en la Ley Periódica de la Historia. Eso es lo que voy analizando y verificando para ustedes. Fíjese en dos ejemplos: la extensa relación de descubrimientos geográficos entre 1400 y 1575 (sub-era o Época Sagitario, el signo viajero y explorador por antonomasia) y la extensa relación de invenciones técnicas entre 1750 y 1575 (sub-era o Época Acuario, el signo inventor por antonomasia del Zodiaco; y aún yo me he quedado corto en esa relación teniéndola que ampliar cuando pueda).
Ver en:
http://www.calameo.com/books/0003587623af235e09295

Hola Quique. Permiteme aclarar los conceptos, otra vez hechando mano al libro de Maria Dolores de Pablos.

En la pagina 137 y 138  transcribo lo siguiente.

¿Cual es astrologicamente, la funcion que el Zodiaco desempeña, y por que es tan importante en Astrologia?....Se podria contestar a esa pregunta diciendo que se trata de un campo ultrasensible, que con relacion a la Tierra, sirve a modo de reflector y catalizador de las distintas influencias cosmicas, las cuales recoge y modula y proyecta sobre nuestro mundo, para que tales fuerzas precedentes del Sistema Solar, y de la Galaxia, y aun mas alla de esta, puedan relacionarse con el acontecer humano.>>

Por todo ello queda ya claro, que los campos de fuerza o sectores de zodiacales de 30º se nutren de las cualidades del Zodiaco de las constelaciones, de diferente longitud ascensional, -corta y larga-.

Por otra parte el movimiento de precesion de los equinoccios da por origen las grandes eras de +-25000, gran año, es asi que en el caso de la Astrologia Hindu denominada sideral, considera este movimiento fundamental.

 

Jose Luis de Pablos, ha estudiado el ciclo de Urano Neptuno muy profundamente Espacio y Simbolo en Astrologia, las conjunciones magnas de este par planetario se van sucediendo de dos en dos en todo el recorrido de los signos, y marcan pautas historicas muy precisas, en mi opinion de naturaleza evolutiva. Que por otra parte como muy bien explica el compañero Carles la era de Piscis es o puede ser el decorado o contexto en el que se desarrolla la obra humana, con sus aciertos y errores-

 

A continuacion estaba ahora pensando en el titulo del libro de Jose Luis de Pablos, que efectivamente, el espacio se auna con el simbolo que hay detras, en ese caso la constelacion.

Un fraternal abrazo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si se fija en la bibliografía, yo ya acudo a todos los historiadores (y, de entre estos, los más concienzudos) y así mi cyber-libro esta repleto de citas.

El debate planteado creo debe centrarse en si esta técnica de las eras tiene algún referente en la tradición astrológica, partiendo de que dicha tradición basa todo su modelo de “largo periodo” en los ciclos de los planetas y no en armónicos solares siderales (signos zodiacales).

Creo recordar ,y si no se me corrija, que la primera vez que aparece esta técnica al mundo occidental en el texto  “Concepto rosacruz del cosmos” de Max Heindel de los rosacruces de AMORC, y su descripción es vaga y tendenciosa a su especial esoterismo.

Creo que lo que pregunta Quique, es si existe alguien que haya rastreado el origen y fundamento de esta técnica con el modelo natural clásico de la astrología, o simplemente es un implante mas de los "esoterismos ilustrados" que en su incapacidad de acceder a las fuentes autenticas, produjeron injertos seudo astrológicos, que calmaran la sed del racionalismo imperante.

Las técnicas dadas por la tradición están avaladas por el modelo natural y reiteradamente probadas en su acierto como lo demuestra los datos históricos y bibliográficos que disponemos.

La pregunta seria ¿esta técnica mejora o no la clásica en sus resultados?¿se puede adaptar al entorno geográfico e incluso al natal de una persona como la mundial clásica permite?¿permite predecir pandemias o cataclismos atmosféricos? ¿permite establecer cambios de dinastías reinados gobiernos guerras y en que lugares?.

Si esto no es así, lo prudente sensato y racional es seguir con lo que si da eficacia y detalle, frente a lo genérico e impreciso.

Ver mi ponencia en: a href="http://www.conchitamorera.com>" target="_blank">www.conchitamorera.com>;

pestaña de publicaciones astrología clásica

 

Un saludo

Maqx Hendel, es fundador de la Fraternidad Rosacruz"

No tiene nada que ver con al ANTIGUA Y MISTICA ORDEN ROSAE CRUZIS, A.M.O.R.C,  organizacion cuya sede principal de encuentra en San Jose, California (USA), dedica su estudio a varias aspectos esotéricos, excepto la astrologia, la cual deja en manos de otras organizaciones . sobre rosacruces es bueno dejar claro que el termino es usado por varias organizaciones incluida un grado de la masonería de rito escoces, la mas extendida es A.M.O.R.C que se dedica a la formación del hombre para la vida , el dominio de la vida y no niega la astrología, simplemente no esta en su campo de estudio, la Fraternidad Rosacruz Max Heidel de si desde luego. 

La Astrología Mundial y la Precesional no tratan sobre un país en particular, sino sobre todo el orbe terráqueo. Las Eras abarcan todo el mundo. Los que quieran predecir aquello que le pueda acontecer a un país en particular hacen otro tipo de astrología, pero que es secundaria ya que ninguna nación está aislada y, por tanto, lo primero es saber lo que pasa globalmente en el mundo. A partir de ahí, se pueden desarrollar muchas técnicas, pero el tronco es más importante que las ramas.

RSS

© 2019   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio