Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

UNO NUNCA DEJA DE SORPRENDERSE: SOBRE LO “CIENTÍFICAMENTE CORRECTO”

Hola a todos:

 

Quería hacer partícipes a todos los amigos del foro de la declaración del astrónomo del Vaticano, José Gabriel Funes, que ha estado impartiendo una conferencia en Zaragoza (España), mi ciudad.

 

Me ha sido imposible conseguir la página escaneada, pero os transcribo su declaración:

 

(…) Lo que ya no le cuadra es el pronóstico que ofrecen los horóscopos. Él nació a finales de enero y es consciente de que le corresponde ser Acuario. Pero, más allá de ese dato, ni los lee ni los cree. «No hay ningún fundamento para ello. Y mi crítica no es religiosa, sino científica», arguye Funes.

 

Antes de nada me gustaría resaltar la pregunta torticera del periodista, mezclando la Astrología con los extraterrestres, que es lo que se suele hacer en muchas entrevistas y artículos para fijar posiciones, y comenzar ya desprestigiando y poniendo en ridículo a la Astrología; ante todo buena fe e igualdad. Esperemos que en un futuro no tengamos que leer cosas como «¿qué opina usted de los extraterrestres, los horóscopos, el terrorismo internacional y esas cosas?»

 

Pero lo que me sorprende más es la declaración del susodicho. Un clérigo desprestigia a la Astrología porque no es científica. ¡Vamos a ver, vamos a ver, porque yo igual me he perdido algo…! ¿Hace falta hacer un nuevo listado de los dogmas de la Iglesia y de los textos bíblicos que son incompatibles con la ciencia actual que este señor esgrime? No, no creo que haga falta. Podría ser muy largo.

 

Segundo. Un señor que vive en el Vaticano, lugar que históricamente ha estado vinculado con la Astrología y que supongo que habrá estudiado algo de historia de la Iglesia y de las religiones, ¿sólo es capaz de decir esto?

 

En fin, allá cada uno que aguante su vela y tire piedras sobre su propio tejado, esgrimiendo la ciencia materialista desde una opción contraria. Luego que no se quejen cuando científicos positivistas publican libros titulados como “La religión, ¡vaya cuento!” y que la gente cada vez vaya menos a las iglesias. Aquí, ante todo hay que ser “científicamente correcto” (término éste que me acabo de inventar ), y pasar por el aro para que no nos quemen o digan que somos malos y carcas. Pero cuando un clérigo ataca a una disciplina que comparte origen con la religión esgrimiendo la ciencia positivista, aquí falla algo…

 

Solamente me gustaría apuntar que esta tendencia a lo “científicamente correcto” se viene observando también en nuestro colectivo astrológico y en el mundo del esoterismo en general. Se mendiga, sí, se mendiga que un científico, una universidad, un físico, etc, haya dicho que la Astrología puede ser verdad. Y eso sí es preocupante.

 

Con lo de “científicamente correcto” no me refiero a la Ciencia, me refiero a lo “científicamente correcto”, a la ciencia materialista positivista más o menos “oficial”. A lo que hay que creer si se quiere medrar en la institución, si se quiere publicar, si se quiere entrar en el circuito universitario o si se quiere llegar a ser director de un planetario o de una ciudad de las artes y las ciencias, por ejemplo.

 

¿No nos suenan demasiado “experimentos que van a demostrar científicamente la astrología” “astrólogo científico”, “curso de astrología científica”?  ¿Qué complejo de inferioridad tenemos, tiene la Religión, tiene la Filosofía, respecto a la Ciencia? Hemos transformado la Filosofía, que era una forma de vida muy concreta cuyo fin era conocernos a nosotros mismos y trascender, en una justificación de la Ciencia. Hemos transformado la Religión que era un modo de conectar con la naturaleza y evolucionar en una especie de subcreencia moralista o un refugio para desesperados y fracasados de la vida cuando no queda más salida. ¿Vamos a transformar  también a la Astrología, esta ciencia de luz en una especie de curiosidad histórica, en una mendiga del científico de turno? ¡Por Dios! La ciencia materialista positivista no tiene ni 3 siglos y nos ha llevado a un momento histórico en el que a cambio de ciertas comodidades nos hemos alejado de nosotros mismos y de la naturaleza como nunca había ocurrido.

 

Aquí no es cuestión de experimentar con un método u otro, o despreciar la técnica, pero tenemos que tener claro que el paradigma con el que se parió la Astrología no es el actual. El concepto de mente, del tiempo, la imbricación con lo natural, no son la de la ciencia materialista positivista. No lo es, y ningún científico va a demostrarlo ni la comunidad científica actual va a aceptarlo. Cuanto antes lo aceptemos y nos pongamos a trabajar en investigar el paradigma clásico y actualizarlo (que no inventarlo de nuevo), antes podremos cambiar nuestras sociedades hacia formas más humanas y naturales.

 

Por ejemplo, y como explica John Frawley, el concepto de tiempo astrológico (o por lo menos el astrológico desde hace 5000 años hasta ahora, porque a saber ahora lo que se puede entender por  Astrología) es tan distinto al que utiliza el científico materialista positivista que es imposible realizar un experimento “científico” para validar la astrología. El científico materialista positivista cree en un tiempo lineal y homogéneo; la Astrología es el estudio de los momentos temporales y su proyección. Son dos formas de ver lo mismo completamente distintas. No tienen porqué ser excluyentes, el astrólogo tiene un reloj porque es una herramienta útil para organizar y medir el tiempo, pero no podemos utilizar al tiempo como una variable homogénea en un laboratorio alejado de la vida, porque el tiempo no es así para el astrólogo. Para el astrólogo cada momento es distinto, está conectado con otros momentos a través de ciclos y lo caracteriza a través del movimiento planetario. Y esto un científico materialista positivista no puede aceptarlo nunca, y si lo acepta es porque ha cambiado su paradigma, y por lo tanto ya no es un científico materialista positivista.

 

Estos conceptos como el tiempo, la mente, etc., no son conceptos aislados. Son columnas en las que se apoyan concepciones del universo, del hombre, del cosmos. Como dice mi maestro de Astrología Mariano Aladrén, “según por que puerta entras, sales por otra”. Unos conceptos nos llevan a desarrollar ideas, teorías, formas de entender la vida, el hombre, la sociedad.

 

Los astrólogos tenemos una rica tradición, no sólo de técnicas, sino de cultura y de cosmovisión. ¡No la perdamos! No perdamos el rico legado del mundo clásico por un paradigma que tras 3 siglos ya empieza a tambalearse y que no nos va a hacer crecer como seres humanos.  Nosotros no somos mendigos de nadie ni tenemos nada de lo que avergonzarnos, y sí mucho que compartir y mostrar a nuestras sociedades.

 

¡A ello!

Visitas: 399

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Esto que usted explica está bien si se refiere a una argumentación como la que sigue: "Yo por la noche siento más frío que por el día, pero si es una noche de invierno siempre yo voy a sentir más frío que en una noche de verano." Es decir el ciclo de traslación (ciclo de largo plazo: un año) que dura más, interesa tanto como el de rotación (ciclo de corto plazo: un día) que dura menos. Interesa saber que en la noche refresca más como que en invierno hace más frío. Interesan conocer ambos ciclos para poder abrigarnos adecuadamente.
Efectivamente. A mí me interesa saber cuándo me tengo que abrigar, sembrar, dormir, y todas esas cosas que solemos hacer las personas para no morirnos. SI vivimos en una época de calentamiento o enfriamiento, eso modificará algo las temperaturas, pero aunque estemos en un calentamiento global (o lo que nos quieran decir los científicos en cada momento), a mí no se me ocurrirá salir en pleno diciembre en manga corta.

En primer lugar, cualquier tratado que incluya argumentos zodiacales o no tiene que tener tres cualidades: novedad, utilidad y verificabilidad; y a partir de ahí yo entiendo que ya es una tesis científica. Lo demás son hipotesis o especulaciones.

No se puede nunca decir que una tesis de investigación o de recopilación de datos sea anticientífica meramente porque incluya arquetipos o signos zodiacales. El que diga esto crea un prejuicio previo y esta actitud sí que seria anticientífica.

 

Me parece muy bien todo esto. Es más me da exactamente igual lo que la "Ciencia" opine o deje de opinar. Antes del descubrimiento del método científico (que hoy se ha hecho sinónimo de ciencia y encima nos lo hemos creído) el ser humano ya desarrolló ciencia, conocimento, y resolvía problemas y descubría cosas. Como llevo tratando de explicar desde hace varios días, por mi parte no tengo ningún complejo en este sentido.

 

Respecto a la tesis de investigación con signos zodiacales, estoy de acuerdo en que no se le debe tratar de anticientífica. Simplemente me atrevería a sugerirle que no la presente en ningún foro científico o académico, porque dudo bastante que cualquier científico positivista se moleste ni siquiera en leerla. De todas formas le deseo mucha suerte si lo hace.

El licenciado en Historia del Arte sr. Joan Marimón i Padrosa presento a finales del siglo pasado su tesis sobre astrologia e historia del arte y obtuvo la calificación de sobresaliente en la Universitat de Barcelona; además se ha publicado en el libro: "Historia del Arte a través de la Astrologia". Su tesis tiene el apoyo de los catedráticos doctores José Fernández Arenas y José Antonio González Casanova, entre otros.

Si usted se fija en mi tratado sobre las Eras, verá perfectamente como todo es predecible. Pero ocurre, y esto es la novedad, que las Eras se dividen y subdividen en ciclos exactos. Por eso podemos prevenir el curso de los acontecimientos con gran exactitud, más que si tuvieramos en cuenta solamente a las Eras en si pues entonces serian ciclos bimilenarios de los cuales apenas tenemos experiencia histórica. Esta novedad a la que me refiero es la que aporta el (gran) astrólogo Boris Cristoff.

Mi tratado se puede leer "on-line" en:

http://www.calameo.com/books/0003587623af235e09295

Aunque yo poseo una versión más actualizada que se la puedo mandar.

Por lo demás, no entiendo el poema.

Supongo que sí que es de interés público saber efectivamente que un período de 2100 años es humanista, parece que a usted le da igual o que prefiere limitar el conocimiento de la gente.

 

Respecto a su libro. No es que quiera quitarle ningún mérito, pues me parece un trabajo interesante, pero a mí, más que predecir, lo que me parece es que es un método de descripción de cosas que ya han sucedido con un lenguaje astrológico.

 

El poema que he transcrito da la fecha de 1790 con 50 años de antelación aproximadamente y dice que el rey de Francia caerá. Para mí eso es predecir algo. Porque si a mitad del siglo XVIII alguien dice que la monarquía absoluta iba a caer no había ningún indicio de ello.

 

Para finalizar, le recomendaría que si usted participa en debates en foros públicos esté un poco más abierto a que otras personas no acepten sus teorías y las rebatan, pues precisamente para eso son foros públicos. Con su actitud de decir que yo quiero "limitar el conocimiento de la gente" usted lo único que demuestra es que no tiene argumentos con los que rebatir y por eso acaba en la crítica personal. Creo que en ningún momento y en ningún debate he tratado de limitar el conocimiento de nadie; he explicado las cosas en la medida de mis posibilidades cuando se me ha solicitado, y como participante en un foro público rebato comentarios y doy argumentos. Podré estar equivocado o no  (sólo soy un estudiante de astrología, no he descubierto estas grandes teorías como usted) pero en cualquier caso nadie tiene derecho a decir que yo trato de limitar el conocimiento a nadie o que el humanismo me da igual.

 

 

Solamente yo le he dicho que es posible predecirlo todo mediante la Ley Periodica de la Historia, no que mi trabajo consista en una prediccion. Lo que pasa es que si analizamos y observamos las constantes del pasado, es entonces cuando podemos extrapolarlas al presente y al futuro para prevenir tendencias.

Hola.

 

Mira. Voy a dejar aquí ya este tema porque veo que esto no nos lleva a ningún lado. Si ahora son los de historia del arte los referentes para entender la Astrología, apaga y vámonos...

 

Repito que el hacer un repaso histórico con un lenguaje astrológico puede estar muy bien. A lo mejor es que cuando hablamos de predicción nos referimos a dos cosas distintas.

 

Para mí, lo que usted predice en su libro, tal como que el 14/04/2011 es un periodo de "expansión humanista de gran inarmonía" no es predecir nada, sino especular con cosas difícilmente comprobables, o cuando afirma que en 2004 hubo un momento en que la Iglesia católica pasó por una grave crisis; seguro que si echamos mano de los periódicos nos encontraremos noticias de casos de pederastia que servirán para confirmar que las predicciones son ciertas. La realidad: no creo que fuera un periodo especialmente malo ni bueno. ¿Qué es una "expansión humanista de gran inarmonía"? Pues lo mismo. Se me ocurre: como la OTAN está interviniendo en Libia para llevar la paz, pero lo hace a través de la guerra, está claro que es un humanismo, pero inarmónico. ¿Es eso no? Como Rajoy es un gran humanista, pero hay una crisis económica y él sube en las encuestas, pues está claro lo que quiere decir.

 

Lo dicho. Sólo animo a los amigos de "Astrología culta y erudita" a que busquen en la tradición clásica los grandes ciclos de tiempo. Por supuesto, con esos grandes ciclos no se puede "predecir todo". Ya decían los clásicos (muy humildes ellos, que eran capaces de predecir el día exacto de la muerte de alguien, pero aún así decían que todo está sujeto a la Providencia) que todo está bajo la voluntad de Dios, pero les puedo asegurar que con el método clásico podrán encontrar buenos resultados. Podrán predecir el comportamieto de la bolsa en una semana o incluso día concreto, podrán predecir el tiempo en su ciudad, conocer las tendencias de la política en su zona, conocer qué personas se sincronizan mejor con los ciclos  políticos, etc, etc. Y cómo todo eso nos puede afectar a nosotros concretamente a través de nuestro natal. Cómo podemos emplear técnicas para amortiguar estas influencias, si podemos aminorar algo las cosas cambiando de latitud en nuestro cumpleaños, etc, etc.

 

No se dejen llevar por estas tendencias nueva era; investiguen en la tradición clásica. Observen a los planetas que son los que se mueven en el zodíaco y como los mensajeros que nos hablan las tradiciones antiguas nos reflejan la luz del Sol (la imagen de Dios), observen las lunaciones, que hacen posible que las cosas se manifiesten o no en la tierra. Observen la entrada del Sol en los cuatro cuartos, pues no sólo observaremos acontecimientos, sino también los cambios en la atmósfera y en nosotros mismos.

 

Observen estas teorías new age. Todavía nadie me ha contestado por qué a las constelaciones se le aplican las características de los signos si parece que todos tenemos claro que no son lo mismo. ¿Cuándo comienza una era? Ni los seguidores de estas teorías se ponen de acuerdo. Si como dicen, lo que está arriba se refleja abajo, ¿por qué no se hacen natales u horarias con este modelo? ¿Por qué nadie hace predicciones que sean comprobables: climatología, bolsa, gobiernos?

 

En fin. Preguntas, preguntas.

 

De todas formas, como  le decía en el anterior correo. Le deseo muchas suerte con su trabajo. Yo una cosa que tengo clara es que ahora mismo, tal como están las cosas, para la Astrología es una victoria el que sembremos dudas en las personas reacias a ella. Si su libro sirve para que en alguna persona surja la duda de si la Astrología puede ser real, bienvenido sea. A mí, cuando comencé a estudiar Astrología, estas teorías despertaron mi curiosidad. Simplemente que no me quedé ahí y he continuado investigando y encontrando respuestas. Pero fueron un comienzo...

 

 

Hola a todo/as.

ejem ejem. Centremonos

Este debate esta originado por las declaraciones negativas y tendenciosas de un clerigo.

Tenemos un ejemplo mas que apuntala o refuerza la edad de Piscis, en el sentido de que por la naturaleza un tanto negativa a cuanto a sus cualidades esenciales se refiere, secretos, traiciones, robos de toda clase, sin ir mas lejos nuestra clase politica abusando constantemente  del mal uso de poder.

No quiero -en absoluto- negativizar o demonizar a los que pertenezcan a este signo zodiacal.

Opino que si, las edades zodiacales originadas por el movimiento de nutacion de la Tierra  resultando por ello la precesion de los equinocios, si influyen en la evolucion de los pueblos y sociedades .

 

Claro Quique que los signos zodiacales y constelaciones son lo mismo. Me voy a tomar la molestia de transcribir, el texto del libro de Maria Dolores de Pablos.

 

Algunos enemigos de la astrologia ( no se si por mala fe y mintiendo deliberadamente o por ignorancia acerca de aquello sobre lo que se pronuncian) afirman que los astrologos confunden los doce signos de zodiaco con las doce constelaciones, lo cual es absolutamente falso.

No niego que entre los inevitables charlatanes que se autotitulan "astrologos· haya algunos que no sepan que los signos del Zodiaco y las constelaciones zodiacalesson cosas totalmente distintas. Si todos los que practican la Astrologia tuvieran suficiente formacion cultural, no se darian esos casos.

 

En el cielo a lo largo del camino de la ecliptica hay doce constelaciones o agrupaciones de estrellas cuyos nombres son los mismos que se han adoptado para designar a las doce signos.

Estas doce constelaciones deben considerarse en relacion con el Zodiaco, a modo de arquetipos o modelos cosmicos, de los cuales han tomado su nombre los signos.

Estos entiendase bien, no son grupos de estrellas, sino sectores del zodiaco, tratandose por tanto de no mas que doce partes iguales de la banda zodiacal de 30º de arco cada una.

El signo de Aries ocupa los treinta primeros grados de la ecliptica a contar desde el punto Gamma, Tauro los treinta grados siguientes.>>.

 

 

 

 

Salud fraternidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hola.

 

Gracias por transcribir el texto.

 

Yo tengo muy claro ésto. Por eso comento que me resulta extraño que se le de tanta importancia a que en el punto vernal haya una constelación u otra, si el 0Aries lo que marca es el inicio del signo de Aries, que no corresponde con la constelación. Ni que se le asignen características de los signos a las constelaciones si no son lo mismo. 

 

Esas son mis dudas.

No busco la suerte, gracias. Soy historiador y antropologo cultural para quienes quieran conocer la Historia mundial. Recuerde que solamente se puede predecir si se conocen las constantes del pasado que se repiten en el presente y se repetirán en el futuro.

La expansión humanista se refiere a la mini-era de Piscis que acabamos de empezar. La expansión materialista se refiere a la micro-era de Virgo (1997-2012) que transcurre hasta mediados del año 2012. Virgo y Piscis son signos opuestos y, de ahí, la gran inarmonia. Lo cual indica algo, a menos que usted desprecie cuanto ignora.

RSS

© 2020   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio