Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

BASE DEL SISTEMA DE GOBIERNO DE LA CIUDAD ASTROLÓGICA DOCENTÍN(Picatrix) O LA CIUDAD DEL SOL. (POR TOMASO CAMPANELLA)

Hay un Príncipe Sacerdote entre ellos, que se llama SOL, y en nuestra lengua se dice Metafísico: éste es cabeza de todos en lo espiritual y temporal, y todos los asuntos se terminan en él.

Tiene tres Príncipes colaterales: Pon, Sin, Mor, que quiere decir: Potestad, Sabiduría y Amor.

El Potestad se cuida de las guerras y de las paces y del arte militar, es supremo en la guerra, mas no sobre Sol; se cuida de los oficiales, guerreros, soldados, municiones, fortificaciones y expugnaciones.

El Sabiduría se cuida de ladas las ciencias y de los doctores y magistrados de las Artes liberales y mecánicas, y tiene bajo sí tantos oficiales cuantas son las ciencias: esta el Astrólogo, el Cosmógrafo, el Geómetra, el Lógico, el Retórico, el Gramático, el Médico, el Físico, el Político, el Moralista y tiene un solo libro donde están todas las ciencias, que hace leer a todo el pueblo a la usanza de los pitagóricos. Y éste ha hecho pintar en todas las murallas, sobre los revillenes, dentro y fuera, todas las ciencias.

En los muros exteriores del templo y en las cortinas, que se bajan cuando se predica para que no se pierda la voz, están ordenadanente todas las estrellas con tres versos por cada una.

En el de dentro del primer círculo todas las figuras matematicas, más de las, que escribió Euclides y Arquímedes, con su proposición declarativa, En el de fuera esta la carta de toda la tierra, y después las tablas de toda provincia con sus ritos y costumbres y leyes, y con los alfabetos, ordenados sobre su alfabeto.

En el de dentro del segundo círculo están todas las piedras preciosas, no preciosas, y minerales, y metales verdaderos y pintados, con las declaraciones de dos versos por cada uno . En el de fuera es tan toda suerte de lagos, mares y ríos , vinos y óleos y otros licores, y sus virtudes y orígenes y cualidades; y hay garrafas llenas de diversos licores de cien y trescientos años, con los cuales sanan casi todas las enfermedades.

En el de dentro del tercero están pintadas todas las suertes de hierbas y árboles del mundo, e incluso en tiestos de tierra sobre el revellín , y las declaraciones de dónde e encontraron por primera vez, y sus virtudes, y las semejanzas que tienen con la estrellas y con los metales y con los miembros humanos, y su uso en medicina, En el de fuera todas las formas de peces de los ríos, los mares, y sus virtudes, y el modo de vivir, de engendrarse y criarse, y para qué sirven y las semejanzas que tienen con las cosas celestes y terrestres y del arte y de la naturaleza así quedé estupefacto cuando encontré el pez obispo y cadena y clavo y estrella cabalmente como estas cosas son entre nosotros. Hay equinos erizos, púrpuras y cuanto es digno de saberse, con arte admirable de pintura y de escritura que lo aclara.

En el cuarto por dentro, están todas las suertes de aves pintadas y sus cualidades,tamaños y costumbres, y el fénix es realísima entre ellos. En el de fuera están toda suerte de animales reptiles, serpientes, dragones, gusanos, y los . insectos, moscas tábanos, etc. , con sus condiciones, venenos y Virtudes; y son mas de lo que pensamos.

En el interior del quinto círculo se encuentran los animales más perfectos de la tierra en cantidad tal que produce asombro y de los cuales nosotros no conocemos ni la milésima parte. Por ser muy numerosos y de gran tamaño, están pintados también en la parte exterior de dicho círculo. ¡Oh! ¡Cuántas especies de caballos podría describirte ahora! Mas quédese para los doctos el explicar la belleza de las figuras.

En la parte interna del sexto círculo están representadas todas las artes mecánicas, sus instrumentos y el diferente uso que de ellas se hace en las diversas naciones. Cada una ocupa el lugar que le corresponde según su peculiar importancia y lleva la explicaci6n adecuada. A su lado figura el nombre del inventor. En la parte externa están todos los inventores de ciencias y de armas, así como también los legisladores. Entre ellos vi a Moisés, Osiris, Júpiter, Mercurio, Licurgo, Pompilio, Pitágoras, Zamolhim, Solón, Caronte, Foroneo y otros muchos. Incluso tienen dibujado a Mahoma, pero le consideran como legislador falaz y vil. En lugar prominente vi la imagen de Jesucristo y las de los doce Ap6stoles, a los que consideran dignos de toda veneración, estimándolos superiores a los hombres. En la parte inferior de los pórticos contemplé las figuras de César, Alejandro, Pirrón, Aníbal y otros héroes, principalmente romanos, ilustres así en la guerra como  en la paz. Y cuando, lleno de asombro, les pregunté por qué conocían nuestra historia, me respondieron que ellos sabían todas las lenguas y que a tal fin enviaban constantemente a todas las partes del mundo exploradores y delegados para conocer las costumbres, el poder, el régimen, las historias y las cosas, buenas y malas, de las naciones, con el objeto de que luego informasen de ello a su nación. Semejante instrucción los deleita sobremanera. He sabido que los chinos inventaron, antes que nosotros, la pólvora y la imprenta. Hay Maestros dedicados a explicar las pinturas, los cuales acostumbran a los niños a aprender todas las ciencias sin esfuerzo y como jugando. El método empleado por ellos es el histórico, hasta que los niños llegan a la edad de diez años.

En primer lugar, el Amor tiene a su cargo todo lo concerniente a la procreación, a fin de que hombres y mujeres se unan entre sí en condiciones tales que engendren una excelente prole. Se mofan de nosotros que, preocupándonos afanosamente de la cría de perros y de caballos, descuidamos por completo la procreación humana. Al Amor está encomendada también la educación de los hijos, el arte de la farmacia, la siembra y recolección de legumbres y de frutos, la agricultura, la ganadería, las provisiones alimenticias, el arte culinario y, en fin, todo lo referente al alimento, al vestido y a la unión carnal. A las órdenes del Amor se encuentran numerosos Maestros y Maestras consagrados a las mencionadas ocupaciones.

En la dirección de las referidas funciones los triunviros (el Poder, la Sabiduría y el Amor) proceden de acuerdo con el Metafísico, sin el cual nada se hace.

Todos los asuntos de la República están encomendados a los cuatro, quienes obran de consuno, pues el deseo del Metafísico es secundado por los demás.

 

(Esquema de gobierno basado en el gozo de los planetas )

Visitas: 56

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

© 2018   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio