Todo ser vivo ofrece un  ciclo biológico, prácticamente cronometrado que viene determinado por  un crecimiento, desarrollo, madurez y ocaso entre dos acontecimientos  extremos: nacimiento y muerte.

 

Según la biología, la clave de la vida se expresa  en cuatro actividades: metabolismo, excitabilidad, perpetuación y mutación. De estas cuatro, tres son  prácticamente  permanentes en cuanto existe vida y son cronobiológicas, es decir, regidas por ritmos biológicos.

 

Los ritmos biológicos, en biología pueden  ser: circadiano lunar, circadiano estacional  y circadiano anual, es decir, y como sabéis, regido por la Luna, por los equinoccios y por el Sol., respectivamente. Y tiene que estar condicionado por tres parámetros: : Lugar, respuesta y momento., o lo que es lo  mismo:  dónde, cómo y cuándo. Esos tres parámetros son los que usamos generalmente en astrología.

 

Todo astrólogo, tiene los recursos que le proporciona la técnica astrológica para diagnosticar dónde o el lugar de su Natal  en que tiene su origen un determinado evento o comportamiento.  El cómo , por la presencia de un estimulador (Ascendente)  que sea capaz de poner en marcha  un sistema inductor o represor (los planetas y las casas), que se exterioriza con una respuesta (un determinado evento)

El momento en que se tiene que producir el evento, a mi criterio, corresponde al lapso de tiempo  en que su ritmo  biológico personal  le marque, que será el cuándo. 

 

En los estudios  e investigaciones que están realizando últimamente con el ADN y la genética, se ha observado estos ritmos en  que afecta a los procesos mitóticos  de las células meristemáticas .

 

 

 

Los biólogos han propuesto tres modelos de ritmos biológicos, que ellos llaman ciclos circadianos,  por  estudios experimentales llevados a  cabo con seres vivos para determinar su comportamiento  ante los ciclos ambientales (Sol-Luna).

 

Teniendo en cuenta los progresos de la  Biología molecular, y sus aplicaciones  en Cronobiología, se ha propuesto  un modelo de reloj biológico íntimamente unido al genomio celular, siguiendo los ciclos sol-Luna. De esa manera, introducen en ese campo una unidad genética   “El cronón”  que lo definen; “como un segmento de ADN que  constituye un policistrón  complejo .

 

 

El estímulo circadiano provoca una transcripción en su correspondiente RNA.m, que completa en este caso el dogma de la Biología molecular, por un mecanismo regulador de “feed-back”, lo que hace constar la existencia de células especiales que regulan estos ciclos en el  ectodermo cefálico, por la presencia de un estimulador interno (Ascendente) en el  encéfalo  de la epífesis o glándula pineal.

 

 

 

Todo ellos se encontraría determinado por un oscilador  inductor interno que podría identificarse con el “CRONÓN” de ritmo circadiano, siendo  una medida de tiempo con una coincidencia  entre un punto determinado ( progresión del Ascedente Natal)  de la oscilación y la fotofase  (aspectos)  que en las experiencia  realizadas presentaba una duración constante que formaban ciclos  cuyos períodos  se incrementaban en el orden de dos horas.....

Todo esto confirma de que los relojes biológicos o circadianos se inscriben a nivel molecular , es decir, una estrecha relación con la activación del CRONÓN localizado en el informante que se traducirá en el correspondiente RNA que sintetizarán  las distintas hormonas y enzimas correspondientes.

 

De estos resultados se deduce: que en todos los seres vivos  hay que tener en cuenta un tiempo cósmico  de origen externo (tránsitos) y un tiempo biológico de origen interno continuo marcado por el Sol, la Luna y las estaciones (Los equinoccios)..

 

El tiempo biológico  es de carácter hereditario  se encuentra en el genotipo  y se manifiesta en el fenotipo  bajo la forma de un tiempo  en que dura la  la actividad informática del egn.

 

La posibilidad de que estos ritmos  se encuentren programados en el ADN  de la especie animal o vegetal  fueron comprobadas por EHRET, en el año 1970, y verificadas en 2011.

 

 

 

Es decir, que la ciencia tiende CLARAMENTE un puente al conocimiento de la astrologísa y aunque lo rescata bajo un punto de vista materialista y experimental  integra aspectos muy interesantes de nuestra disciplina  que aporta una visión mas tolerante, rompiendo barreras y gran parte de los estrechos límites en los que nos encontrábamos encerrados y abriendo de este modo  una esperanzadora puerta a otra forma de conocer y entender lo HUMANO como  un microcosmos con sus ritmos y ciclos en armonía con los ciclos cósmicos.

Y aquí me atrevería a decir que en el ADN, también se encuentra el otro chip de ciclo vital Júpiter-Sasturno.

Un abrazo

Vicente Rausell              

Visitas: 193

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Mª YSABEL el septiembre 16, 2012 a las 11:28am

       ¡¡Y todo el resto de los ciclos bio-lógicos que nos rodean-influyen-configuran!! La cosa está en que, algo que  es "conocimiento ancestral", ...., para nuestras "tribus urbanas", sinónimo de "olvidable" y "desechable", esté emergiendo ahora con tanta fuerza y tanta claridad. 

       Creo que a la "Ciencia", aún le queda bastante para llegar a aceptar a la Astrología, como tal, ... están volviendo la mirada hacia los ciclos naturales de nuestro planeta.... ¡que ya es....!  y empezando a "entender" la relación existente "entre la primavera y las flores"...., ¡¡que también es!! ... (me perdonen la ironía...).

       Ahora, lo de que se "registre" en el ADN, esto es una verdadera preciosidad... ¡cuantas cosas estan saliendo a la luz y cuanto nos va ayudar todo esto....!

       Un lujo leerte mi amigo. Un abrazo grande. 

Comentario por Vicente Rausell Lillo el septiembre 16, 2012 a las 11:07am

Paula,  Tus comentarios..te lo agradezco de corazón. ¡Ojalá, se tuviera en Medicina una disciplina de Astrología!, sobre todo de astrología médica. Gracias Paula.

Un abrazo

Vicente 

Comentario por paula reina el septiembre 16, 2012 a las 9:06am

VICENTE SABER Y SABERLO DEMOSTRAR ES VALER DOS VECES ,QUE SABIDURIA ESTAS ELEVADO POR ENCIMA DE LO COTIDIANO Y ORDINARIO.

AL LEER ESTE ARTICULO ESTABA EN MI SALA DE PARTOS RECIBIENDO UN RECIEN NACIDO  Y PENSABA SERIA BUENO QUE SE REFLEJARA EN LAS HISTORIAS CLINICAS  EN EL  MOMENTO DE NACER EL TIEMPO COSMICO NECESITAMOS QUE SE INCLUYA EN NUESTOS TEMARIOS DE MEDICINA LA ASTROLOGIA

REITERADAS GRACIAS VICENTE DE CUBA -ITALIA

   

© 2022   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio