Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

                           EL FENÓMENO DE LAS 50 SOMBRAS

     Asistimos en los últimos tiempos a todo un fenómeno social consistente en el imparable éxito de la tan traída historia de “Cincuenta sombras de Grey”. Una novela de más que cuestionable argumento y valor literario, y que pese a ello, ha adquirido una difusión y un número de “fans” sin precedentes, sobre todo entre el público femenino. Grupos de Facebook, grupos de debate, clubs de fans entusiastas... Como no podía ser de otra manera ,se ha estrenado hace poco la película, y se forman grandes colas para asistir a su proyección. Colas mayoritariamente de mujeres que, en grupo o solas, un poco como a hurtadillas, se aprestan a ver una historia que no se pueden perder. ¿Por qué? ¿Qué tiene?

     Pues lo más sorprendente de todo es que cuenta la historia de una relación basada en las prácticas BDSM (bondage, disciplina, sumisión, sado-masoquismo). Algo totalmente legítimo, puesto que entendemos que cada pareja es muy dueña de practicar el sexo como mejor le plazca, pero que todos creíamos minoritario. Pues bien, cuando pensábamos que, al menos en el mundo occidental, las mujeres rechazarían mayoritariamente ese tipo de situaciones, resulta que se sienten irresistiblmente atraídas por la historia. Y no tengo ninguna duda de que tanto la autora como todas esas mujeres que la aplauden con fervor, más o menos abiertamente, están dispuestas a luchar por su libertad y sus derechos. Son conscientes de su dignidad y buscan su realización personal. ¿Y entonces... ?

     La autora, Erika Mitchell, ha dicho en sus entevistas que ella no participa en su vida personal de estas prácticas, que ha tenido que documentarse para escribir la novela, y que se ha basado “en sus propias fantasías”. Bien, si es verdad o no que lo practica, es irrelevante pero, ¿por qué esas fantasías? ¿y por qué esas fantasías conectan, al parecer, con las mismas fantasías de millones de mujeres? ¿dónde está el origen de esas fantasías? ¿de esas necesidades?

     Para entenderlo vamos a ver, como representativa, la carta de la propìa autora, Erika Mitchell, que nació en Londres el 7-3-1963. No he podido encontrar la hora de nacimiento. Es carta solar, pero nos sirve perfectamente.

     Una carta muy normalita. Cuando se trata de personajes o asuntos un tanto especiales, los principiantes en astrología esperan ver una carta de algún modo espectacular. Pues no. Es una carta muy normal y habitual. Como la de cualquiera de todas esas mujeres. Vamos a verla.

     Puesto que es una mujer, empecemos por la Luna que se encuentra en Leo. Una posición que indica “inseguridad emocional”. Leo es un signo engañoso. Sabemos de su necesidad de dominio, de llamar la atención, de ser el centro de todas las miradas, y se tiende a creer que ese comportamiento está motivado por un potente ego, avasallador y seguro de sí mismo, cuando en realidad es todo lo contrario. Leo necesita “ver el amor en los ojos de los demás”, o el “yo” se disuelve. Por eso es por lo que adopta esas posiciones un tanto tiránicas respecto a los otros. Es, en realidad, un mecanismo de protección.

     La Luna está unida a Marte. “Competitividad emocional”. Este comportamiento se origina en la infancia a través de la madre, o de quien haya asumido el papel del “reflejo femenino”. ·Una madre “marchosa”, muy activa, que muestra arrojo y valentía ante los desafíos de la vida y que , en mayor o menor medida, muestra incluso rasgos de violencia y agresividad, “no necesariamente física”. Una madre que la impulsa a competir y luchar por todo aquello que ella considera bueno para la niña, y que no tiene siempre por qué coincidir con los deseos de la pequeña. Recordemos que la madre no tiene por qué ser realmente así. Se trata de cómo la cría lo percibe. El caso es que las emociones se viven como una auténtica competición. “Todo cuesta. Debo luchar para conseguir lo que quiero”.

     Y el aspecto más insidioso de todos. La oposición de Venus. Desvalorización de lo femenino. Los aspectos problemáticos entre la Luna y Venus, no suelen tomarse muy en cuenta, por considerar que no son realmente demasiado perjudiciales, (no es como la oposición de Saturno), y sin embargo para una mujer resultan demoledores. Sea o no verdad, la niña percibe a la madre como una mujer hermosa, cuidada, con estilo, siempre preparada, que sabe desenvolverse en cualquier situación y con indudable éxito social. Una joya ante la que es “imposible competir”, ni estar a su altura. “Nunca seré tan buena ni tan guapa como ella”.

     La única forma de solucionar el conflicto es precisamente “renunciar a competir”. Me olvido de siquiera intentarlo. El resultado de esa herida en la psique femenina, suelen ser todas esas mujeres que, en mayor o menor medida, renuncian a cuidar su aspecto. El pelo es corto o recogido en una simple coleta, no se usa apenas maquillaje, van siempre vestidas con lo que llamamos un aspecto “informal”, tratando de pasar desapercibidas, y las cuesta un mundo ponerse un “vestido y arreglarse” ante una situación que así lo requiera. En el fondo nunca “se ven bien”. Son el auténtico arquetipo del “patito feo”. Demoledor para su alma y su autoestima. Competirán con toda su fuerza en el trabajo o en cualquier ámbito social, pero no lo harán como mujeres. Ahí siempre se sienten perdedoras. Además hay un problema añadido. Al negarse a competir, Marte no se resigna y deja de ser un aliado, para revolverse contra la propia Luna, que pasa a ser víctima.

     Evidentemente, a todo este condimento hay que añadirle Neptuno, con su cuadratura a la Luna, exacerbando el romanticismo enfemizo. El sueño con amores y situaciones poco realistas que, en el fondo, “estoy convencida de que nunca serán para mi. Eso sólo pasa en las novelas y las películas”. Pero eso sí, “yo por amor haría cualquier sacrificio”. Vale.

     Y ahora vamos con el Sol, en el que destaca su oposición con Plutón. El Sol es el arquetipo masculino, y en la carta de una mujer representa el tipo de hombre con el que tiende a unirse. Por el que muestra atracción y el tipo de indivíduos que atrae a su vida. Un Sol plutonizado representa a un hombre cuya personalidad es un tanto oscura, llena de recovecos. Aparentemente poderoso y seguro de sí mismo (“justo lo que yo necesitaba”), pero cargado de secretos y que nunca se expresa con claridad. A veces hosco, a veces tierno, representa un enigma irresistible. Una seducción que en ocasiones adivino peligrosa, pero de la que no puedo escapar. En su alma se intuyen grandes heridas (Neptuno ya se ha puesto a bailar de gozo), pero yo puedo salvarlo y curarlo con mi amor.

     Para completar el panorama, además de Plutón y el trígono de Neptuno también tenemos al lado del Sol a Júpiter. ¿Cómo no? Ya puesta, que además sea mega rico e influyente. Que esté dispuesto a concederme cualquier capricho. Que me azoten por amor, sí. Pero no el primer capullo que aparezca con ganas de hacerlo. Azotes... pero con clase.

     En contra de lo que pudiera parecer, Saturno en oposiciòn a la Luna no tiene demasiado que decir en estas conductas, salvo el hecho de aumentar las dificultades para que la Luna se sienta querida. Pero por supuesto su presencia es bienvenida, sobre todo para el mantenimiento del “control” que necesitan este tipo de prácticas. Aquí está prohibido dejarse llevar por la pasión del momento. Tanto el “amo” como la “esclava” deben obligatoriamente atenerse a las claúsulas del “contrato” que especifica lo que se puede y no se puede hacer, y hasta dónde se puede llegar. Lo que aporta un cierto aire de frialdad y cerebralidad muy propia de Saturno.

     Llegados a este punto conviene insistir que esta forma de practicar el sexo es perfectamente legítima, aceptable e incluso totalmente sana cuando a ambos les gusta, están de acuerdo en buscarlo, y puede ser un reforzante de la complicidad y confianza. Por supuesto. Pero también es cierto que puede ser muy perturbadora cuando se acepta como “sacrificio” sólo por complacer a quien pretendo retener a mi lado. Hay una delgada línea que, si se cruza, se vuelve difícil volver atrás, y que irremisiblemente conducirá a la degradación. Recordemos que componentes muy parecidos a estos son los que explican por qué a tantas mujeres les es tan difícil abandonar a su maltratador.

     Bueno, como ya dije antes estamos viendo una carta tipo. Es un simple ejemplo. Pero si lo pensamos, a través de las múltiples variantes y posibilidades astrológicas que podemos encontrar, hay una serie de páutas muy comunes en nuestra sociedad, y que explican el porqué la novela ha podido conectar con un amplio sector de mujeres que, de una una otra forma, llevan en su alma heridas muy parecidas.

     La frustración ante la imposibilidad de competir con los modelos que “mamá sociedad” impone. Nunca podrán tener el pelo, la piel, el cuerpo, las tallas que “mamá sociedad” dice que son los correctos. “¡qué cruel e implacable eres mamá!”.

     Viven vidas anodinas, sedientas de amor en medio de un mundo que las ignora, o eso creen, y del que se ocultan ellas mismas sin apenas darse cuenta. Son multitud los “patitos feos” que no saben de su belleza y su valía. Hay muchas Lunas que pierden su rumbo. De pronto aparece un tipo que les presta toda la atención de la que nunca han disfrutado. Que parece haberse quedado prendado de ellas, cuado pensaban que eran poco aceptables. (¿Qué me dices ahora mamá..?) Un Sol herido y enfermo (éste también tiene su miga, pero será en otra ocasión), que en lugar de iluminar a su Luna, como es su función, se dedica por contra a oscurecerla. Demasiadas veces hay aspectos problemáticos entre Venus y la Luna. Demasiadas veces anda Neptuno enmarañando los significadores del amor. Y claro, tengamos en cuenta que en los libros que leemos, las películas que vemos, en definitiva, en nuestras fantasías... los azotes no dejan marca ni duelen.

Pedro Jiménez Sanmillán

LAUS DEO

Visitas: 1541

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el marzo 10, 2015 a las 9:54pm

Muy clarito y oportuno, Elvira. El Neptuno más tontorrón convencido de que, a través de su sacrificio puede "curar" las heridas de un psicópata. Puaggg....!

Líbrenos Dios de estúpidas neptunadas.

Un saludo.

Comentario por Elvira Usón el marzo 10, 2015 a las 1:06pm
Totalmente de acuerdo Amelia, pero el otro dia cayo en mis manos un articulo de la Sociologa EVA ILLOUZ que analiza en su ensayo "Erotismo de autoayuda" el fenomeno del libro que llevamos analizando. Dice cosas muy inteesantes a mi juicio, primero critica lo mal escrito que esta el libro, pero aparte aclara cosas, como que la primera version del libro aparecio POR ENTREGAS EN INTERNET,por lo que puedo ir ircorporando los comentarios de los lectores a maeida que escribia. Los deseos y fantasias del publico, su caracter contradictorio. Analiza como la masculinidad de Chistian no genera rechazo en las lectoras porque porque lo presenta rodeado de un alo de belleza, poder, dinero, es un simbolo de la hipermasculinidad, y sobre todo su conocimiento del cuerpo de la mujer, la autora del libro da a antender que Chistian conoce mucho mejor el cuerpo de Ana mejor que ella misma, asi que muchas de ellas han interpratado el libro en clave de manual erotico y lo han compartido con sus parejas. Un hombre con capacidad de dar placer extremo en la "fantasia" de la mujer moderna. La crueldad "inaceptable" de Chistian nos la venden como proposito para conseguir el placer de Ana, pero sobre todo lo redime porque lentamente pasa de ser un sadico a un romantico enamorado " la fantasia profunda de la mujer: el poder redentor del amor". Ana firma el contrato de Chistian de una relacion sadomasoquista ¿ Pero tenemos que preguntarnos el hecho de que dos personas entren libremente en un contrato lo hace siempre válido ? Esa seria la pregunta y la respuesta que ha faltado en el libro.
Al final se cae en la trampa de considerar un "moderno cuento de hadas" muy basico, porque el protagonista es guapo, rico, cultivado, incluso toca el piano, y un gran amante, que se enamora y eso el libro lo remarca adecuadamente " de una mujer que es como cualquier otra" de ahi la identificacion con las lectoras, ella se imagina que puede ser la protagonista de ese tipo de amor siempre y cuando demuestre, independencia, espiritu y caracter. Fijaos que Ana acepta que vaya a ser golpeada, maltratada, mientras hace el amor, solo lo convierte en aceptable porque ha demostrado que es autonoma, rechaza la proteccion y el dinero y todo hasta conseguir que él se enamore de ella.
Las revindicaciones de la mujer normalmente crean tension, pero aqui se nos dice que generan DESEO. Hoy dia las relaciones han cambiado mucho, ahora los roles de genero no estan escritos y nadie tiene muy claro como comportarse, se cambia de pareja varias veces en la vida y las relaciones son muy ambivalentes e incierta, por eso muchas mujeres echan de menos la clardiad que habia en una cultura que ya no existe, y la buscan en las NOVELAS ó en el CINE.....y en las FANTASIAS. Acordaros del exito de Pretty woman. Ana la protagonista no es feminista, pero demuestra independencia y caracter, por eso las lectoras no la ven sometida, y en realidad lo que ven es un Principe Azul guapo y estupendamente vestido de Armani, que les permite fantasear con un modo de relacion donde el amor y la sexualidad no generan una incertidumbre, aqui no es la cenicienta que encuentra al principe, es un cotrato que muchas encontramos denigrante, lo que da paso al AMOR,
como en cualquier cuento de hadas. ¡¡¡¡¡
Comentario por amelia catalina el marzo 4, 2015 a las 5:50pm

MALTRATO VEJACIONES ENCUBIERTAS EN NOMBRE DEL AMOR,  ES HUMILLANTE PARA LA CONDICION FEMENINA 

Comentario por Mario Carbajal el febrero 27, 2015 a las 2:45am

y que tal el caso contrario cuando los hombres experimentamos  las 100 sombras que dando todos descuachalangados ?

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el febrero 26, 2015 a las 9:06pm

Hola Perséfone.

No sé hasta qué punto podemos dar crédito a una mente claramente enferma como la de este tipo. A alguien así le puede dar por decir que es el autor de las "50 sombras" como que fue él quien escribió el Quijote.

En cualquier caso mis téxis no cambian. Ya sea la tal Erika Mitchell la autora, o no, es ella la que asume el papel, y por tanto la que conecta con esa energía que yo intentaba explicar, y que conecta a su vez con la misma enegía existente en millones de mujeres. En fin... vaya Vd. a saber.

Un saludo.

Comentario por Persefone Hades el febrero 26, 2015 a las 6:48pm

Lo sexi no es comparable con lo perverso.,te lo dice una VENUS EN ESCORPIO1!!!.-A mi no me puede venir hablar de amor la NECEDAD ARIANA.-

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el febrero 26, 2015 a las 4:52pm

Y no sólo eso Pepa. No es sólo que el maltratador pueda cambiar. Lo más gordo es que además es algo tremendamente "sexi".  Puag....!

Comentario por Pepa Sanchis Llacer el febrero 26, 2015 a las 1:40pm

Mis alumnas me han contado grosso modo los libros (sin entrar en detalles ;-)  Al parecer, en el segundo libro descubre que todo viene de su madre, y que él castiga a las mujeres para vengarse de la madre.  Y en el tercer libro colorin colorado...  De alguna manera se tenía que notar esa Luna-Marte (madre-mujer-maltrato-dolor-violencia).  Con ello estos libros me parecen aún más peligrosos:presentan el maltrato como fuente de placer y, lo más peligroso, hacen creer que el maltratador puede cambiar.

Comentario por Persefone Hades el febrero 25, 2015 a las 10:52pm

http://www.elmundotoday.com/2013/04/josef-fritzl-admite-que-es-el-a...

Observese ,lo que sospechaba ....Todo dicho es lo que sospechaba ,LA DOMINACION DE ARIES A LA ENESIMA POTENCIA .-

Por otra parte,marte y saturno siempre estan implicados en temas sadomasoquistas.Venus saturno estan en conjuncion discociada,La luna y saturno no sabemos si estan en conjuncion..,pero si esta en conjuncion con el NODO NORTE y ello para la psicoastrologia indica .-

claramente su MALOS HABITOS "SEUDOLIBERALES " yo diria enfermos de arrastre y miedo provenientes de vidas pasadas ,por lo general bajo esta aspectacion hay miseria y agresividad.-En definitiva un enfermo ARIANO,y con tintes encima de UNA OBSECADA CONSERVACION....

Saludos Santillan.-

Comentario por Mimi:. el febrero 23, 2015 a las 2:00am

Mi humilde opinión es la siguiente, no he leído el libro ni visto la película...y de verdad que no me interesa...pero aquí están haciendo algo que en el mercadeo es muy sencillo...busca una necesidad y cúbrela...en cuestión de ratos ya eres exitoso y rico!...la necesidad de muchas mujeres en sus 30 e incluso 40  es que no se atreven a hacer muchas cosas, pero les venden a un tipo que si lo hace y de paso las fascina...

El problema no es que ahora las mujeres van a hacer esas cosas que son muy de cada una...sino que van a querer que sus parejas o posible novios se los hagan y sino pobres hombres!!...sencillo...y si le agregamos este estudio astrológico tan bueno pues es aun mas grande...

Un beso a todos!!!

Mimí:.

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio