Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

En el siglo XXI se van a dar 8 "tétradas" o "cuatro lunas rojas" seguidas. Es decir, que ocho veces en cien años se darán cuatro eclipses totales de Luna consecutivos.

 

A semejante coincidencia -en el siglo pasado se produjeron en cinco ocasiones dichas tétradas, sin consecuencias catastróficas- y probablemente a causa de que la Astrología siempre ha considerado infaustos los eclipses a lo que se añade la calenturienta imaginación de algunos desocupados que ven sangre en donde no hay más que color rojizo, se ha propagado un bulo que relaciona dicha serie de eclipses con una supuesta profecía apocalíptica.

No hay más que acudir al catálogo de tétradas de la NASA para comprobar si dichas series de eclipses lunares consecutivos han coincidido o no con años históricamente nefastos para la humanidad. (www.eclipse.gsfc.nasa.gov/LEcat5/LEcatalog.html)

Valga de ejemplo que en los años 1967-68 se produjo una de esas tétradas en los mismos signos (Aries-Libra) en los que se va a producir en el actual bienio, con la afortunada coincidencia del “mayo francés” de glorioso recuerdo.  

 Este bulo ahora circulante es un invento- supersticioso - agorero - apocalíptico semejante pero de sentido contrario a la romántica tradición de mágica de las “lunas azules" (la segunda de las dos lunas llenas que se produzcan en un mismo mes gregoriano, (la próxima el 31 de julio de 2015) que según una tradición inglesa, son benéficas y dan mucha suerte.

La doctrina astrológica afirma que el eclipse de Luna produce unos efectos considerablemente menos notables y duraderos que los de un eclipse solar, por la sencilla razón de que en el novilunio, el Sol y la Luna, situados en el mismo lugar del zodíaco ejercen mayor ”tirón gravitatorio” en un solo grado zodiacal,

al contrario que en el eclipse lunar, puesto que como la Tierra se haya interpuesta entre ambas luminarias, la fuerza está repartida en dos puntos zodiacales opuestos.

 

No hay ni un solo aforismo en la literatura astrológica que refrende el bulo apocalíptico que se viene propagando acerca de los terribles efectos que causará la coincidencia de cuatro eclipses totales de luna consecutivos. 

Para los astrólogos, esta serie de eclipses lunares no significan nada más, ni nada menos, de lo que significa tradicionalmente cada uno de dichos eclipses según su configuración astral. No olvidemos que para los astrólogos un eclipse de Luna es un plenilunio mucho más potente, pero hablamos de un plenilunio, de un ciclo menor (se dan dos eclipses lunares al año) no de un ciclo significativo y que marque una nueva generación, como la conjunción de los planetas superiores o cronocratores.

 

En el caso de los eclipses del 15 de abril de 2014 y del 4 de abril de 2015, como la Luna se eclipsará en el signo de Libra (Sol en Aries), significa para nuestras latitudes: “Vientos y grandes tormentas; separaciones matrimoniales; alteraciones en los cuerpos y enfermedades en las nalgas, y también deterioro y ruindad para todo lo relativo a la verdad y a la imparcialidad.”

 

Eclipse lunar día 15 de abril: Luna a 25º Libra, conjunta al Nodo Norte.

En el caso de los eclipses lunares del 8 de octubre de 2014 y el del 28 de septiembre de 2015, como se producirá  el eclipse lunar en el signo de Aries (Sol en Libra), significa para nuestras latitudes:  “Correr humedades en las cabezas de los hombres , dolores de la cabeza, tos como la de los carneros,  fiebres continuas [ojo, posible epidemia de gripe] y de que el rey perjudicará al pueblo, y si Saturno formase aspecto a la Luna significa enfermedades en el ganado y bochorno en los panes  y, si es Marte el que está en conjunción o en mal aspecto, señala disputas y guerras entre los reyes.”

 

 Estos eclipses del otoño boreal se producirán en conjunción con el Nodo Sur de la Luna, es decir que la Luna, tras eclipsarse, se dirigirá hacia el Sur de la Eclíptica, “hacia abajo”, por ese motivo los antiguos dedujeron que estos eclipses eran más negativos y de peor pronóstico que los que se producen conjuntos al Nodo Norte.

 

Eclipse lunar otoño 2015: Luna a 4º Libra (cercana al punto equinoccial) conjunta al Nodo Sur y conjunta a Príapo (máxima cercanía a la Tierra) 

Muy probablemente, los efectos de los eclipses de 2015 serán más notorios puesto que se producirán mucho más cercanos al eje equinoccial 0º Aries/0ºLibra. Lugares que no sólo la doctrina astrológica considera sumamente sensibles, sino que astrónomos y geógrafos convienen con nosotros en que la entrada de la estación es el momento justo en el que el Sol alcanza el punto en el que se cruzan el plano de Eclíptica o trayectoria de traslación de la Tierra –camino aparente del Sol- con el plano del Ecuador terrestre.

 

Seguramente, se noten mucho más los efectos de los dos eclipses lunares de 2015, puesto que el perigeo de la Luna (Príapo para los astrólogos y máximo acercamiento de la Luna a la Tierra), se producirá a lo largo todo el año 2015 cada vez que la Luna transite  por el signo de Aries y donde en octubre se eclipsará puesto que allí se encontrará el Nodo Sur.

Mientras que el apogeo lunar (Lilith para los astrólogos o máxima lejanía de la Luna a la Tierra) sucederá cuando atraviese el signo de Virgo, de modo que andará todavía muy lenta –pero no en su mayor lentitud- cuando se eclipse en primavera en el signo de Libra (Sol en Aries).

 

Podemos afirmar desde ahora, contando con el total acuerdo científico de geógrafos y meteorólogos, que las mareas que se produzcan en la entrada de la primavera y el otoño de 2015 serán espectaculares.

 

Lo de la gripe, las ventiscas, los reyes que perjudican al pueblo y la ruindad con respecto a la justicia imparcial, eso ya es territorio nuestro (de los astrólogos, quiero decir) y usando un poquito de nuestro escaso sentido común, no nos convendría atribuir a uno o varios eclipses lunares-por totales y consecutivos que sean- los efectos de la gran cruz cardinal que se está produciendo estos días y que merece mucho más nuestra atención antes que dejarnos arrastrar por bulos e insensateces facilonas.

 

 

 

 

 

Visitas: 979

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Mario Carbajal el abril 23, 2014 a las 7:14pm

Parece que malintepretaron la cita Bibilica que Wilson cito en su Post,desde mi 'punto de vista cualquiera puede colocar una cita asi sea de la Biblia esto no le quita nada a la verdadera astrologia. Solos es cuestion de criterios "digo yo"

Comentario por Isabel Mejia el abril 18, 2014 a las 11:22pm

Excelente aclaracion al decir:   que un eclipse puede   "disparar" las significaciones de los planetas grandes.....

Ya lo podria yo llamar  un disparador cosmico para una gran cuadratura cardinal;  una boma de tiempo, pues son dos fenomenos astrologicos nada favorables ni faciles de manejar el uno activando al otro.

Gracias por la aclaracion.  Disfruto mucho tus articulos.

Comentario por Adela Ferrer el abril 18, 2014 a las 5:19pm

Muy cierto, Isabel. Efectivamente se trata de un eclipse que, según la doctrina de nuestra disciplina, puede "disparar" las significaciones de los planetas grandes y manifestarlos en lo que los antiguos llamaban nuestro "mundo sublunar", eso es Astrología. Dichos efectos, sean cuales fueran no serían "producidos" por un eclipse lunar, sino por la Gran Cruz y se manifestarían formal y temporalmente dependiendo de la Luna, que es "el último disparador", según la norma. Eso es Astrología.

 Nada que ver con "tétradas" de eclipses ni con supuestas profecías bíblicas, eso no es Astrología, es divulgar la superstición.

 

Comentario por Isabel Mejia el abril 17, 2014 a las 11:32pm

Hola a todos:   Buen articulo Adela, es otro punto de vista mas optimista.

Aunque yo personalmente considero, que este eclipse concreto del 15 de Abril, 2014 se debe tener en cuenta, pues ademas se forma la gran cuadratura cardinal.

En otras palabras bien sencillas;   es lo uno mas lo otro, un eclipse lunar mas la gran cuadratura cardinal.

Dos fenomenos astrologicos al mismo tiempo, dignos de tenerse en cuenta.

Comentario por Daniel el abril 17, 2014 a las 5:12pm

grasias por el articulo Adela!!!

Comentario por Félix el abril 17, 2014 a las 5:08pm

       En relación al artículo de Adela y sin menoscabo de reiterar su gran valor didáctico, no es óbice para que igualmente corrobore lo que escribe Mario Carbajal. Sobre todo, en lo que concierne a los eclipses. Es decir, a los efluvios cósmicos que recibe la Tierra, nuestra morada, cada vez que se producen y que guste o no a quien no le guste. Los eclipses, vienen produciéndose desde tiempo inmemorial y, se seguirán. Sabiéndose, con total seguridad, de que al menos y entre muchos mas, las repercusiones, generalmente nocivas que repercuten tanto en la meteorología como en la astrología genetlíaca. En esta, en lo que concierne al momento del nacimiento; cuando se exhala el primer aliento. Puesto que, está mas que comprobado estadísticamente, las nocividades que recibe tanto la parturienta como el reciennacido/a. E incluso, en el momento de las conjunciones y oposiciones de las luminarias aunque en bastante menores probabilidades que no sean eclipses. E igualmente en las zonas microclimáticas y, con mayor intensidad, por los lugares por donde pasen, en mayor tambien proporcionalidad, los conos de sombra y en menor por donde no pasen. 

Comentario por Fernando el abril 17, 2014 a las 12:41pm

Adela concuerdo contigo muy buen artículo, se da demasiada importancia a los eclipses estos son importantes dependiendo sus configuraciones, su sombra y su angularidad. En este momento es más importante la lunación de Aries pues mueve toda la cruz cardinal es un disparador de las configuraciones mundiales, lo mismo que los tránsitos de marte.

Comentario por Mario Carbajal el abril 16, 2014 a las 2:02am

Eso !!! sigan con los ojos cerrados ,queriendo negar lo que esta pasando en Ucrania , Venezuela, Chile con lso ultimos temblores de tierra parece queno  estudiaron lo que dice  Willian lilith  de los eclipses, sigan ignorando el efecto de estos claro que no son cierto segun ustedes  ¿ y si no entonces  para que son las Lunaciones ? no es si no mirar cuantos personajes importantes han nacido en un eclipse.Tampoco el  el mundo se va a acabar pero tampoco hay quen alimentar un falso optimismo con todo lo que esta sucediendo , alimentar la imginacion es un error peor alimentar un falso optimismo tambien lo es, la tarea del  Astrologo es imparcial nunca se debe menospreciar un evento en el cielo por supuesto un eclipse aunque sea rojo.

Comentario por Dinorah del Valle Lugo Landaeta el abril 16, 2014 a las 12:29am

Estoy totalmente de acuerdo contigo Adela, ya basta de tanta catastrofe, muchos tienen al Mundo loco a base de informaciones erroneas y alarmantes. Los astrologos debemos  darle mas peso a los aspectos de la cruz cardinal, ya que esas energias nos toca a todos de manera individual y a la vez colectiva, tomando en cuenta que el peso de los planetas generacionales es mayor que el de losplanetas personales. Gracias de nuevo.

Comentario por Silvia Macarena Sánchez de la G el abril 15, 2014 a las 5:50pm

Sí, Adela en eso estoy de acuerdo. Mi comentario venía al caso por la coincidencia de 1968. Pero yo también estoy convencida que la cuestión de magnificar los eclipses ("lunas rojas"), es mas bien propaganda manipulativa y tendenciosa. De hecho me parece un distractor del meollo que representa la Gran Cuadratura. Pero en fin. Me mantengo a la expectativa, pero con gran esperanza. Gracias. 

© 2020   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio