Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

DEL DESPRESTIGIO DE LA ASTROLOGÍA: MOTIVOS HISTÓRICOS.

Lo que pasó con la Astrología en el Renacimiento es muy interesante e instructivo, ya que es bien cierto aquello de que conviene conocer la propia historia para no repetirla.

 

Como dice Demetrio Santos, de quien no me cansaré de recomendar su "Introducción a la Historia de la Astrología" (Ed. Visión Libros), la invención de la imprenta sirvió para publicar muchos libros de Astrología; pero el mismo afán del público por el conocimiento trajo consigo una falta de discriminación y de selección adecuada y, tal como hoy ocurre con internet, las redes sociales y la televisión, lo que se imprimía respondía más a la demanda de “la audiencia”, a buscar una venta garantizada, que a un proyecto editorial organizado de impresión de obras cuidadas, completas y con criterio. En su descargo hay que comprender que la profesión de editor estaba "en pañales".

Ello no obstante, todos hemos de dar gracias a la imprenta y los astrólogos particularmente hemos de agradecer a los impresores que, gracias a ellos, se salvaron de la pérdida la mayoría de buenos textos que nos han llegado y cuyas diferentes versiones podemos ahora comprobar, comparar y analizar.

 

En esos tiempos la astrología creció incontroladamente y surgieron como setas astrólogos que pronosticaban todo tipo de desgracias y tragedias, el fin del mundo y cosas así, que publicaban lunarios y almanaques basados en tablas muy antiguas e inexactas, y profetizaban gilipolleces de toda índole que contribuyeron al magnífico e inconmensurable desprestigio del que aún goza nuestra disciplina y al que la mayoría de los astrólogos actuales seguimos contribuyendo cuando, en lugar de estudiar, nos dedicamos a propagar falsas profecías y predicar la llegada del Armagedón ya sea tomando en vano el nombre de los pobres astrónomos mayas o ya el de cualquier inocente profeta del Antiguo Testamento. La verdad es que el morbo sigue "vendiendo".

 

La burguesía, las clases intermedias dirigieron su atención a publicaciones relacionadas con los pronósticos escandalosos, con el ocultismo, la magia y la maravilla, por lo que numerosos astrólogos se plegaron a dichas modas para seguir viviendo de su profesión.

.

Así que la mayoría de los talentos más serios con los que contaba la Astrología, que hasta la fecha estaban a sueldo de Papas y nobles, ante la exigencia y la “obligación” de convertirse en profetas y adivinos, con muy buen criterio se pasó a la astronomía, es decir a la matemática observación y a los cálculos del movimiento celeste, que siempre es más seguro y menos comprometido calcular unas buenas efemérides y unas buenas tablas para navegar que interpretar a la tremenda, "sin duda ninguna" el día la hora y el minuto en el sucederán las grandes desgracias y leyendo con todo lujo de detalles la complejidad del cielo.

No fue la revolución copernicana, el resultado de cuyos cálculos de posición planetaria en nada difieren de los que se obtenían mediante el sistema ptolemaico, la que asestó el golpe de gracia a la astrología. La astrología padeció tanto los golpes del éxito y la divulgación como los de los propios astrólogos.

 

En fin... si a alguien le suena de algo el panorama de la Astrología en el Renacimiento, es por exceso de imaginación, porque hoy en día estas cosas no pasan, ¿A que no?

 

Visitas: 577

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Isabel D. el abril 30, 2014 a las 10:10am

No deberíamos olvidar que el desprestigio que sufrió la Astrología forma parte del cambio de paradigma que se produjo en el transcurso de los siglos XVI y XIX. Durante estos siglos se transformó la forma específica de ver la realidad y hubo un cambio de mentalidad e ideas que dio lugar al establecimiento de un nuevo paradigma, de una nueva cosmovisión, del que forman parte la revolución copernicana y la ilustración. Curiosamente, el origen de ese cambio se produjo por la necesidad de predecir con precisión el movimiento de los planetas, de resolver el llamado “problema de los planetas”, y porque la Teoría del universo de las 2 esferas no concordaba con los hechos observados.

Los planetas se movían de forma irregular, retrogradaban y exhibían cambios de velocidad, hechos que no podían ser explicados desde el modelo imperante que les asignaba un movimiento circular uniforme, además de los problemas técnicos que el sistema ptolemaico presentaba y que nadie había sido capaz de mejorar.

Explicar y prever dicha irregularidad dio lugar al cambio de la centralidad del Universo, con Copérnico la Tierra dejó de ser el centro inmóvil del Universo y el Sol ocupó su lugar, y serán Kepler y Newton los que finalmente encuentren las leyes que rigen el movimiento de los planetas.

Naturalmente, la Astrología cayó junto con la cosmovisión antigua sobre la que se sustentaba cuando sus valores o sistemas de pensamiento dejaron de tener vigencia y se estableció un nuevo paradigma.  

Comentario por Templario el abril 27, 2014 a las 1:53pm

Creo en mi modesto entender que en estas reflexiones falta siempre lo mas importante y no es la casuistica o el personaje de aquí o ahí, sino que la "ilustración" fenómeno de cambio constatado en la sociedad occidental y pilotado por el modelo económico anglosajón, introducen una nueva forma de ver lo natural y por lo tanto al hombre,  

Este modelo responde al axioma : "la inteligencia unido a la experiencia prima la utilidad".

Este fenómeno social que no científico condiciono y estableció que era "ÚTIL Y QUE NO".

Recuerdo a tal efecto que el modelo de ver lo natural no fue cambiado por  la religión, fue  el ILUSTRADO que  dejo de ver la naturaleza como un TEMPLO y pasó a verla como un ALMACÉN, y es por esto que los primeros en desregular la astrología fueron los franceses  ilustrados a la cabeza COLBERT y  su compañero VOLTAIRE.

Los científicos renacentistas tenían razón frente a los del Medioevo, pero  era sólo en cuanto a la exactitud de los fenómenos, pero no en cuanto a la verdad de la esencia ni a la legitimidad del conocimiento. El propio Goethe, negándose a mirar por el telescopio, vio infinitamente más lejos que Galileo con su nuevo artefacto. A diferencia de la ciencia moderna, las ciencias tradicionales no buscaban la exactitud cuantitativa sino la Verdad cualitativa. Los científicos nacidos de la ilustración, superponiendo al cosmos una estructura matemática, han destruido la visión orgánica de la naturaleza, reduciendo el mundo natural a un conjunto de leyes mecánicas.

Esto y solo esto es lo que hizo que la astrología fuera desalojada sin un mínimo debate y comprobación por el nuevo orden social.

Pondré un ejemplo moderno reciente:

Las cajas de ahorros son los Monte Pios salidos de la aplicación moral del pecado de usura aplicado en España por el cristianismo católico al igual que otras religiones que influyen en el orden social, frente al sistema financiero bancario de corte anglosajón, la reflexión fue la siguiente :

Ya que no podemos impedir el modelo bancario creamos algo que el producto de la USURA retorne como "obra social" atención al necesitado.

Hoy el modelo ha cambiado la democracia y la entrada en Europa ha permitido que el modelo anglosajón avance frente al modelo anterior, y ahora vemos como bueno y salvador que la cajas sean bancos, minimizando el objeto primero la OBRA SOCIAL, que no ha desaparecido pero ha sido reducida a lo mínimo. 

Esto es un simil muy parecido al que paso con la astrologia cambio el objetivo fundamental y dejo de tener utilidad para la sociedad civil (politicos y ricos)

Un saludo

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el abril 26, 2014 a las 6:59pm

Pues estoy de acuerdo en parte, y sólo en parte.

Claro que la aparición de la imprenta y el renacimiento contribuyó al desprestigio de la astrología, pero no porque aparecieran "malos astrólogos", sino por la difusión que empezó a alcanzar entre el pueblo llano, al que siempre ha interesado mantener en la ignorancia.

Igual que ahora se ha eliminado el estudio de las humanidades, y la enseñanza es capa vez más pobre. No se quiere enseñar a pensar. Basta con que sepan trabajar en lo que "a ellos" (los que tienen el poder) les interesa.  Por eso los medios de comunicación, ahora igual que antes, sólo se hacen eco  de los "bobos adivinos" mientras que a los demás se les sigue denigrando. Y sólo faltaba que también nosotros les hagamos el inmenso favor de sumarnos a sus posiciones aceptando una supuesta culpa.

No nos engañemos. ¿que hay malos astrólogos..? Claro, como en todos los gremios. Nadie desprestigia a la medicina porque entre los suyos haya carniceros y aprovechados. Nadie despretigia a los arquitectos aunque de vez en cuando se caiga alguna que otra casa. Nadie desprestigia a los taxistas porque entre ellos haya alguno que otro que abuse de sus clientes. Pero eso sí, admitimos que el hecho de que haya por ahí algun que otro loco que se crea infalible es motivo suficiente para que todos nosotros estemos en el estercolero. Venga ya...!

Si estamos donde estamos es porque al poder es donde le interesa tenernos... y punto. Llamadme conspiranoico si queréis. Lo asumo.

Un saludo

Comentario por Thomas Gazis el abril 26, 2014 a las 11:47am

Me gustaría añadir un hecho que creo que sea poquito infravalorado aquí. El conocimiento en general y en particular la astrología se bombeó de forma masiva en el Renacimiento en Italia gracias tambien a la enorme contribución de los eruditos  griegos - bizantinos que huyeron a Italia después de la toma militar de Constantinopla por los turcos en 1453. Regiomontano por ejemplo vivió lungo en Roma, en la villa del cardenal griego - bizantino Vissarion (Bessarion en ingles) juntos a muchos otros eruditos griegos - bizantinos. Vivia por mucho tiempo juntos con un importantisimo astrologo griego - bizantino que se llama Trapezuntius (el famoso astrólogo Inglés William Lilly menciona Trapezuntius en su libro "Astrología cristiana"). Y despues que se salio de Roma Regiomontano se ha hecho el grande astrologo que todos conocemos.

Comentario por Jeanne DANIERE el abril 25, 2014 a las 8:56pm

Gracias Adela por este trabajo muy interesante.

Es verdad que por varias razones la Astrología no se considera como algo serio.

Antiguamente se la enseñaba en las Universidades como una ciencia de mismo valor que otras e incluso se imponía haberla estudiado para un doctorado de medicina. Es decir la importancia y el respeto que se le tenía. No sé exactamente còmo ha sido la cosa en España y otros países pero en Francia es Colbert, ministro de Luis XIV, que en 1666 la eliminó de la Academia de las Ciencias, por oscuras razones políticas… Sin embargo reyes y personas importantes del poder seguían teniendo su astrólogo personal…

Pienso que si se pudiera restablecer oficialmente su enseñanza en alto nivel universitario, las cosas serian otras y nos tomarían más en serio.

Elizabeth Teissier, astrologa muy considerada del presidente F. Mitterrand, intentò persuadirlo, pero desgraciadamente no lo consiguió…

¡Ojalá André Barbault tenga razón!

Comentario por Mario Carbajal el abril 25, 2014 a las 4:34pm

Tambien la culpa la han tenido aquellos Astrologos que aprovechando la escases , secretismo, egoismo y poca difucion .Queriendo adueñarse de esta ciencia se creyeron los Obispos y pontifices de la Astrologia antes de que el internet se mostrara con furor.Hoy en dia estos personajes estan convencidos de que a ellos se les debe todas las venias y creditos .Pero la gente ya los tiene identificados se quedaron con aquellos que son verdaderos , honestos que a la legua se les ve que si son maestros. Los Celos son cosas de pasado para que la astrologia avance necesita apoyar a los mejores.

Comentario por Benjamin Martinez Bevia el abril 25, 2014 a las 2:22pm

No es por nada Adela pero seguimos igual o peor, que mas decir que incluso la astrología esta sujeta a modas.

Comentario por NORMA SARA el abril 25, 2014 a las 12:34pm

La naturaleza humana  no ha cambiado nada.  Hoy en día existen excelentes astrólogos y horribles personajes que se pretenden astrólogos. El obscurantismo que rechaza la astrología es siempre de actualidad apoyándose en la imagen de los que hacen dinero con consultas por internet o por teléfono con tarifas minutadas. Sin contar con los periodistas quienes con una mala fe indignante aprovechan de cada ocasión para tratar de demostrar que la astrología es una “estafa” que enriquece a los que la practican. Conclusión: continuemos con nuestra pasión, estudiando y aportando pruebas tangibles de los resultados de nuestras investigaciones. André Barbault nos dice, con un gran optimismo, que el panorama cambiara en el 2026, que tal vez el reconociemento de Urania sera una realidad.

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio