Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

El Rey Felipe VI de España

Hubiésemos querido ver la coronación del nuevo rey de España a la antigua usanza, es decir, centrados en aquel momento sublime en que le empotran en su cabeza la brillante y lujosa corona que lo entroniza como la suprema majestad. Las cosas han cambiado y ahora se limitan a una “simple” protocolización con sus formalismos del caso. Hoy en día investir a un rey es casi idéntico a investir a un nuevo presidente, al que le ponen la banda como símbolo de su autoridad y aceptación social.

Escribía en uno de los varios post sobre este tema lo siguiente:

“En el libro de La Verdadera Astrología, de John Frawley, se ilustra la manera más cercana y correcta como debe ser valorada la carta de la coronación del nuevo rey. En la página 205, de la edición de editorial sirio, puede seguirse lo relacionado con la coronación de la reina Isabel I de Inglaterra. Frawley se basa para presentar sus comentarios en lo que pudo ser las revisiones hechas por el astrólogo de la corte inglesa, John Dee.  

Giovanny”.

     Así entonces, voy a delinear desde mi óptica astrológica lo que la carta de la proclamación del nuevo rey de España pueda decir. Para ello levantaremos la siguiente carta:

Evento: Proclamación del Rey Felipe VI

Fecha: Junio 19 de 2014

Hora: 10:47:22 am

Lugar: Madrid – España

Longitud: 03º W 41´

Latitud: 40º N 24´

Diferencia con GMT: - 02:00

Sistema de casas: Placidus

Ascendente: 17º 04´de Leo.

     Quiso Dios que el momento de la proclamación fuese regido por el signo de la realeza y por ende, por la luminaria más brillante en nuestro cielo. Así entonces nos queda claro que la nación (la casa uno) y su nuevo rey (Sol) son uno solo, son una sola opción que se ligan para bien o para mal.

     En lo personal no me asiste ninguna duda sobre que la casa donde se ubique el Sol será la que marque la historia del nuevo monarca; dentro de la misma están sus posibilidades de hacerlo bien o de hacerlo mal y la consecuencias de sus actos. La casa once es la elegida para escenificar el hacer del nuevo rey de España.

     Fácilmente nos acercamos a la idea de un rey muy influenciado por todo lo que pueda en la carta ser valorado como mercurial o de Mercurio, incluyendo, por supuesto, su gran dualidad. Interesante que el signo de Géminis nos acerque al mito aquel de los gemelos que sólo podían encontrarse en la mitad del camino: mientras uno ascendía el otro descendía. La pregunta ahora, inevitable por cierto, es: ¿Cuál es exactamente la dualidad que el nuevo rey debe sortear con éxito? Pues la misma lo puede llevar al cielo o bien al infierno.

     En la casa once, además del coloquial tema de los amigos, yace uno que por su importancia reviste condición de superlativo en los actuales momentos de la nación española. La casa once, desde antaño, se la conoce como la casa de las finanzas del rey, algo así como el cofre de los tesoros del monarca, sus rentas y patrimonio.  

     Por tanto, tras lo anterior, me atrevo a afirmar que la clave de la supervivencia del nuevo rey de España (Sol) se sustentará en cosas tan simples como que él pueda ser visto por sus súbditos (representados por la Luna) no de una manera tan negativa (como lo insinúa la cuadratura entre Luna – Sol), sino como un benefactor y/o promotor de las finanzas de la nación (Virgo en la casa dos). No se puede dar el lujo de ser visto como un malversador, es decir, el rey Felipe en todo momento debe estar en la total disposición de dar claridad entre sus finanzas propias (casa once: su salario como rey) y las finanzas de la nación (casa dos). La dualidad de Géminis debe ser sorteada de manera bastante clara. Mercurio en Géminis, que puede ser visto como el aliado más importante y fuerte del Sol (no olvidar que la casa once muestra a los colaborares del Rey), avala o bien propende por la información clara y objetiva, por los mensajes sin confusión, en nuestro caso sobre la realidad financiera del rey. El rey debe dar la total claridad sobre en qué gasta y de dónde proviene su dinero. No se debe permitir que los dobles mensajes puedan enlodar su imagen y/o confundir a sus súbditos. Sería fatal para el rey que le descubrieran algo así como una doble contabilidad.

     Lo anterior, lo de la total claridad de las finanzas del rey, es lo que a mi parecer hace entendible la fuerte e impactante presencia de Venus en Tauro (significador universal del dinero) dentro de la casa décima y su regencia sobre la misma. Sin duda, la conjunción de Venus con la más maléfica de todas las estrellas fijas nos da a pensar sobre el riesgo del rey de perder su trono (cortar su propia garganta) por su mala gestión o uso del dinero de la nación. Algol anuncia la caída o debilidad del rey por asuntos que rayan con los malos manejos financieros.     

     Creo que a estas alturas de mis comentarios a nadie le queda duda sobre la gran importancia del planeta Mercurio, pues además de estar tan ceñido al Sol, dispone del mismo Sol y se da el lujo de regir las dos casas que centran los temas importantes para el rey: las finanzas de la casa once y las finanzas de la casa dos. Mercurio será el último planeta a contactar (revisado y/o evaluado) por la Luna, por el pueblo. No perdamos de vista que por la total cercanía los dos planetas se convierten casi en uno solo, en un solo tema a evaluar por el pueblo lunar. Cuidado, la revisión no será cómoda, nada fácil, como lo atestigua la cuadratura entre la Luna y el dúo Sol y Mercurio.

     Por supuesto que sí, además del tema financiero del rey la casa once asume el control sobre los parlamentarios de la nación. Estos últimos, con sus votos y promulgación de leyes pueden mantener o eliminar la figura del rey; pueden ellos propender por la aprobación de las leyes que eliminen o conserven la monarquía en España. En nuestra carta la monarquía se representa por el planeta Venus, del que ya sabemos pende de un hilo por su conjunción cercana con la estrella fija Algol. Algol, según el texto de Vivian Robson, “provoca desgracia, violencia, decapitación, ahorcamiento, electrocución y tumultos. Da una naturaleza terca y violenta, que causa la muerte al nativo o a otros”. A pesar del mal presagio que pueda cernirse sobre Venus, hemos de mencionar que dentro de la casa diez igual se ubican las Partes Árabes de la Fortuna y del Matrimonio (la reina Leticia muestra su importancia). Sumemos a lo anterior que la Luna llega con un buen aspecto a Venus, lo que nos hace pensar en que después de todo la institución monárquica recibe cierto beneplácito. Por extraño e incompresible que pueda parecer, la carta muestra por parte de la Luna lo que puede ser entendido como aceptación inicial por la monarquía (Luna sextil Venus) y un rechazo final por su rey (Luna cuadratura Sol). Amén de que el rechazo del rey igual alcance a su gestión financiera (Luna cuadratura Mercurio).   

**

     Debo confesar que mi primera impresión tras ver la carta fue de gusto y aceptación, mas luego la misma se desvaneció al darme cuenta de los graves problemas y defectos de la misma. Veamos a qué exactamente me refiero:

     Inicialmente el traslado de la luz que realizará la Luna entre Júpiter y Venus me pareció lo máximo, pues hasta pensé que un astrólogo había elegido el momento exacto de la proclamación. Venus fuerte en Tauro dentro de la casa diez y la Parte de la Fortuna allí mismo aumentaban mi gratificación al contemplar la carta. Mas la cruda realidad nos dice otra cosa: que la Luna, el agente intermediario, no goza de fuerza esencial ni accidental, por el contrario su ubicación dentro de la casa ocho deslucen su actuar. El todo poderoso Júpiter, fuerte por su condición de exaltación, lo pierde todo al saberse ubicado dentro de la casa doce, la casa de la prisión. La doce es el sitio donde nada puede actuar ni manifestar su poder. Júpiter en la casa doce y Cáncer es como la promesa de algo muy grande y bueno que no produce ningún resultado por no poder materializarse. Venus, el receptor de lo que Júpiter quiera aportar, se debate en hacer las cosas muy bien para no perder su cabeza en manos de Algol.

     Es una pena de verdad que lo anterior suceda, pues hasta las varias recepciones mutuas que unen a los tres planetas son de las más fuertes que pudiéramos esperar. Parece entonces que todo se quedará sólo en las buenas intenciones de querer hacer las cosas bien, mas al final la realidad dirá todo lo contrario. Teniendo conque hacer mucho, al final hemos hecho bastante poco. No se pierda de vista que la importante conjunción del Sol y Mercurio, el reflejo del más importante tema a vivir por parte del Rey, se ubica en el signo de exilio de Júpiter, lo que por supuesto no es nada agradable. No perdamos tampoco de vista que la combustión es el anuncio de las cosas que se suelen ocultan con la intención de beneficiarse de las mismas. Igual debemos valorar lo que nos legaron los astrólogos que nos precedieron, pues para ellos era digno de toda atención que el significador del rey o el de su reino estuviera al final de un signo fijo, en Tauro en nuestro caso: una situación estable está a punto de llegar a su final. Si sumamos a lo anterior que Júpiter regenta la casa ocho por Piscis en su cúspide y que la Luna además de estar allí en esa casa anuncia su aspecto negativo con el Sol, podemos estar ante el anuncio del final de la monarquía en España.

     Nuestra carta nos muestra sólo dos planetas angulares (fuertes accidentalmente), y uno de ellos es bastante maléfico en su actuar: Saturno en la casa cuatro, la casa de los finales. A don Saturno le aumenta su poder de acción saberlo ubicado en el signo donde Venus se exilia, lo que equivale a odiara o dañar a la monarquía; y además se da el lujo de contactar partilmente el Ascendente en el signo de Leo, por cuadratura aplicativa para más señas.  

      Acepto que yo soy de la opinión de que todas las monarquías, y todas sin excepción, deben ser eliminadas, peor aun así me afirmo en que la carta supera con creces mi desaprobación. Independiente de mi escaso gusto por la monarquía española la carta insiste en mostrar la total inconveniencia de mantenerla viva y usufructuando los dineros de la nación ibérica.

Giovanny Londoño Romero

Santiago de Cali – Colombia, junio 22 de 2014.   

Visitas: 169

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Mario Carbajal el junio 26, 2014 a las 7:57pm

Buen aporte Giovanny.

Saludos

Comentario por Claudia Arango Restrepo el junio 26, 2014 a las 7:28pm

Como siempre, hay claridad en los términos y gran sencillez en la explicación. Bien Giovanni

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio