CARLOS CASTANEDA. EL CHAMÁN DE OCCIDENTE

     Castaneda es una figura casi mítica para muchos de nosotros. Toda una generación que, gracias a sus libros, empezamos a tomar contacto con la posibilidad de “otra realidad”. De otra manera de ver la vida. De una u otra forma, y en mayor o menor medida, dependiendo de cada cual, una de las puertas que nos condujo hacia lo esotérico y oculto. Por eso he tenido siempre ganas de “mirar su carta”, algo bastante dificil de conseguir debido a la falta de datos fiables de su biografía. Según parece, y fiel a sus propias enseñanzas, empeñado en “borrar su historia personal”, él mismo se encargo de facilitar datos falsos, incluida su fecha de nacimiento, intentando confundir a biógrafos y estudiosos. (Puede verse en Wikipedia)

     Sin embargo, y pese a todo, el 31-1-2016 el compañero Tito Maciá publicó en su blog sus datos natales, teniendo incluso la generosidad de publicar su partida literal de nacimiento, que amablemente alguien le había hecho llegar. Asunto resuelto: MUCHÍSIMAS GRACIAS, TITO.

     Así pues, 25-12-1925 a las 14:30 en Cajamarca (Perú)

     Pues en principio, nada del otro mundo. Como suele ocurrir cuando buscamos la carta de un personaje especial, nos solemos encontrar con que igual podría ser la de un agricultor o la de un fontanero. Y sin embargo es alguien que influyó en la manera de pensar y de ver la vida de millones de personas. ¿Dónde está eso..? En mi opinión, la clave está en la estrecha conjunción, de menos de un grado, de Júpiter con el Nodo Sur en 9ª.

     El eje nodal suele ser uno de los puntos más difíciles y ambiguos a la hora de interpretar una carta natal, por tener un significado un tanto difuso y sutil. Se dice habitualmente, y de una manera bastante simplista, que el NS, por ser maléfico, es lo que debemos abandonar, representando el NN lo que debemos esforzarnos en alcanzar. Pero no hay nada en una carta que esté ahí para “abandonarlo”, sino para comprenderlo, asumirlo y sacarle el máximo partido. El NS representa actitudes, situaciones, intereses en los que el inidividuo se siente “cómodo”. En definitiva, el reino de la experiencia que domina de manera natural e innata, ya sea por haberlo practicado en vidas anteriores, o simplemente porque es así, dependiendo esto de las creencias de cada cual al observarlo. Se supone, por tanto, que se debe superar la tendencia a quedarse ahí, lo que implicaría no evolucionar, y esforzarse por “practicar” el reino de la experiencia definido por su polo opuesto, el NN en su situación por signo y casa. Un error bastante común.

     La realidad es que el NS representa efectivamente las “herramientas” o los “talentos” que el indivíduo trae incorporados de manera natural, y de que los que no suele ser consciente, y que una vez asimilados e incorporados a la consciencia le permitirán enfrentarse a los desafíos que, de una u otra forma, la vida le impondrá, y que de alguna manera estarán relacionados con el NN. Es decir, como si de un columpio se tratara, ser capaz de poner un pie en cada polo y equilibrarse en el centro. Y para eso, evidentemente, hay que empezar por conocer, aceptar y asimilar el NS, puesto que es con lo que venimos pertrechados para nuestro paso por la vida. Dificilmente seremos capaces de clavar un clavo, si ni siquiera sabemos que a nuestro lado hay un martillo.

     Pues bien, el NS en el caso que nos ocupa está situado en 9ª, lo que significa que el indivíduo tiene una capacidad innata para acceder a un conocimiento superior, ya se trate de una carrera universitaria o de una rara instrucción esotérica. Que aunque el sujeto no lo sepa, está en contacto con ello, latente. Que ya está ahí, al igual que el genio en la botella, esperando que alguien o algo lo destape. Júpiter en 9ª refuerza aún más este significado, puesto que por sí mismo representa conceptos similares en esta posición, y ambos están en estrecha conjunción. El NN en 3ª, por su parte, nos habla de que la “misión” del indivíduo es “bajar” ese conocimiento a un plano de lo cotidiano, consiguiendo su expansión en base a ponerlo al alcance de una mayoría. Comunicarlo a cuantos más mejor, como hizo Castaneda.

     Su encuentro con Juan Matus se produjo en el verano de 1960, y por esa época su horóscopo progresado tenía este aspecto:

     Arrastrando sus significados, ese Júpiter del que hablábamos ha progresado hasta el MC, al tiempo que Mercurio y su connotación de aprendizaje llegaba hasta el propìo Júpiter. Se ponía en marcha el mecanismo. Era el aldabonazo que marcaba el “reencuentro” de Castaneda con sus propias capacidades latentes, y que el brujo Juan Matus supo reconocer en él, por lo que le adoptó como aprendiz. El encargado de “destapar la botella”.

     “Las enseñanzas de don Juan”, su primer libro, se publicó en 1968, y así había progresado su carta:

     El Sol progresado sobre Venus de MC, popularidad inmediata y éxito de ventas. El proceso se había puesto en marcha. Pero claro, ese Sol no sólo activaba Venus, sino que también activaba la T cuadrada que forma con Neptuno y con Marte y Saturno en la 7ª. La casa de los enemigos, o de sus “pinches tiranos” particulares.

     Siempre ha habido un enconado debate sobre si sus experiencias que relataba eran reales o pura invención. Sobre hasta qué punto no había aderezado sus relatos con un mayor o menor porcentaje de fantasía. Siempre hubo quien lo aceptó todo a “pies juntillas”, y quien lo denostó como a un completo farsante. ¿Pero de verdad eso importa? ¿Acaso no estamos con esas disquisiciones “agarrando el rábano por las hojas? A mí particularmente poco me inquieta si realmente alguien es capaz de convertirse en jaguar o en cuervo. Lo realmente importante es que sacudió nuestras vidas y nos hizo plantearnos un montón de cosas que hasta ese momento dábamos por inamovibles. Que supuso un “despertar” para muchos de nosotros. Que nos enseño lo que era “el nagual”, “el aliado”, “la ensoñadora”, “la acechadora”... que nos mostró “el camino del corazón”, y nos animó a todos a vivir con “la impecabilidad del guerrero”. Por eso, y por tantas y tantas otras cosas... gracias, maestro.

Pedro Jiménez Sanmillán

LAUS DEO

Visitas: 193

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Moisés Valverde el marzo 5, 2016 a las 9:21pm

Ja,ja,ja...ves como el roce hace el cariño...???, que rabia que la gente no acabe de comprenderlo, y algunos quieren llegar a acuerdos y consesos solo a base de Besos y Arrumacos....en fin lo dicho Pedro For President!!!!

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el marzo 3, 2016 a las 8:21pm

No, compañero. Nada que comentar, no porque no sea importante, sino porque no era ése el sentido de mi artículo. De todas formas, procuraré esforzarme más la próxima vez, a ver si consigo levantar ese suspenso. Mcachis....

De todas formas te aprecio. Lo sepas.

Comentario por Moisés Valverde el marzo 3, 2016 a las 7:22pm

Vamos a ver Pedro, nada que comentar de ese señorial Gran Trigono de Agua, ocupando las casas III, VI y XI, ahi es nada!!!, no se puede obviar algo tan importante y determinante como eso, te voy a tener que dejar algun librito y toda una retaila de personas que han destacado con ese Gran Trigono, empezando por Nostradamus, continuando por Julio Verne y llegando por ejemplo al visionario de Alien y Prometheus Sir Ridley Scott....Suspendo Pedro!!!!.....;)

Comentario por Sergio el febrero 15, 2016 a las 5:50pm

Totalmente de acuerdo Pedro

A mi parecer ese Marte /Saturno en Escorpio son la clave 

Gracias

Saludos

© 2022   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio