EL DESVÍO DEL ASC., EL MC. Y LAS CASAS GEOMAGNÉTICAS EN LA CARTA NATAL

 

En mi artículo “El Asc. Eclíptico y el Asc. Geomagnético en la Carta Natal”, os hablaba del desvío o declinación que se producía en el ASC y el MC, según los autores: Ptolomeo;  M. Gauquelín, con su investigación estadística; D. Santos Santos, que en todas sus obras lo llama  “gradiente” del ASC y los Huber con la intensidad planetaria en los puntos de reposo (PR) y puntos de inversión (PI), y todo ello por su posible relación con la declinación entre el Norte/Sur geográfico y el Norte/Sur  geomagnético. También, en otro artículo, os comenté sobre el ciclo soli-lunar de Metón por la aplicación del “número áureo” de 6939 días, 16 horas y 31 minutos, para el cálculo de las fechas de luna nueva o lunación y luna llena, sin utilizar  las efemérides.     

 

Bien, pues os seguiré comentando y profundizando un poco más este tema en aquello que creo que nos interesa, que es el desvío o declinación del ASC y MC eclípticos en la Carta Natal por la aplicación matemática de la “proporción áurea” y todo lo que os voy a exponer es, a mi entender, muy útil, aclara muchas ideas y su comprobación y verificación lo veremos a lo largo de la exposición, y, por supuesto, en vuestras comprobaciones particulares o privadas, por eso disculpadme si me extendiendo un poco para que podáis apreciar y verificar luego su armonía con el ciclo Soli-lunar en concordancia con el ciclo superior Júpiter–Saturno, que creo son los más importantes para el estudio individual de la Carta Natal. No voy a entrar en temas de astro-mundial que deben ser, por supuesto, de ciclos mucho más largos que se me escapan.

 

Primero veamos que es la “Proporción áurea”:

 

La “Proporción áurea”, es una proporción matemática que Paccioli llama “proporción divina” que utilizaban tanto geómetras, filósofos y astrónomos/astrólogos, como Kepler (ya sabéis que Johannes Kepler fue un gran astrólogo. Astrólogo de la corte Imperial del Emperador Rodolfo II en Praga) y que al resultado de la proporción le llamó el “número cosmológico” y además fue el primero que lo menciona como una “joya preciosa”, como uno de los tesoros de la Geometría, en su primer libro: “Mysterium Cosmographicum de admirabili proportione orbium  caelestium”, en 1596, antes de publicar sus leyes de las órbitas planetarias.  El otro tesoro es el número Pi (π) y el “teorema de Pitágoras”. También, por otra parle, Leonardo da Vinci le da el nombre de “sección áurea o divina”, y Sir Th Cook, en “The Curves of Life” trata esta cuestión con una documentación detallada y fotográfica cuya riqueza bastaría para hacer un libro infinitamente atractivo por la presencia en muchos organismos vivos, plantas o animales, (simplemente basta mirarnos el ombligo...) de la espiral en que Goethe veía el símbolo matemático de la vida y de la evolución espiritual o de las pulsaciones rítmicas. De esta “proporción áurea”, hay una obra específica y matemáticamente exacta y extensa de la autora Matila C. Ghika, en su libro “Estética de las proporciones en la Naturaleza y en las artes” Editorial Poseidón. Barcelona , 1983. (Vol. I, “Los Ritmos” y Vol. II, “Los Ritos”).

 

En matemáticas, esta proporción divide a una línea de tal manera, que la parte más pequeña de la línea está en relación con la parte mayor, al igual que la parte mayor lo está con la longitud de la línea entera, es decir, si llamamos x a la longitud de la parte menor e y,  a la mayor, tenemos la siguiente proporción:

x / y = y / (x + y),  es decir:

 

x es a y, como, y es a la longitud entera de la línea (x+y).

 

Para encontrar una solución a esta proporción que relacione x con y, basta tomar x igual a 1 (x = 1),  y resolver la ecuación de segundo grado resultante, donde:

y² - y – 1 = 0,   cuya solución es:

1 ± √5 / 2

En su solución positiva es igual a  1, 61803398...

y en la negativa a  ( -0,61803398....).

 

Como la raíz de 5 es irracional la solución también lo es.

 

Aplicando la soluciones de esta proporción, en nuestro caso, en los ejes de la Carta Natal, ASC-DESC o  MC-IC (ángulos llanos de 180º (π)), obtenemos, aplicando primero la solución negativa de (-0,61803398),  multiplicaremos:

180º x (-0,61803398) = (-111,246116º) centesimales

 

Es decir, obtenemos un ángulo de (–111º 14´ y 45,6¨) sexagesimales, a partir de un punto inicial: si partimos del ASC será en sentido de las agujas del reloj, es decir, en sentido negativo, y en sentido directo si partimos del MC.  

 

Si aplicamos la solución positiva de 1,61803398, multiplicándolo por 180º, obtenemos un ángulo de 291,247074 grados centesimales, que restado de 180º, verificamos el ángulo anterior de (–111,24º) y el ángulo adyacente de (-68,76º). Su suma ( –180º) 

 

En uno u otro caso la figura resultante es la figura, 1, para el eje ASC- DESC y figura 1 bis) para el MC-IC.  

 

FIGURA, 1 ASC-DESC

(ANTE LA IMPOSIBILIDAD DE ADJUNTAR LOS GRÁFICOS EN ESTA PÁGINA ABRID EL ARCHIVO DE OFFICE WORD 97-2003 QUE OS INDICO PARA VER ODAS LAS FIGURAS. GRACIAS)

 

 

FIGURAS%20DEL%20DESCIO%20DEL%20ASC.doc

 

FIGURA, 1 bis). MC-IC

 

Si lo aplicamos en una circunferencia (ángulo de 360º (2π)), de radio 1, al multiplicarlo  por la solución negativa, nos resulta, lógicamente, un ángulo de doble dimensión que para 180º, o sea, un ángulo de 222º 29´ 32´´  y su ángulo complementario de 137º 30´ 28´´,  ángulo que en Botánica se le da el nombre de “ángulo ideal” en los estudios de filotaxia, por el ángulo que forman entre si las hojas de una planta dispuestas en hélice ascendente sobre la rama o el tronco para asegurar el máximo de exposición a una luz vertical.

 

Pero, volviendo a lo nuestro, veamos que sucede si juntamos ambos ejes ASC.-DESC y MC-IC,(Horizonte y Meridiano) que formen entre si un ángulo recto (90º, ángulo base que servirá para nuestros cálculos), como lo es, por ejemplo, en un Tiempo sideral de 18 horas y en la latitud 0º (Ecuador), y os represento en la figura 2, donde las flechas blancas nos indican el desvío o declinación.

FIGURA 2


 

En esta figura, observamos que el MC eclíptico a 0º de Capricornio, por la proporción áurea se desvía en -21º 14´ 45.6´´ de arco, (21,24º centesimal) en sentido de las agujas del reloj (negativo) situándose a 8º 45´ 14.4´´ del signo de Sagitario. Éste sería, en teoría y en mi criterio, el punto del MC geomagnético (MCG) con el ASC a 0º Aries. El ángulo total formado es de 90º más los 21,24º centesimales negativos que son los 111,24º, ó, 111º 14´ 45.6´´ (de 0º Aries el ASC a 8,24º de Sagitario del MCG) que resultan al aplicar la proporción.

 

Igual sucede en los opuestos, en un T.S. de 6 horas y en la misma latitud, es decir, situándose el MC eclíptico a 0º Cáncer y el ASC a 0º Libra, pero aplicando el desvío proporcional, el ASC. se sitúa a 8º 45´14.4´´ de Virgo, que sería el ASC. geomagnético (ASCG) con el MC a 0º Cáncer, es decir, los 90º menos el desvío de 21º 14´ 45.6´´ que resulta el ángulo complementario a 90º,  de 68,76º (de 0º Cáncer el MC a 8,24º de Virgo el ASCG).

 

Cambiemos ahora los ejes en la figura 2 bis) y situemos el eje del MC eclíptico a 0º Aries y el del ASC a 0º Cáncer para un T.S. de 0 horas; y el MC a 0º Libra y el ASC. a 0º Capricornio, respectivamente, para un T.S. de 12 horas y en la misma latitud de 0º,   es decir, separados entre ellos 90º,  en ambos casos.

 

FIGURA 2,BIS)


 

Nos resulta el mismo desvío aplicando la solución negativa de la proporción. El MC que se sitúa a 0º de Aries, (ASC a 0º Cáncer) se desvía a 8,45º de Piscis que será el MC geomagnético (MCG) formando un ángulo entre los dos de 111,24º  y el MC que se sitúa a 0º de Libra y el ASC a 0º Capricornio se desvía  a 8,45º de Sagitario, que será el ASC geomagnético (ASCG) formando un ángulo entre ellos de 68,76º.

 

Con esta referencia, si tratamos de calcular el ángulo de 90º, para cualquier Tiempo sideral y en cualquier latitud y longitud geográfica que lo apliquemos, siempre tendremos el mismo ángulo de declinación o desvío distribuido proporcionalmente entre el MC y el ASC  eclípticos, en cualquier latitud y longitud considerada.

 

Lo siento para quien no les guste las matemáticas, pero es precisa esta explicación. Veamos: supongamos, por ejemplo, una Carta Natal para el 2 de abril de 1980, (que corresponde a un T.S. de 3 horas y 55 minutos) en una Latitud geográfica, por ejemplo, en Bogotá (Colombia) Latitud de 4º 40´ 24´´ N y una Longitud de 74º 06´14.5´´ W a las 15 horas, 06 minutos, hora local (como ahora los cálculos ya los hace automáticamente cualquier programa informático de Astrología, los que tuvimos que hacerlo “a mano”,  con los  antiguos “mandalas”, sabemos lo que cuesta calcular esto). Con esos datos se sitúa el MC eclíptico a 0º 53´ de Géminis y el ASC eclíptico a 27º, 33´, de Leo. Eso significa, que del punto inicial, 0º Aries y contando los grados, no por signos zodiacales, sino por grados de la circunferencia en sentido directo, el MC está a 60º 53´. de 0º Aries y el ASC a  147º 33´. Para tratar de encontrar un ángulo de 90º que una a estos dos puntos tendremos que calcular la bisectriz o punto medio del ángulo formado por el MC y el ASC. eclíptico. Para ello sumamos los dos puntos: 60º 53´ + 147º 33´ =  208º 26´  y esta suma la dividimos por 2;  el cociente nos da 104º 13´. (o lo que es lo mismo 14º 13´. de Cáncer) que es el punto medio del ángulo formado por el MC-ASC  Sabemos que el punto medio del ángulo de 90º es 45º, por lo tanto, debemos de sumar y restar del punto medio del ángulo eclíptico los 45º, o sea:  104º 13´ + 45º = 149º 13´ (29º 13´ de Leo); luego restamos del punto medio del ángulo eclíptico 45º;  104º 13¨ - 45º,  nos da  59º 13 (29º 13´de Tauro), a 90º del anterior, o lo que es lo mismo, restamos directamente 90º de 149º 13´. Este nuevo ángulo de 90º que hemos formado tiene el mismo punto medio o bisectriz del ángulo ASC-MC eclípticos, es decir, el de 104º 13´ (14º 13´de Cáncer),  con lo que hemos unido ambos ejes el MC y el ASC  eclíptico en un ángulo de 90º.

 

Como resulta que a este ángulo recto hemos de restar el desvío o la declinación negativa  proporcional de 21º 14´,  tomamos como referencia el punto más alejado, es decir el de 149º 13´ (29º 13´ Leo) COMO EL PUNTO DEL ASC GEOMAGNÉTICO (ASCG) (Veremos más adelante porque es el geomagnético) y le restamos los 111º 14´ (90º + 21º 14´) negativos del ángulo de la “proporción áurea” y obtenemos: 149º 13´ - 111º 14´ = 37º 39´ (7º 39´ de Tauro) COMO EL MC GEOMAGNÉTICO (MCG).

 

Comprobemos si efectivamente el desvío de los (-21º 14´) se ha distribuido proporcionalmente entre el ASC y el MC eclípticos. El ASC eclíptico se situaba a 27º 33´de Leo y el ASCG se sitúa a 29º 13´ de Leo, la diferencia es de  + 1º 40´  y la diferencia entre el MC eclíptico y el MCG, es de 60º 53´ - 37º 39´ = (-23º 14´); Luego, (-23º 14´+ 1º 40´) =  (-21º 14´).

 

De igual manera en cualquier latitud y longitud que tomemos se procede con los mismos cálculos. Ya se que estas operaciones resultan muy engorrosas, pero estoy terminando  de confeccionar unas tablas  para su consulta e incluso un programa informático completo que incluye la corrección del ASC y la progresión de la edad; pero bueno, sigamos y comprobemos ahora este desvío con los calculados estadísticamente por el Sr. Gauquelin  en las latitudes y longitudes en que, más o menos, se basó su estadística.

 

Vamos ahora a París, a una Latitud de 48º 45´ N y una Longitud de 8º 52´ E, en el mismo  T.S. de 3 H. 55´, el día 2 de abril de 1960, , y para conservar la posición del MC eclíptico anterior de 0º 53´ de Géminis (60º 53´) pongamos la hora local de París a las 15 horas 35 minutos y 45 segundos. Bien, el MC se sitúa a 60º 53´ (0º 53´de Géminis) y el ASC eclíptico a 157º 10´ (7º 10´ de Virgo). Efectuando los cálculos anteriores, localizamos el ASCG a 154º 01´ (4º 01´ de Virgo) y el MCG a 42º 48´ (12º 50´de Tauro). Igualmente el ángulo de desvío proporcional se distribuye equitativamente entre el ASC y el MC eclípticos. Es decir, 154º 01´ - 157º 10´ = (-3º 09´) y 42º 48´ - 60º 53´ = (-18º 05´) , sumados (-21º 14´). El ángulo formado por el ASCG y el MCG es de 111º 13´...,  ángulo de la proporción áurea.     

 

Si comparamos estas desviaciones proporcionales obtenidas, con el gráfico de la desviación estadística de M. Gauquelín que os muestro en la figura 3, donde la novedad es que los máximos y mínimos de Gauquelin son los Puntos de Inversión (PI) y Puntos de Reposo (PR), respectivamente, de los Huber y así unimos a los dos autores. 

  

FIGURA 3, GRÁFICO ESTADÍSTICO DE GAUQUELÍN



Podemos comprobar que los máximos y los mínimos de Gauquelin, o los Puntos de Inversión (PI) y los Puntos de Reposo (PR) de los Huber, resultan los mismos ángulos de desvío que hemos aplicado con la proporción áurea de las figura 2  y 2 bis, y  sus ángulos opuestos. Veremos, después, como este desvío se verifica y se comprueba con los ciclos vitales (sol - Luna, y Júpiter- Saturno) .

 

LA DOMIFICACIÓN.- Pero, ¿qué pasa con la domificación o la distribución de as casas con este desvío?. Para aclarar las cosas, pongamos otro ejemplo y haremos un simple cálculo para la distribución proporcional de las casas o sectores geomagnéticos en el “ángulo áureo” y su adyacente.

 

Vayamos otra vez a París, el día 2 de octubre de 1960, en un T.S 12 horas después del anterior, para situarnos en los ángulos opuestos de la Carta Natal, es decir, un T.S. de 15 Horas 55 minutos,  a las 15 horas 34 minutos 18 segundos de hora local en París. Aquí la posición del MC eclíptico se sitúa a 0º 53.7´ de Sagitario, (240º 53.7´) y el ASC eclíptico a 2º 30.8´ de Acuario (302º 30.8´). Calculemos el punto medio del ángulo eclíptico ASC-MC La distancia entre los dos puntos es de 61º 37.1´, dividido por 2 el cociente es 30º 48.5´,  el punto medio entre ambos será sumando al MC eclíptico los 30º 48.5´ o restando esos mismos grados al ASC eclíptico, luego el punto medio estará a 1º 42.2 ´de Capricornio, o, a 271º 42.2´, si a este punto medio le restamos 45º (ya que estamos en ángulos opuestos a los ejemplos anteriores) obtenemos el MCG, es decir: 271º 42.2´ - 45º = 226º 42.2´ (a 16º 42.2´ de Escorpio)  y el ASCG, estará sumándole 68º 45´14.4´´  (ángulo áureo opuesto al de 111º 14´ ) al MCG, es decir, estará a 226º 42.2´ + 68º 45´14.4´´  =  295º 27.2´ 14.4´´  (a 25º 27.2´ 14.4´´  de Capricornio). El desvío sigue siendo el mismo distribuido proporcionalmente entre el ASC y MC eclípticos. (MC eclíptico menos MCG , será 240º 53.7´- 226º 42.2´ = 14º 11.5´  y ASC eclíptico menos ASCG, es 302º 30.8´ - 295º 27.2´... = 7º 03.6´ Luego:  14º 11.5´ + 7º 03.6´ = 21º 14.11´ (el “desvío áureo”).

 

Es importante señalar que para que no existan errores, hay una regla que nos dice que “si el ASC eclíptico se sitúa entre 0º Aries y 0º Libra, el MCG siempre estará a una distancia negativa (menor) de 111º 14´ que el ASCG; y si se sitúa entre 0º Libra y 0º Aries, el MCG se sitúa a una distancia de 68º 45´14.4´´  menor que el ASCG.

 

Bueno, una vez situados los puntos del MCG y el ASCG, en ambas posiciones opuestas en la Carta Natal, (primer y segundo ejemplo en París) vamos a tratar de domificar o distribuir el ángulo áureo de 111º 14´ 45.6 y el contiguo de 68º 45´ 14.4´´ con las correspondientes casas geomagnéticas.

 

Vamos a llamar al MCG y al ASCG como puntos máximos o Puntos de Inversión (PI) y para calcular los mínimos o puntos de reposo (PR) serán los puntos medios de los ángulos áureos que deben situarse precisamente en el centro de las casas fijas: 2, 8, 5 y 11, respectivamente, o sea:  111º 14´ 45.6´´ /  2 =  55º 07´22.8´´ y 68º 45´ 14.4´´ / 2 = 34º 22.5´ 07.2´´ . Es decir, el centro de la casa 2 (el PR o de mínimo), debe situarse a una distancia del ASCG o casa 1, de 55º  37´ 22.8´´, en el caso de que la distancia entre el  ASCG al ICG, o casa 4, sea de 111º 14´ 45.6´´  (la distancia entre el ASCG y el MCG, será entonces  de 68º 45´14.4´´ en este ejemplo) y el centro de la casa 8 (el PR) a 34º 22.5´ 07,2´´ del DSC o casa 7 (180º del PR de la casa 2).

 

Sigamos aplicando la solución negativa de la proporción en ambos ángulos áureos multiplicando la distancia angular de 111º 14´45.6´´ por 0,61803398 = 68º 45´ 14.4´´. Evidentemente, la casa 3 y su opuesta la 9 geomagnéticas tendrá un ángulo igual a la diferencia entre estos dos ángulos áureos, 111º  14´ 45.6´´ y  68º 45´ 14.4´´ =  42º  29´ 31.2´´, y su inicio estará a 42º 29´31.2´´ antes (menos) del  ICG o de la casa 4 . Pero sigamos aplicando la solución negativa de la proporción y multiplicamos los 42º 29´31.2´´ por 0,61803398 =  26º  15.7´ que debe el ángulo de la casa 2, cuyo límite se encontrará a esos 26º 15.7´de la casa 3 y a 68º 45´ 14.4´´ del ICG o casa 4. Efectivamente, el punto mínimo o de reposo (PR) de 55º 37´ 22.8´´ se encuentra en el centro de la casa 2 y su opuesta la casa 8,  (ya que la mitad de 26º  15.7´ son 13º 07.8´, despreciando los segundos,  que sumados a los 42º 29´ 31.2´´  del límite de la casa 3 ó 9, son los 55º  37´ 22.8´´ donde se sitúa el punto de reposo (PR).. Evidentemente si ya tenemos los limites de las casas 2 y 3,  la cada 1 geomagnética obtendrá un ángulo de 42º  29´ 31.2´´ que resulta de la diferencia al límite de la casa 2 al ASCG. La suma total de las 3 casas (1, 2 y 3  y sus opuestas 7, 8 y 9) es de 111º  14´  45.6´´ , nuestro ángulo áureo.

 

Igual sucede si hacemos los cálculos para el ángulo adyacente del MCG al ASCG, es decir, las casas 10, 11 y 12 y sus opuestas 4, 5 y 6, multiplicando la solución negativa por 42º 29´ 31.2´´ que nos da 26º 15.7´ (desprecio los segundos por no hacerlo tan largo) , que serán los ángulos límites de las casas 10 y 4 y multiplicando la solución negativa de 0,618003398 por 26º 15.7´ , nos da 16º 13.8´ ángulo límite de las casas 11 y 5, respectivamente. Comprobad como el punto de reposo (PR), del ángulo MCG-ASCG de 68º 41´14.4´´ se encuentra efectivamente en el centro de ambas casas 11 y 5, es decir a 34º 22.5´ 07.2´´ de ambos.

 

Veamos, por fin, la distribución de las casas por la proporción áurea en la Carta Natal del ejemplo en Paris (desprecio los segundos) y luego su representación en la figura 4:

 

ASCG  a 295º 27.2´ (25º 27.2´ de Capricornio)

 

.- Casa 2 a ( 295º 27.2´ + 42º 29´) = 337º 56´ (7º 56´de Piscis)

PR  (centro casa 2) a (337º 56´+ 13º 07.8´) = 351º  04.2´ (21º 04.2´ de Piscis, ó también (295º 27.2´ + 55º  37´22.8´´ = 351º 04.2´ )

 

.- Casa 3 a ( 337º 56´ + 26º 15.7´) = 4º 11´ (4º 11´de Aries)

 

ICG (Casa 4) (4º 11´ + 42º 29´) = 46º 42.2´ (16º 42.2´de Tauro)

 

.- Casa 5 a (46º 42.2¨ + 26º 15.7´) = 73º 02.9´ (13º 02.9´de Géminis)     

 PR (centro casa 5) a (73º 02.9´ + 8º 01.8´) = 81º 04.7´ (21º 04.7 de Géminis), o también (46º 42.2´ + 34º 22.5´ 07.2´´ = 81º  04.7´)

 

.-Casa 6 a (73º 02.9´ + 16º 13.8´) = 89º 16.7´  (29º 16.7 de Géminis)

 

DSC (Casa 7) a (89º 16.7´ + 26º 15.7´) = 115º 27.2´  (25º 27.2 de Cáncer).

 

Las casas opuestas 8, 9, 10, 11 y 12 y sus PR, simplemente trazar las líneas opuestas correspondientes.

 

Veamos su representación gráfica en la figura 4.

FIGURA, 4





En la figura vemos la distribución de las casas, con los límites que hemos calculado, donde MX, es el ángulo de declinación (δ) o desvío y son las zonas de máxima intensidad. desde el ASC-DSC eclíptico (línea amarilla) al ASCG-DSCG  geomagnético y desde el MC-IC eclíptico (línea amarilla) al MCG-ICG geomagnético.

 

SU ARMONÍA CÍCLICA:  Bueno, pero todo esto puede resultar anecdótico o baladí, no podéis imaginaros la cantidad de Cartas Natales que he estudiado con el desvío de esta proporción y sus sorprendentes resultados, Mi primer artículo sobre esta tema fue publicado en la revista “Más Allá” a nivel nacional en Espala, que además, coincidía con un programa televisivo con el mismo nombre y editado por AVAC (Asociación Valenciana de Astrología) en el año II de la revista y en colaboración con Demetrio Santos Santos en el año 1983.

 

Pero el caso, es que esta desviación está en concordancia y en armonía perfecta con el ciclo Sol-Luna del que os he hablado en todos mis artículos y del cual no he encontrado referencia histórica alguna, y es el avance retrógrado de la luna 150º exactos del Zodíaco, como un minutero  de un reloj cada año y 6 días, aproximadamente, y, a los 12 años vuelve a su posición inicial (ciclo de Júpiter); a los 30 años en su posición opuesta a la inicial (ciclo de Saturno) y a los, ¡OJO!, 59,577 años vuelve a la posición de inicio al cabo de 5 ciclos, pasando cada año y 6 días por cada uno de los 12 signos del Zodíaco y, por tanto, el avance directo de 6º aproximados del Sol cada año y  6 días (a 1º  ± por día)  Esto creo que lo habréis comprobado. Bueno, pues si la Luna (que la considero como un electrón en (-) ) ejerce una fuerza centrípeta (hacia dentro) en su avance retrógrado y el Sol (que lo considero como protón en (+) )en su avance directo ejerce una fuerza centrífuga (hacia fuera), el ASCENDENTE GEOMAGNÉTICO (ASCG) es el fotón de ambas fuerzas (protón y electrón)

 

Pero eso no quiere decir nada de momento, no basta con eso. Sabemos que el ciclo de Júpiter es de 11, 858 años y Saturno es de 29,42 años. Cada 59,577 años efectúan su conjunción o ciclo de recurrencia de primer orden, con un avance directo por ciclo de 8,93º (os podría hablar mucho de este ciclo). La cuestión sorprendente es que los ángulos de la proporción áurea que hemos calculado coinciden perfectamente con ambos ciclos, si avanzamos de forma directa o protónica (contraria a las agujas del reloj) el Ascendente geomagnético (ASCG) a 6,19249..º por año, igual a la solución negativa de la proporción áurea multiplicada por 10, (la diferencia a 0,61803398 de la solución negativa de la proporción es el avance directo del ciclo de 8,93º que forma la espiral). Comprobemos:

 

Con el avance de 8,93º del ciclo completo de Júpiter-Saturno, el ciclo de recurrencia se completaría a los 368,93º por ciclo, no a los 360º. Entonces, tendríamos que calcular el ángulo proporcional si avanzamos el ASCG, no como 180º , sino como 184,465º  (368,93 dividido por 2), los ángulos áureos serían entonces de 114º y  de 70,465º respectivamente,; efectivamente, si dividimos el ángulo  de 114º  por los 6,19249..º por año, su resultado es de 18,4101 años, y dividiendo el ángulo de 70,465º por los 6,19...º nos resulta 11,3783 años, igual al ciclo de Júpiter con una diferencia de (-0,48) años;  y el ángulo de 184,465º ( o la suma de los dos ángulos) dividido por los 6,19..º resulta de 29,7885 años (18,4105 años + 11,378) igual al ciclo de Saturno más (+0,3685) años, diferencia que se anula en ambos sentidos. Y efectivamente, al cabo de 59,577 años, el ASCG ha avanzado a 6,19..º por año, los 368,93º. Igualándose los dos ciclos el anual Sol-Luna y el vital Júpiter-Saturno.

 

Con ese avance del ASCG no podéis imaginaros como coinciden los sucesos o eventos de nuestras vidas cuando aspecto a los planetas radicales de la Carta Natal, sobre todo, sin duda, al Sol y la Luna (en carta masculina y en carta femenina e incluso cuando en la radical el Sol y la Luna se encuentran aspectados en trígono, (¿podría tratarse de una persona bisexual u homosexual?....). Ahí es nada.   

 

Creo que me he extendido demasiado, y no se si me explicado bien, pero ya digo que merece la pena leerlo con detenimiento y tranquilidad, lo considero de suma importancia y utilidad. Debéis comprobarlo; pero aún quedan más cosas que deciros de estos ángulos áureos, el por qué los llamo geomagnéticos, y en próximos artículos os lo cuento si tenéis la paciencia de leerme. Por favor, a los interesados, cualquier duda consultadme.

 

Una última cuestión: La declinación (δ) del N/S geográfico y N/S geomagnético terrestre sufre variaciones anuales continuas debido a los movimientos terrestres (traslación rotación, nutación, etc) pero no he observado esa variación en las cartas natales estudiadas.  

Vicente Rausell Lillo              

 

 

 

 

Visitas: 143

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

© 2022   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio