Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

                    LETIZIA ORTIZ ROCASOLANO

     Con la reciente proclamación de los nuevos reyes de España hemos podido ver distintos estudios astrològicos sobre el asunto en los que hay disparidad sobre las horas de nacimiento de ambos. En el presente trabajo me centro en la carta de Letizia presentando, a mi vez, una hora de nacimiento distinta de las que hasta ahora he visto. No pretendo entrar en polémicas con nadie. Los que ya somos veteranos en esto de la astrología, sabemos que se pueden tomar distintas configuraciones para “justificar” distintos acontecimientos que consideramos claves para corregir o ajustar una carta, sin que por ello haya nunca una certeza absoluta en la verdad. La astrología son matemáticas, pero “qué configuración corresponde a qué acontecimiento”... eso ya “no son matemáticas”. En muchas ocasiones es una opinión.

     El método que siempre he utilizado, y aquí expongo, es el tradicional de la progresión de los ángulos. Todos sabemos que son los ángulos los que sirven para corregir hora, y que no sirve el movimiento de los planetas, ni por progresión ni por atacir.

     Así pues, Leticia nace el 15-9-1972 en Oviedo (España) (43:21 N – 5:50W) y la hora que me parece más ajustada es: 17:03, lo que nos da un Ascendente Capricornio, a mi entender mucho más apropiado a su fisonomía huesuda, y ese aspecto frío y distante, tan propio de las mujeres de este signo. Y en estrecha conjunción con el MC. de su marido.

     En los siguientes gráficos que corresponden a la carta progresada, debemos tener en cuenta que el programa que utilizo, el Kepler, no hace cartas para días concretos, sino para años completos, por lo que se utiliza la progresión correspondiente al cumpleaños más próximo al acontecimiento. Debemos tenerlo en cuenta a la hora de observar las pequeñas (muy pequeñas) diferencias de posición, junto al mínimo orbe admisible.

     Letizia se casó por ceremonia civil con un compañero de trabajo, del que muy poco se conoce el 7-8-1998

     Asc. cuadratura al Neptuno de MC. El matrimonio duró muy poco. Se divorció un año después, y nada se sabe de quien fue su marido. Una auténtica neptunada.

     Se dice por ahí, en los “mentideros”, que Letizia tuvo un aborto dos años antes de casarse con el príncipe Felipe, y según un libro no autorizado que publicó un familiar suyo, que ocurrió hacia el 27-10-2002. Como esto no forma parte de la biografía oficial no podemos saber si sucedió o no realmente. No es algo que se pueda afirmar. Pero la progresión de la carta para esa época era: MC. cuadratura a Marte de 8ª. (este gráfico no he podido incluirlo). Está claro que sea o no verdad lo del aborto, algún tipo de acontecimiento más o menos traumático tuvo lugar por esas fechas.

     La boda con el entonces príncipe Felipe se produce el 22-5-2004.

     La progresión del MC. Llegaba a la Luna, regente de 7ª

     El nacimiento de su primera hija, la infanta Leonor se produce el 31-10-2005

     El MC. alcanza la cuadratura con el Sol. Habrá quien se sorprenda que tratándose del Sol naciera una niña. Pero no creo que debamos fijarnos mucho en ese detalle. A fin de cuentas, lo que importa es que nacía quien se supone que ha de heredar un trono.

     El 29-4-2007 nace su segunda hija, la infanta Sofía.

     El eje Asc.-Desc. toca a Mercurio, regente de su casa 5ª

     Llegamos por fin al momento de la proclamación como reina consorte de España.

     El MC. pasa por Júpiter y alcanza el máximo de su elevación social, al tiempo que el eje Asc.-Desc. se sitúa encima de Plutón, reg. de su MC. Lo que evidentemente también es un signo de elevación social.

     El problema que yo veo es que, pese a los fastos y oropeles, tengo la impresión de que ese “llegar a reina” no va a ser precisamente tan “divertido” como muchos podrían suponer. Por mucho que la “eleve”, un Plutón de 8ª no deja de ser un Plutón de 8ª, por lo que me parece lógico preguntarme: “¿qué es lo que se está muriendo o se va a morir en la vida de Leticia, precisamente a raiz de llegar a ser reina...?” Se verá.

Pedro Jiménez Sanmillán

LAUS DEO

Visitas: 2432

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el julio 1, 2014 a las 9:37pm

Pues sí Julián. Podrías tener razón. A estas alturas lo único que se me ocurre contestarte es: ¡vete tú a saber...!

Pese al lógico "entusismo inicial" que comentas cuando descubrimos o corroboramos algo, no soy de los que se quedan mirándose el ombligo, y suelo tomar en consideración lo que encuentran y aportan los demás, por lo que a estas alturas te garantizo que tengo menos seguridad en este asunto que cuando publiqué el artículo. Y no dejo de preguntarme por qué narices se me ocurriría a mí ponerme a ajustar la carta de esta buena señora.

Las direcciones de los ángulos ha sido siempre el método que he utilizado para rectificar una carta, tal y como enseñaban los maestros del pasado. Ahora resulta que muchos colegas a los que respeto y presumo con la suficiente autoridad intelectual, los ponen en duda e incluso los niegan como  válidos. Qué quieres que te diga. Para mí sigue siendo el método más fiable a utilizar, pero...

En fín... que será un signo de los tiempos, el que nunca podamos sentirnos seguros de nada. Yo al menos no lo estoy. El caso es que tú harás el seguimiento a esta mujer desde el Asc. Acuario, Marco desde Aries y yo como Capricornio. Bueno, pues será que tiene que ser así.

Te reitero que ha sido un auténtico placer debatir este asunto contigo.

Un cordial abrazo, compañero.

Comentario por Julián García Vara el junio 30, 2014 a las 11:48pm

Pedro, tú estás siguiendo una línea de investigación y yo otra y a medida que cada uno progresa por su propia vía encuentra nuevos datos que parecen corroborar la opción que considera más plausible. Los nuevos gráficos que adjuntas me parecen defendibles, pero no concluyentes. Tampoco digo que lo sean los míos. Eso no nos corresponde a nosotros decirlo, porque no podemos ser juez y parte, y, por más que queramos mantener la objetividad, es inevitable apegarse emocionalmente a los propios argumentos más allá de lo que cada uno estaría dispuesto a reconocer. Existe algo que podríamos llamar "la emoción del descubrimiento", que es la excitación que sentimos cuando encontramos que algún dato astrológico, dirección, tránsito o lo que sea, parece encajar maravillosamente bien con algún hecho conocido. Si lo que hallamos nos parece realmente excepcional, la experiencia es parecida a un flechazo y a cualquiera que se acerque a cuestionar la validez de nuestro hallazgo lo rechazaremos con la misma energía que un enamorado a quien sugiera que la persona amada no es digna de su amor. Y en realidad, por más que digan que el amor es ciego, todo amante se enamora de algo, ha visto algo que está ahí realmente, aunque quizás no sea exactamente como él se lo imagina.

Tú le ves a Letizia un ascendente Capricornio y Marco le ve un ascendente Aries. Es curioso, porque ella es hija de un padre Capricornio y una madre Aries, que son, por tanto, sus ascendientes. También su hermana Erika era Aries. He defendido en alguna ocasión (en mi artículo Antecedentes cosmobiográficos y relaciones humanas ( http://astrodigitalia.blogspot.com.es/2013/04/antecedentes-cosmobio... )) 

que las cartas de nuestros padres son también cartas nuestras y nos acompañan como una segunda piel especialmente durante la primera mitad de nuestra vida. Hemos formado parte de sus cuerpos, llevamos su sangre, sus genes y han sido los artífices de nuestro entorno infantil y nuestros modelos primigenios de identidad y de relación. Nada tiene de extraño que hayamos mimetizado una parte importante de su modo de ser y lo hayamos incorporado al nuestro. Como, por otra parte, según mostraron Kepler, Choisnard, Addey y Gauquelin, hay también una herencia astrológica, el desarrollo de ciertas pautas asociadas a factores de las cartas astrales de nuestros padres suele caer en terreno previamente abonado.

Espero que no se considere presuntuoso el que yo, por ahora, siga apostando por un ascendente Acuario. Mi pregunta es entonces, suponiendo que no esté equivocado al creer que el ascendente está en el grado 24 de Acuario o muy cerca de ahí ¿qué puede haber en la carta de Letizia, tal como yo la veo, que haya podido funcionar como terreno abonado para que en él crecieran los brotes arianos y capricornianos de comportamiento percibidos por compañeros de este foro de cuyas dotes de observación no soy quien para dudar?

No hallamos ningún planeta en Aries, pero si el ascendente estuviera en alguno de los 30 grados que siguen a la posición del nodo norte de la Luna, entonces estaría en Aries en la carta dracónica. El nodo está a 24º 08' de Capricornio. Por tanto, si el ascendente tropical se encuentra entre 24º08' de Capricornio y 24º08' de Acuario entonces el ascendente dracónico de Letizia será Aries.

Aparte de este nodo, no hay nada más en Capricornio. Pero este nodo está en Capricornio dos veces, por así decirlo, porque si dividimos el signo de Capricornio en doce partes iguales de 2º30' cada una y asignamos a cada parte un sub-signo en la secuencia zodiacal normal, Capricornio se corresponderá con el sector comprendido entre 22º30' y 25º0'. Estos sub-signos son utilizados por algunos astrólogos para acotar un ascendente dentro de una región menor de un signo cuando el margen de error en una hora de nacimiento es amplio. Por ejemplo, si nos hubieran dicho que Letizia sólo pudo nacer entre las 17:15 y las 18:35 entonces podríamos estar seguros de que su ascendente era Acuario, pero no sabríamos en qué parte del signo situarlo. Ahora bien, si observáramos en ella que, junto con características típicas de Acuario, se aprecian también otras que serían propias de una ascendente Capricornio, entonces es muy posible que su ascendente se encuentre entre los 22º30' y los 25º de Acuario, que es la parte capricorniana de este signo. Una forma sencilla de saber en qué subsigno se encuentra cada planeta o punto de una carta es echar un vistazo al armónico 12 de esa carta. Los signos del armónico 12 son los subsignos de la carta natal original.

Con la hora de la que he partido (18:24) no sólo encontramos el ascendente en el subsigno de Capricornio, sino también el Sol. Además, también están en subsignos capricornianos ambos nodos, las partes de la Fortuna y del Infortunio y la Luna Negra (en sus dos formas, Lilith media y Lilith true). Y a todo esto se suma que Saturno queda en trígono con el ascendente, en cuadratura con el Sol y en oposición con la Luna, tiñendo con sus tonos fríos y melancólicos los puntos fundamentales de la carta.

Así que podría darse el caso de que en cierto modo los tres tuviéramos razón y el ascendente de Letizia fuera a la vez ACUARIO (tropical), CAPRICORNIO (subsigno) y ARIES (dracónico). Al menos es una posibilidad que nos evita estirar el margen de error en la hora de nacimiento hasta una hora y media, cosa bastante contraria a la probabilidad, teniendo en cuenta que Letizia nació en un hospital y que hay hora consignada y certificada. A veces se consignas horas con errores de esa magnitud, pero eso es la excepción, no la regla.

Saludos.

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el junio 29, 2014 a las 10:24pm

Para Marco.

Lo siento compañero. Podría ser una cuestión de opiniones pero yo no veo un ascendente Aries en absoluto. Su fisonomía, su actitud fría y distante, sus maneras, su ambición social, sus comportamientos... No veo a Aries, como tampoco veo a Acuario. Evidentemente puedo estar equivocado, pero veo un Ascendente Capricornio.

Un saludo.

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el junio 29, 2014 a las 10:12pm

Hola Julián.

He leído con sumo gusto e interés el completísimo análisis que nos aportas y, de entrada, debo decirte que me parece "muy sólido". De verdad que lo es. Y creo que tenemos un problema, Je je... (permíteme la broma). Te adjunto a continuación los gráficos de las nuevas fechas que tomas en consideración, pero partiendo de la fecha que yo defiendo: las 17:03

Enamoramiento de juventud, 16 años

MC. llegando al trígono de Venus, al tiempo que el Asc trigona a Urano. Rebeldía juvenil. Intento de imposición del "yo". Y evidentemente se siente atraída por personas mayores puesto que, en mi carta, Saturno está en la 5ª

Primera cita con el entonces príncipe con 30 años. Ésta es la progresión.

El eje del MC. sobre Saturno de 5ª. Obvio.

La muerte de su hermana Erika.Progresión inversa. Asc. cuadratura Sol de 8ª y MC. sobre Urano de 8ª

Repito Julián. Tus argumentos son sólidos, pero deberás reconocerme que los míos también lo son. ¿Y qué hacemos entonces..? Por eso digo que tenemos un problema.

Un cordial saludo.

Comentario por Elvira Usón el junio 29, 2014 a las 9:45pm
No creo tanta perfeccion en los periodistas del Mundo, y no recuerdo quien firmaba el articulo pero si habia un astrologo/a de por medio tambien me parecio muy poco deductivo y demasiado simplista, y obvio.
En este analisis que comentas y que me parece muy completo, lo unico que podria añadir es que al ser una carta diurna, el termino que corresponde al grado del Ascendente es Saturno, que concuerda perfectamente con muchas de las cosas que se han comentado.
Comentario por Julián García Vara el junio 29, 2014 a las 2:29pm

Como ya dije anteriormente, en el reportaje especial que el diario EL MUNDO dedicó en su día a la boda entre Letizia Ortiz Rocasolano y Felipe de Borbón se incluye un breve análisis de las cartas natales de ambos. 

http://www.elmundo.es/especiales/2004/04/espana/bodareal/reportaje_...

Junto al mapa natal de Letizia figura su hora de nacimiento que, según esta fuente, sería las 18:24 del 15 de septiembre de 1972, en Oviedo, España. Al parecer, en su certificado de nacimiento consta como hora natal las 18:30. No puedo saber con certeza a qué se debe esta diferencia de seis minutos, pero creo que lo más probable es que la hora que publica EL MUNDO haya sido comunicada directamente por la propia Letizia tras consultarlo con su madre. A fin de cuentas, Letizia nació bajo el signo solar de Virgo, enamorado de la precisión. Aunque ningún documento ni testimonio es definitivo, porque están sujetos a errores, descuidos y fallos de memoria, no veo, en principio, ninguna razón seria para dudar de que la hora publicada por el mundo sea, por lo menos, muy próxima a la verdadera. Con esa hora tenemos esta carta:

La actual reina de España es hija del periodista Jesús José Álvarez y nieta de la periodista Menchu Álvarez del Valle, siendo también periodista una tía suya. Según se desprende de ciertas declaraciones de la propia Letizia, la radio fue para ella su segundo hogar, porque allí merendaba y hacía los deberes cuando era niña. Y esto encaja muy bien con una cúspide de la casa IV en el signo de Géminis, el más directamente relacionado con el periodismo y los medios de comunicación en general. Aparte de esto, un abuelo suyo se hizo taxista, otra profesión típicamente vinculada al signo de Géminis. Las raíces familiares (casa IV) se hunden profundamente en el signo de Géminis que, en efecto, es el que encontramos apropiadamente situado en esta carta.

Sus hermanas, sin embargo, se han ocupado de asuntos más propios del signo de Tauro, porque una (Telma) es economista y la otra (Erika) estudió Bellas Artes y decoración. Y Tauro es el signo que en esta carta encontramos en la casa III, sector tradicional de hermanos y hermanas.

En la casa VII, sector del matrimonio, encontramos, en este orden, a Mercurio, Marte y el Sol y sabemos que, hasta ahora, se ha casado dos veces, primero con un profesor de Lengua y literatura (personaje típicamente representado por Mercurio) y después con el heredero de un trono (el Sol). Lo interesante es que desde Mercurio hasta Marte hay aproximadamente un grado y desde Marte al Sol poco menos de tres y su primer matrimonio (el mercurial) entró en conflicto y separación (Marte) al cabo de un año y tres años después entró en escena el entonces Príncipe de Asturias (personaje solar). 

En cuanto a Plutón, está y no está en la casa VII, porque si bien el grado eclíptico en que se proyecta este planeta pertenece al sector del zodiaco incluido en la casa VII, el cuerpo físico del planeta está realmente en la casa octava, como puede comprobarse si se calcula la correspondiente carta mundana pura, mostrada a continuación:

 

Como bien saben quienes están habituados a usar esta opción del programa Kepler, los glifos de los signos del zodiaco que aparecen a la derecha no representan a tales signos, sino a las casas del mismo número. Es decir, se usa, por ejemplo, 15 de Libra para representar que el planeta está a la mitad de la casa 7.

En esta carta mundana podemos ver algo bastante interesante. Seis de los siete planetas tradicionales están situados aproximadamente a la mitad de las casas que ocupan. Como cada casa tiene 30 grados mundanos, esos seis planetas cambiarán de casa casi al mismo tiempo por direcciones primarias directas y conversas, más o menos hacia los 15 años de edad. Justamente esa es la edad que tenía Letizia cuando se mudó con sus padres desde su Oviedo natal a Madrid, cambiando así radicalmente todo su entorno y circunstancias. En su nuevo instituto hizo nuevas amistades (Luna ingresa en casa XI, dir.conv.) y se enamoró de su profesor de literatura con el que empezó una relación cuando ella contaba sólo 16 años de edad, siendo él 10 años mayor que ella (Saturno ingresa en casa V, dir.conv, Venus ingresa en VII, dir. conv., Mercurio-Marte-Sol hacen conjunción a la cúspide de la VII, dir. directas) y con el que se casaría diez años más tarde, más o menos cuando la progresión del Descendente por direcciones de arco solar y por simbólicas reprodujo estos mismos contactos con los planetas en el interior de la casa VII.

Así que parece que, grado arriba, grado abajo, la hora de partida funciona bien, con un margen de error inferior a los cinco minutos. Para estar más seguros, vamos a revisar algunos acontecimientos a través de la técnica de los armónicos de la edad. Hay muchas variantes de estos armónicos de la edad, enteros y fraccionarios, de origen cero y de origen uno, geocéntricos y heliocéntricos, lineales directos (Addey) y asíntoticos regresivos (Hannan), pero para simplificar me voy a limitar aquí a los más sencillos, que son los que coinciden con el número entero que usamos para decir la edad que tiene una persona. Se calcula así una carta armónica para cada año, con un valor semejante al de una revolución solar.

Empecemos por el armónico 15, calculado a partir de su carta natal geocéntrica tropical mostrada al principio, porque sabemos que Letizia tenía 15 años cuando se mudó a Madrid. En todos estos armónicos mantendré fijas las cúspides de la carta natal.

En este armónico 15, correspondiente a la edad de 15 años, encontramos al Sol en la casa IV, indicando que los asuntos relacionados con la familia, los padres, el hogar y el lugar de residencia serán los más importantes del año. Júpiter, también en IV, habla de expansión del hogar o de viajes de los padres que, en efecto, se trasladan a Madrid por razones laborales. Urano en IV indica cambio repentino de domicilio.

La conjunción Venus-Saturno del armónico 15 habla de amor hacia una persona de más edad, cuando ella se ha fijado ya en su profesor pero todavía no hay nada entre ellos. En el armónico 16 correspondiente a la edad en que la relación se inicia realmente hay conjunción Venus-Sol. En el armónico 25 correspondiente al año en que se casan Venus está a 24 grados de Acuario, el mismo grado del ascendente natal de Letizia. En el armónico 27, que es la edad de ella cuando se separan, Venus está en estrecha conjunción con Plutón en la casa VIII (separaciones).

Letizia tenía 30 años cuando conoció a Felipe de Borbón y cuando tuvieron su primera cita. He aquí el armónico 30 de Letizia:

Se observará que este armónico tiene bastantes similitudes con el armónico 15 mostrado arriba. Contiene las mismas conjunciones, aunque más abiertas y desplazadas a otras casas. Esto no es casual, sino que se debe a que el armónico 30 de la carta natal es también el armónico 2 del armónico 15. Por eso tenemos aquí de nuevo la triple conjunción Sol-Urano-Júpiter, pero desplazada ahora a la casa VII. Esta vez el tema del año es la pareja: cambios drásticos y sorprendentes (Urano) y la irrupción de una persona notable (Sol, Júpiter). De hecho a esa misma edad mantuvo también una relación con un compañero de los informativos de televisión.

Al año siguiente se anuncia el compromiso y se celebra la boda. No veo signos claros de esto en el armónico 31, aunque este armónico contiene una conjunción del Sol con Neptuno sobre el presunto ascendente natal de Letizia, lo que podría indicar que estaba viviendo un sueño.

Cuando Letizia contaba 34 años de edad, su hermana Erika fue hallada muerta, al parecer como consecuencia de ingesta masiva de barbitúricos. En el armónico 34 de Letizia encontramos a Plutón en la casa III, a 23 grados de Tauro. Aparte de esto, las profecciones sobre la carta de Letizia para la fecha de la muerte de su hermana (noche del 6 al 7 de febrero de 2007) llevan a Venus hasta el mismo grado de Saturno natal, cosa que tiene algún sentido si tomamos a Venus como regente de la casa III.

Por último, veamos el armónico 41, todavía vigente, correspondiente a la edad en que ella y su marido son proclamados reyes de España:

El Sol queda exactamente sobre el grado del Medio Cielo. Si tomamos al Sol como regente de la casa VII, esto puede indicar que mientras ella tiene 41 años su esposo alcanza la máxima elevación social o bien que la alcanza ella a través de su esposo.

Además de todo esto, en mi artículo El ARC360, un paso adelante en sinastría 

http://astrologia-viva.blogspot.com.es/2011/12/el-arc360-un-paso-ad... )

expuse la existencia de notables relaciones entre las cartas de Felipe y Letizia, basadas en otros armónicos más complejos que estos. Quien esté interesado puede consultar ese artículo. Baste aquí decir que algunos importantes detalles de esas relaciones sólo se cumplen si la hora de nacimiento de Letizia está comprendida entre las 18:22 y las 18:26.

Con esto no pretendo haber demostrado nada, aunque sí he mostrado algunas cosas que considero relevantes para el tema que nos ocupa.

Saludos a todos.

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el junio 27, 2014 a las 12:01pm

Vale, Marco.

¿Pero no te parece que en lugar de perderte en un marasmo de posibilidades buscando entre cuatro signos, deberías tener en cuenta las pruebas que yo aporto..?

Un saludo.

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el junio 25, 2014 a las 9:35pm

Queridos compañeros todos:

Estoy empezando a sentirme un tanto... confuso, por no decir que a no saber muy bien dónde estoy, con lo que leo a raiz del trabajo que he publicado.

Admito perfectamente que la carta que presento podría no ser la verdadera, pese a que “encaje” perfectamente con los acontecimientos o fechas que he utilizado para la corrección. Podría ser. Ya me ocurrió, para mi sorpresa, con la del Papa Francisco. Cuando aún no conocíamos su hora de nacimiento y partiendo de su carta solar, conseguí encajar todas sus fechas conocidas, de forma perfectamente admisible utilizando las direcciones simbólicas del C-360. Cuando posteriormente apareció su partida de nacimiento, con una hora bastante alejada de la que yo había encontrado, resultó que con la misma técnica, las fechas volvieron a encajar a la perfección y a mi se me puso cara de tonto. Lógicamente, di por válida la que se ajustaba a su partida de nacimiento. Ambos trabajos, el del encuentro y el de rectificación, podéis verlos si os apetece en mi página de Astrología culta y erudita.

En esta ocasión, y como sé que algunos compañeros miran con cierta desconfianza las direcciones simbólicas, he preferido utilizar la progresión del horóscopo y ahí están los gráficos, que es en lo que nos deberíamos centrar ya que, como a algunos no parece gustarles la expresión “la prueba del nueve” me limitaré a decir que son contundentes. ¿o no es así..?

Se está hablando de la fiabilidad de las partidas de nacimiento, de la elección del sexo de los críos, del libre albedrío, de si sobran “videntes”... (Toma ya.) Vale. Lo que queráis. Pero qué hacemos con eso que he publicado..? ¿Está mal hecho..? ¿Ha dejado de ser válido progresar el horóscopo, porque por encima está el libre albedrío...? No me sirve que alguien diga: “yo pienso que debió ser unos veinte minutos antes...” ¿por qué? ¿en qué te basas?

De lo que se trata, compañeros, es de discutir esos gráficos, y no de nagarlos sin más. No tengo problema en admitir que la hora de esta dichosa señora sea otra, pero tendrá que encajar de alguna manera, porque efectívamente, cualquier método de corrección debe llevar obligatoriamene a los mismos resultados, o empiezan a temblar todos los cimientos de nuestra astrología. Así que repito: ¿qué hacemos con esos gráficos..? ¿por qué coinciden si no es esa la hora..? Ese debería ser nuestro debate, creo yo.

Un saludo para todos.

Comentario por Vicente Rausell Lillo el junio 25, 2014 a las 8:58pm

Félix

Tampoco me gusta a mi la polémica, al contrario, pero el tema aquí es el debate sano sobre una cuestión fundamental en astrología, como es la ubicación del asc. y, por lo tanto, la hora de nacimiento para la interpretación, análisis o pronóstico de una carta, creo yo,  el fundamento de la astrología.  La cuestión de si es determinista o no, es otro tema que cada uno tendrá su opinión personal que no puedo valorar, ni es objeto del debate.

Si para la corrección de una carta hace falta el conocer fechas de eventos importantes, es por algo elemental, y es porque hay sucesos en la vida de las personas que no puede controlar. al margen de si es determinista o no, y en eso estarás de acuerdo conmigo  (en los últimos estudios de neurofisiología se ha demostrado que  los comportamientos conscientes están dictados ya antes por el inconsciente)

Bueno, de cualquier manera ha sido un placer debatir este tema.

Un abrazo Félix.

Vicente Rausell   

Comentario por Félix el junio 25, 2014 a las 8:06pm

Respondiendo a Vicente, no es mi estilo enrollarme y no decir nada ni, tampoco, levantarle un mapa natal a nadie que no me lo solicite, puesto que no me interesa la vida de nadie. No obstante si esta Sra. me lo solicitara, sería para mi una gran satisfacción complacerla. Para así, cabe preguntar al susodicho ¿Si el determinismo  se cumple al 100%. El libre albedrio brillaría, pero por su ausencia?. Puesto que de ser así, ¿para que sirve la Astrología?. Indicando, de que no entraré en ningún tipo de polémica; dándolo todo por zanjado y reiterar, tanto por activa como por pasiva, de que a esta ciencia-arte, como siempre he considerado a la Astrología, Actualmente, le sobran "videntes" y le faltan astrólogos

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio