Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

Técnicas para el tasyīr 3.1. Grado del paralelo de declinación por Montse Díaz-Fajardo Universitat de Barcelona

Técnicas para el tasyīr 3.1. Grado del paralelo de declinación por Montse Díaz-Fajardo Universitat de Barcelona

3. Técnicas para el tasyīr

3.1. Grado del paralelo de declinación

[S 231:13-233:14] = [C 175:b22-176:b52]

Algunos métodos de tasyīconsisten en calcular la distancia o

arco de tasyīentre dos indicadores conocidos mediante ascensiones

(rectas, oblicuas o mixtas) o mediante una diferencia de longitudes.

Ibn Abī-l-Riŷāl trabaja, cuando los valores de latitud de los indicadores

son diferentes, con indicadores que coincidan en sus grados

del paralelo de declinación aproximado (G). De acuerdo con Ibn

Abī-l-Riŷāl, sólo si hay coincidencia, la influencia astrológica será

plena y efectiva. La denominación de la técnica es mía. Ibn Abī-l-

Riŷāl utiliza las expresiones «en el camino del grado» (fī maŷrà-ldaraŷa),

«el grado en el que el planeta gira» (al-ŷuz’ allaḏī yadūr

fī-hi-l-kawkab), «el círculo del planeta» (madār al-kawkab) o «el

grado del círculo» (daraŷat al-madār).

La técnica del grado del paralelo de declinación es como sigue:

G es el grado de longitud eclíptica que corresponde a un valor de

declinación (d*). Las tablas de declinaciones listan valores de declinación

en función de la longitud del Sol. Para conocer G, la tabla de

declinación se utiliza a la inversa: obtenido el valor de declinación

(d*) leemos en la tabla su correspondiente longitud (G).

d*, declinación o distancia aproximada del planeta al ecuador, es

el resultado de dos coordenadas: la latitud del planeta (b), coordenaAl-

Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 355

da eclíptica, y la declinación del grado eclíptico de la longitud del

planeta (dl), coordenada ecuatorial.

δ* = β + δl cuando ambas coordenadas están en un mismo hemisferio.

δ* = ǀβ – δlǀ cuando las coordenadas están en hemisferios diferentes.

Ibn Abī-l-Riŷāl da el ejemplo siguiente de coincidencia del grado

del paralelo de declinación aproximado de dos indicadores:

El haylāŷ es la Luna (): λ = Aries 12º; β = +3;54º y δλ = + 4;49º.

δ*

 = 3;54º + 4;49º = 8;43º

G = Aries 22º

El qāti‘ es Marte (♂): λ♂ = Aries 22º; β♂ = 0º y δλ = + 8;42º

δ*♂ = 0º + 8;42º = 8;42º

G♂ = Aries 22º

Ibn Abī-l-Riŷāl traslada el cálculo del grado del paralelo de declinación

aproximado de Ibn Hibintā en al-Mugnī (I, 144-148). Ibn Ishāq

(Túnez, fl. 1193-1222) en su zīŷ, según la recopilación anónima del

manuscrito 298 de Hyderabad 55, e Ibn ‘Azzūz en su al-Fusū56 copiaron

esta misma técnica probablemente, a través de Ibn Abī-l-Riŷāl.

Al-Baqqār debía conocerla también puesto que alude en su al-Adwā57

a la conveniencia de que se produzca una coincidencia en el camino

de los dos indicadores para que la influencia astrológica tenga lugar.

Sobre esta cuestión, al-Baqqār remite a las obras al-Mugnī al-Bāri‘.

3.1.1. Traducción alfonsí

وذكر أكثر العلماء أنّ النجم المسيّر إليه لا يظهر تأثيره وجملة دلالته في الخير والشرّ . 1

(«La mayoría de científicos mencionaron que el astro hacia el que se

dirige la prorrogación no manifestará su influencia ni la totalidad de

su indicación, favorable o perjudicial»). Traducción castellana: «E la

mayor partida de los sabios dizen que la infortuna a quien fazen

55 Mestres Valero, A., Materials andalusins en el zīj d’Ibn Ishāq al-Tūnisī. Edició

crítica i estudi del manuscrit 298 de la Andra Pradesh State Library de Hyderabad.

Tesis doctoral inédita presentada en la Universidad de Barcelona, 1999, capítulo 34.

56 Ms. 1110, BHR, fols. 122r-124r.

57 Ms. 826, BHR, fol. 92v.

356 MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

atacir que non parece so fecho, e comunal miente la significacion de

la planeta que fazen atacir en bien o en mal non parece». El texto

árabe menciona النجم (el astro o el planeta), mientras que la traducción

castellana traduce esta palabra primero por «la infortuna» y luego por

«la planeta». Quizá el traductor confundió en una primera lectura النجم

con النحس (el [planeta] maléfico = «la infortuna»).

فلا يدلّ حينئذ من الضرر على ما يوجبه جسد القمر إذا وقع التسيير إليه . 2 («Luego,

no indicará el daño que se espera del cuerpo de la Luna, si el

tasyīrecae sobre él»). Esta frase se traduce en la versión alfonsí por

«pues non significara estonz lo que significare el cuerpo de la Luna

quando cae el atacir en el», es decir, omite من الضرر (el daño).

3. En el ejemplo anterior de coincidencia entre la Luna y Marte

(sección 3.1), la traducción castellana da un valor diferente de latitud

para la Luna: «e su latidumbre en septemtrion .III. grados e .XLV.

minudos [β = + 3;45º]». El ms. árabe H4.2 coincide con la lectura del

texto castellano. Al cambiar el valor de latitud, también cambia el

resultado: «e faze.s entre todo .VIII. grados e .XXXIIII. minudos

[δ*

 = 8;34º]». Este último valor no aparece en ninguno de los manuscritos

árabes consultados.

4. El texto árabe presenta un ejemplo en el que la Luna se encuentra

en: λ = Tauro 10º y su grado del paralelo de declinación es

igual a: G = Tauro 24º. Sin embargo, el texto castellano cambia los

valores, «la Luna fue en .XII. grados de Aries [λ = Aries 12º] e sos

rayos cayeron en .XXII. grados del mismo Aries [G = Aries 22º]»,

de tal modo que coinciden con los del ejemplo inmediatamente anterior

(visto en la sección 3.1), mientras que los valores del texto

árabe se refieren a un ejemplo que aparece varias páginas antes.

5. En el párrafo siguiente, la traducción alfonsí omite las frases

entre paréntesis } {:

فإن وافقتها الدرجة التي تسيرّ إليها في المجرى }]تمّت دلالتها وصحّ تأثيرها وإن خالفتها في

المجرىبالمدار الذي يكون للكوكبأو بأن يكون ميل إحدى الدرجتين في الشمال

})والأخرى في الجنوب( لم يكن من ذلك خير ولا شرّوعلى حسب قصر القوس التي

بينهما أو طولها يكون قوّة التأثير أو ضعفه

(«Cuando el grado hacia el que diriges la prorrogación coincide en el

camino, }[su indicación tendrá lugar y su influencia se verificará. Si

diverge en el caminodel paralelo que tiene el planetao si la declinación

de uno de los grados es septentrional }(y la del otro es meridional,)

en esto no habrá beneficio ni daño{. La fuerza o la debilidad

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 357

de la influencia dependerá de la menor o mayor longitud del arco que

haya entre los grados»). Traducción castellana: «Pues si.s auiniere

con aquel grado el grado del atacir que ua a el en la circumferencia,

o que sea la declinacion d’amos los grados a septemtrion, e segund la

longura o la breuez del arco que ouiere entre ellos, segund esso sera

so poderio en so fecho o su flaqueza». El texto que resulta es inconexo

y confuso. Algunos manuscritos árabes presentan omisiones: H4.1 y

H4.2 realizan un salto de igual a igual, es decir, omiten [ ] y S, B, H3,

H4.1 y H4.2 omiten ( ). Sin embargo, la omisión que realiza el texto

castellano es mucho mayor. Por otro lado, el original árabe habla de

uno de los dos grados ( إحدى الدرجتين ) mientras que la traducción castellana

dice «ambos»: «amos los grados».

4. Colección de pronósticos astrológicos

Ibn Abī-l-Riŷāl acumula, en su capítulo sobre el tasyīr, el saber

procedente de una autoridad como Zarādušt (sección 4.1) junto al saber

que deriva de la observación y el sentido común (sección 4.2). De este

modo, Ibn Abī-l-Riŷāl conserva un conjunto exhaustivo de pronósticos

que sirve para establecer el juicio en horóscopos nuevos, es decir, utiliza

un método experimental. La astrología basada en la experiencia

fue uno de los principios de varios astrólogos magrebíes posteriores 58.

4.1. Pronósticos derivados de tasyīres

[S 233:19-234:20] = [C 177:a13-b30]

Ibn Abī-l-Riŷāl inserta trece ejemplos de tasyīres que proceden de

al-Mawālī59 de Zarādušt. Ibn Abī-l-Riŷāl copia fielmente los ejem-

58 Cf. Samsó, J., “Cuatro horóscopos sobre muertes violentas en al-Andalus y el Magrib”,

en M. Fierro (ed.), De muerte violenta. Política, religión y violencia en al-Andalus,

EOBA XIV, Madrid, 2004, 500; Samsó, J., “Andalusian Astronomy in 14th century Fez: al-Zīj

al-Muwāfiq of Ibn ‘Azzūz al-Qusantīnī”, ZGAIW, 11, (1997), 77-79; Samsó, “Horoscopes”,

101-102; Samsó, J. y Berrani, H., “World astrology in eleventh-century al-Andalus: The

epistle on tasyīand the projection of rays by al-Istijī”, JIS, 10, 3 (1999), 307-309; Samsó

y Berrani, “The Epistle on Tasyīr”, 179-180; Guesmi, Ch., El Kitāb al-amtār wa’l-as‘ār de

al-Baqqār, Tesis doctoral inédita presentada en la Universidad de Barcelona, 2005, sección 6.

59 Ms. 939, BEM, la colección de tasyīres se encuentra en los fols. 30r-30v. Ibn

Abī-l-Riŷāl añade un ejemplo de tasyīque no aparece en el ms. 939 lo que sugiere que

el ejemplar utilizado por este astrólogo procedía de una familia distinta.

358 MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

plos de Zarādušt aunque la longitud eclíptica de los elementos celestes

es diferente en la mayoría de los casos. La teoría en la que se

basan la serie de pronósticos es la astrología griega puesto que varias

de sus indicaciones coinciden con las que da el KarpóEl Centiloquio

atribuido a Ptolomeo.

Las características que presentan los ejemplos son: 1) el tasyīse

realiza en un horóscopo natalicio: la mayoría de ejemplos empiezan

con el incipit مولود (mawlūd: «un nacimiento»); 2) puede iniciar la

prorrogación tanto el primer indicador como el segundo; 3) la longitud

del tasyīes un arco limitado por signos o casas celestes contiguos

(alrededor de 30º), en el caso de Ibn Abī-l-Riŷāl; 4) no se menciona

un cálculo específico para el tasyīr. La prorrogación avanza en sentido

directo a través de los signos zodiacales observando los elementos

con los que se encuentra el indicador; 5) los pronósticos se centran

en: la causa de la muerte, así como, enfermedades y desgracias.

A modo de ejemplo, reproduzco el tasyīnº 9 (la numeración es

mía):

هيلاج كان في الثالث ورابع الطالع الحوت سبع درجات منه فلمّا انتهى تسيير

الهيلاج إليه غرق المولود لأنّ المكان مظلم والبرج مائي

«Un haylāŷ estaba en la casa III y la casa IV del horóscopo era Piscis 7º. Cuando

el tasyīdel haylāŷ finalice en él [en Piscis 7º], el recién nacido morirá

ahogado porque el lugar es nefasto y el signo [en el que acaba el tasyīr] es de

agua».

Para Ibn Abī-l-Riŷāl, la casa IV se encuentra en Piscis 7º. Sin

embargo, para Zarādušt, la casa IV se encuentra en Escorpio 7º. Esta

diferencia en las longitudes se da en la mayoría de los ejemplos de

tasyīres. El pronóstico de este tasyīparece estar basado en los siguientes

datos: en astrología, la casa IV representa la causa de la

muerte. Los signos Piscis, Escorpio y Cáncer forman la triplicidad de

agua. Estos tres signos comparten una naturaleza húmeda y fría.

4.1.1. Traducción alfonsí

— Ejemplos en los que el texto castellano presenta diferencias:

1. Ejemplo nº مولود كان سادسه كح من الميزان حدّ المرّيخ وهيلاجه... : 4

(«Un nacimiento en el que su casa VI estaba en 28º de Libra, hadd

de Marte y su haylāŷ…»). El texto castellano omite حدّ المرّيخ : «Otra

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 359

nacencia que fue la su sexta casa en .XXVIII. grados de Libra e el

so yles…».

2. Ejemplo nº فبلغ تسيير وسط السماء حيث مقابلة المرّيخ فقتل وصلب : 5

(«La prorrogación del medio cielo llega al rayo de Marte en oposición.

[Esto indica que] será asesinado y crucificado»). La traducción

castellana no menciona el verbo «crucificar» sino «ahorcar» («enforcar

» 60): «e quando llego el atacir del medio cielo a la opposicion de

Mars, enforcaron-lo e murio».

3. Ejemplo nº فأخذه فرّاش ملك اذربيجان : 10 («el criado del rey de

Azerbaiján le cogerá»). El texto castellano dice: «priso.l la iusticia

del rey» y omite el país. أصابه النار الفارسي والاسكنج الأحمر فمات في محبسته

(«le sobrevendrá ántrax y esquinencia y morirá en su celda»). Traducción

castellana: «contecio.l vna enfermedat que es dicha fuego

grazesco, e murio en la prision». En este ejemplo aparecen dos términos

de enfermedades النار الفارسي : 61 (al-nār al-fārisī o fuego de

Persia: ántrax 62) y الاسكنج الأحمر (al-.s.k.n.ŷ rojo: esquinencia). El

primer término, al-nār al-fārisī, se traduce en el texto castellano por:

«vna enfermedat que es dicha fuego grazesco» 63. El segundo, al-

.s.k.n.ŷ rojo, el texto castellano lo omite (véase el ejemplo nº 12 a

continuación).

4. Ejemplo nº خيف عليه الخنق والذبحة : 12 («se teme que sufra asfixia

y angina»). Traducción castellana: «acaecera al nacido esquinancia

en la garganta e afogamiento». El texto castellano da el término

esquinencia («esquinancia» en castellano alfonsí). Según

J. Corominas y J.A. Pascual 64, esquinencia es: «alteración popular del

griego κunάgch… es hinchazón de la garganta, con fervor de sangre…

angina, synanche; esquilencia». Esto ha permitido identificar

el término «al-.s.k.n.ŷ rojo» que aparecía en el ejemplo anterior

(nº 10): se trataría de una adaptación del nombre griego de esta enfermedad

(griego: κunάgch; árabe: .s.k.n.ŷ; castellano alfonsí: esqui-

60 Corominas, J. con la colaboración de Pascual, J.A., Diccionario Crítico Etimológico

Castellano e Hispánico (DCECH), Madrid, 1996, III, 391-392.

61 Sobre el léxico médico árabe, cf. Vázquez de Benito, M.ªC., ”En torno a la lengua

de la medicina árabe”, en Sacrum Arabo-Semiticum, 529-534.

62 Al-nār al-fārisī (Dozy, R., Supplement aux Dictionnaires arabes) o ántrax fue

denominado en textos médicos del siglo XV escritos en español: «el antras o el carbunculo

fuego de Persia», cf. Herrera, M.ªT., Sánchez, M.ªN., Zabía, M.ªP., López, M.,

Laín, M. y Ruíz, D., Diccionario español de textos médicos antiguos, I, 116, 753-754.

63 La acepción «fuego grazesco» no se recoge en el DCECH.

64 Corominas y Pascual, DCECH, II, 763.

360 MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

nancia). El término .s.k.n.ŷ es un testimonio de la influencia griega

que recibió el libro al-Mawālīdel pseudoZarādušt (cf. sección 1.1).

— Ejemplos en los que el texto castellano lee una variante

de los manuscritos árabes:

5. Ejemplo nº كان قد بقي له من الكدخذاه مثل دور الكدخذاه الأصغر : 3 («le

quedará, de lo que le proporciona el al-kadjuḏāh, un periodo de

tiempo equivalente al ciclo menor»). El ms. H4.0 lee: وقد كان بقي له من

عطيّة الكدخذاه... y el texto de Zarādušt lee: ... ,كان قد بقي له من عطيّة الكدخذاه

coincidiendo, de este modo, con la traducción castellana que añade

«del dado» ( من عطيّة ): «pero que.l auia aun fincado del dado del yles

e del cothcode quanto los annos menores del alcothcode».

6. Ejemplo nº انتهى هيلاج إلى تربيع المشتري : 7 («Un haylāŷ finalizó

en la cuadratura de Júpiter»). El texto castellano coincide con esta

lectura, «Vn nacido de que llego su yles a quadradura de Jupiter»,

que corresponde a los mss. S, B, N, H3 y H4.2. Los mss. H4.0 y

H4.1, así como al-Mawālīde Zarādušt, leen الشمس (el Sol) en lugar

de المشتري (Júpiter).

7. Ejemplo nº كانت درجة الثامن في حدّ المشتري : 8 («El grado de la

casa VIII estaba en el hadd de Júpiter»). El texto castellano omite «la

[casa] VIII» ( الثامن ): «Otro yles que fue en termino de Jupiter». Cinco

manuscritos árabes (S, B, N, H3 y H4.2) omiten .الثامن

8. Ejemplo nº كان وتد الأرض الحمل كح : 10 («El ángulo de la Tierra

estaba en Aries 28º»). El texto castellano omite los grados ( كح ), «Otra

nacencia que fue el angulo de la tierra Aries», al igual que el ms.

H4.2.

9. Ejemplo nº بعض الهيالج السريعة : 12 («alguno de los haylāŷ rápidos

»). El texto castellano dice: «alguno de los yles preciados».

Cinco manuscritos árabes (S, B, N, H3 y H4.2), así como el texto de

Zarādušt, coinciden con la traducción castellana pues leen الشريفة

(ilustres = «preciados») en lugar de السريعة (rápidos).

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 361

4.2. Pronóstico derivado del ascendente

[S 237:16-238:22] = [C 179:b15-180:b6]

Para Ibn Abī-l-Riŷāl el ascendente es el indicador de la vida, el

cuerpo, el espíritu, el movimiento, la permanencia y la buena reputación.

Ibn Abī-l-Riŷāl explica como debe actuar el astrólogo ante la

interpretación astrológica. Señala que el conocimiento de las circunstancias

de la persona objeto del horóscopo es necesario para interpretar

las indicaciones celestes correctamente. Pone el ejemplo del horóscopo

de un niño nacido en Etiopía de padres etíopes. En el

ascendente del recién nacido se encuentra un planeta que indica

blancura, color rubio y ojos azules. En este caso, el pronóstico sobre

el aspecto del recién nacido sería que el color de su piel será más

claro que el de sus padres 65. De acuerdo con Ibn Abī-l-Riŷāl, el planeta

que se encuentre en el ascendente indica la forma del rostro y

el signo zodiacal en el que esté el planeta indica la forma del cuerpo.

4.2.1. Traducción alfonsí

فنقول إنّا إذا أردنا أن نعلم صورة المولود وأخلاقه وأحوال النفس... . 1 («Decimos

que cuando queremos conocer la imagen del recién nacido, su

carácter, los estados del alma…»). Traducción castellana: «Digo:

Quando quisieremos saber la forma del nacido e sos maneras e sos

gestos e los estados de su espiritu…». El traductor emplea, quizá por

influencia del árabe andalusí 66, la primera persona del singular

65 El hecho de tener descendientes con características físicas contrarias a las de sus

padres (un hijo blanco de padres negros o a la inversa) parece que fue un tema recurrente

en la cultura de la época en la que vivió Ibn Abī-l-Riŷāl. En El collar de la paloma, Ibn

Hazm (994-1064) relata un suceso similar argumentado por la fuerza que puede tener

el pensamiento humano el cual, concentrando la vista en una imagen puede conseguir

que ésta transmita sus rasgos. Avicena (Ibn Sīnā, 980-1037) explica en el Canon de la

medicina (al-Qānūn fī-l-tibb) que uno de los accidentes animales es un «movimiento

imaginativo, como el que hace que la criatura que haya de nacer se parezca a la persona

en quien el padre pensaba al cohabitar con la mujer» (cf. García Gómez, E., “«El Collar

de la Paloma» y la medicina occidental”, Homenaje a Millás-Vallicrosa, Barcelona,

1954, I, 701-706). No sabemos si Ibn Abī-l-Riŷāl conocía estas fuentes pero, en cualquier

caso, rechaza este tipo de creencias populares que ya se encuentran en la literatura médica

de Galeno (c. 130-c. 200) o en la obra de Heliodoro (siglo III o IV), cf. Samsó, J.,

“En torno al «Collar de la Paloma» y la Medicina”, Al-Andalus, XL, (1975), 213-219.

66 Corriente, F., A grammatical sketch of the Spanish Arabic dialect bundle, Madrid,

1977.

362 MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

«Digo» en lugar de la primera persona del plural «Decimos». La

palabra أخلاق (moral, carácter) se traduce por «maneras, gestos».

«Gesto» se encuentra en autores castellanos medievales con el sentido

de «actitud moral», «disposición o comportamiento general de una

persona» 67. Es decir, es equivalente a su significado en árabe.

قد تركت العلماء وأرجأت الكلام فيه لدقّته وصعوبته . 2 («Los científicos han

omitido y han postergado hablar de ella por su precisión y dificultad

»). Traducción castellana: «e los mas de los sabios se escusaron

de fablar en ello. E quiero alongar e ensanchar la fabla en ello porque

es muy sotil e muy fuerte». En la traducción alfonsí, el verbo أرجأت

difiere en el significado, en el tiempo y en la persona: وأرجأت الكلام فيه

(«y han postergado [los científicos] hablar de ella») se traduce por

«E quiero alongar e ensanchar la fabla en ello». Los siete manuscritos

árabes consultados ofrecen cuatro lecturas diferentes: H | أرجأت 4.1

S,

B y H أرجت 3 | N y H أرخت 4.0 | H أرحب 4.2 . La variante de este

último manuscrito, el H4.2, coincide con la lectura del texto castellano:

أرحب es un verbo de la forma II o IV que significa «ensanchar,

extender».

فانظر أقرب الكواكب إلى الطالع واحدها نظرا إليه من ربّه أو ربّ شرفه أو . 3

ربّ حدّه أو ربّ مثلّثته («observa de los planetas más próximos al ascendente

cuál está aspectado con el ascendente de entre su señor [del

ascendente], el señor de su exaltación, el señor de su hadd o el señor

de su triplicidad»). Traducción castellana: «cata qual de las planetas

fuere mas cerca al ascendente e qual d’ellas le cata meior catamiento

de las que ouieren en el alguna dignidat». En esta frase, el texto

castellano presenta dos diferencias: واحدها نظرا ( 1 («cuál está aspectado

») se traduce por «e qual d’ellas le cata meior catamiento». El traductor

debió de manejar un manuscrito árabe en el que se leía: .وأحسنها نظرا

2) la parte final de la frase se abrevia en la traducción castellana:

من ربّه أو ربّ شرفه أو ربّ حدّه أو ربّ مثلّثته («de entre su señor, el señor de

su exaltación, el señor de su add o el señor de su triplicidad»): «de

las que ouieren en el alguna dignidat».

67 Corominas y Pascual, DCECH, III, 146-147.

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 363

5. Fuentes citadas por Ibn Abī-l-Riŷāl

a) Ptolomeo

[S 228:16-18] = [C 173:b51-174:a2]

Ibn Abī-l-Riŷāl resalta la importancia que tiene el tasyīpara los

astrónomos-astrólogos, entre los que cita a Ptolomeo: «Es el sello

del cálculo y el recurso de los trabajos, principalmente para Ptolomeo

y sus seguidores». La mención de Ptolomeo es usual en las

fuentes que se ocupan de los métodos para obtener el tasyīen el

ecuador 68.

[S 230:14-17] = [C 175:a14-a26]

Ibn Abī-l-Riŷāl menciona a Ptolomeo por segunda vez en relación

con la dirección que deben tomar los indicadores en el tasyīr. De

acuerdo con Ibn Abī-l-Riŷāl: a) Los haylāŷ y los planetas se prorrogan

en sentido directo (siguiendo la sucesión de los signos zodiacales);

b) Los sahm y los planetas que retrogradan se prorrogan en

sentido inverso (contrarios a la sucesión de los signos zodiacales);

c) Los indicadores que se encuentren en las casas IX y VIII se prorrogan

inversamente según Ptolomeo 69 y sus seguidores, mientras

que otros los prorrogan en sentido directo.

b) Doroteo, Abū Ma‘šar y al-Hamdānī

[S 233:14-19] = [C 176:b53-177:a12]

Ibn Abī-l-Riŷāl manifiesta su desacuerdo con estos tres astrólogos sobre

la oposición 70 de un planeta con latitud: Ibn Abī-l-Riŷāl cree que Doroteo 71,

68 Véase la sección 0.1.1.

69 Ptolomeo menciona en el Tetrabiblos (III, 10, 279-281) que la prorrogación se

realiza en sentido inverso entre las casas X y VII.

70 Véase la sección 2.2.

71 Doroteo de Sidón se refiere a este tema en su obra Carmen Astrologicum, III,

1 (texto árabe: p. 86 nº 69; trad.: p. 241 nº 69): «Observa la proyección de los rayos

en latitud también, porque quizá el planeta estaba aspectado en oposición, pero si la

calculas en latitud y encuentras que un planeta está al sur y el otro al norte, entonces,

no es oposición ni tampoco proyecta los rayos». Sobre esta obra cf. también, Pingree,

“Māshā’Allāh”, 7-9.

364 MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

Abū Ma‘šar 72 y al-Hamdānī 73 se equivocan cuando piensan que solamente

se produce aplicación entre dos planetas en oposición cuando

las direcciones de ambos coinciden. Ibn Abī-l-Riŷāl refiere que

demostró en su zīŷ 74 que cuando dos planetas están situados en

oposición y coinciden en los grados de latitud se produce aplicación

aunque sus direcciones sean opuestas (uno al norte y otro al sur).

Ibn Abī-l-Riŷāl trata más ampliamente de la oposición verdadera entre

dos planetas y de su desacuerdo con algunos astrólogos a este respecto en

la parte II, capítulo Fī-l-nazar fī amr al-marī(«Sobre la observación del

problema del enfermo») del al-Bāri‘. En esta parte cita 75 el libro que utiliza

de Doroteo, Fī-l-mawālī(la parte sobre el haylāŷ y el al-kadjuḏāh) 76,

72 Abū Ma‘šar, en sus obras al-Madjal (VII, 536-540) y Mujtasar al-Madjal (Burnett,

Ch., Yamamoto, K. y Yano, M. (ed. y trad.), The Abbreviation of the Introduction

to Astrology, Leiden, Nueva York, Colonia, 1994, 42-43), cree que hay aplicación en

latitud en una oposición cuando los dos planetas tienen igual latitud, norte o sur, pero

uno en aumento y otro en descenso.

73 Al-Hamdānī (Yemen, m.c. 951) fue conocido pronto en el occidente islámico:

Sā‘id al-Andalusī refiere haber visto escrito el lugar y el año de la muerte de al-Hamdānī

de mano del califa omeya de al-Andalus al-Hakam al-Mustansir bi-llāh (reinó 961-976),

cf. Sā‘id al-Andalusī, Tabaqāt al-umam, H. Bū ‘Alwān, Beirut, 1985, 149; trad. Blachère,

R., Kitātabaqāt al-umam (Livre des catégories des nations), París, 1935, 116;

trad. Llavero Ruiz, E., introd. Martínez Lorca, A., Hª de la filosofía y de las ciencias o

Libro de las categorías de las naciones, Madrid, 2000, 134. Las obras de al-Hamdānī

(King, D.A., Mathematical Astronomy in Medieval Yemen. A Biobibliographical Survey,

Malibu, 1983, 4, 19-20) sobre temas astronómicos no se han conservado: 1) un zīŷ,

2) Sarāir al-hikma (se conserva el libro X). Sabemos por fuentes occidentales (al-Istiŷī

o al-Baqqār) que esta obra trataba del tasyīy la precesión de los equinoccios (Samsó y

Berrani, “The Epistle on Tasyīr”, 182, 194; Díaz-Fajardo, M., La teoría de la trepidación

en un astrónomo marroquí del siglo XV. Estudio y edición crítica del Kitāb al-adwār fī

tasyīr al-anwā(parte primera) de Abū ‘Abd Allāh al-Baqqār, Barcelona, 2001, 37-38)

y 3) al-Tāli‘ wa-l-matārique versaba, según indica su título, sobre horóscopos/ascendentes

y proyecciones de rayos. Su libro al-Iklīl, aunque de carácter histórico, trataba

también de cuestiones astronómicas que suelen estar relacionadas con grandes sucesos

históricos como los periodos de las conjunciones de Saturno y Júpiter y los periodos de

los ciclos (dawr), cf. Sā‘id, Tabaqāt, ed. Bū ‘Alwān, 148-149, trad. Blachère, 115, trad.

Llavero Ruiz, 133-134.

74 Es probable que Ibn Abī-l-Riŷāl aluda al zīŷ que ya había mencionado en este

mismo capítulo (sección 2.1).

75 Ms. S, 66; Conplido, II, 2, p. 61.

76 Fī-l-mawālī(Sobre las natividades) es posiblemente la misma obra de Doroteo

que David Pingree ha denominado Carmen Astrologicum. Al inicio de la obra se lee:

Kitāb Duruiyūs al-awwal min al-nuŷūm fī-l-qadā’ ‘alà-l-mawālīd fī-l-tarbiya wa-l-hāl

(Libro primero de Doroteo. De las estrellas. Sobre el juicio de las natividades acerca

del crecimiento y del estado). Como se ha indicado más arriba, Doroteo refiere el tema

de la oposición en el libro III. Tal y como menciona Ibn Abī-l-Riŷāl este libro se titula:

Kitāb Duruiyūs al-ṯāli allaḏī wada‘a-hu ‘alà-l-haylāŷ wa-l-kadjuḏāh wa-huwa-l-wālī

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 365

y el de Abū Ma‘šar, al-Muḏākarā(parte III) 77. Sin embargo, no cita

a al-Hamdānī.

El párrafo en el que se menciona a Doroteo, Abū Ma‘šar y al-

Hamdānī, en este capítulo sobre el tasyīde la parte IV, se inicia con

la frase: qāla ‘Alī b. Abī-l-Riŷāl. Es probable que el autor emplee

dicha frase para indicar al lector que ya se había ocupado del tema de

la oposición en otro lugar de su libro (en la parte II).

5.1. Traducción alfonsí

—Apartado a.

1. La frase وعليه المعوّل في الأعمال («y el recurso de los trabajos»)

se traduce por: «e d’ello es el iudicio e la obra en las uidas». Respecto

a la palabra المعوّل el traductor pudo realizar una lectio facilior

y leer المعمول («la obra») en lugar de المعوّل o bien, pudo manejar un

texto árabe que diera esa variante (uno de los manuscritos árabes,

H4.0, lee المعمول ). El traductor ha leído الأعمار («las uidas») en lugar

de الأعمال (los trabajos).

6. Conclusiones

El capítulo sobre el tasyīr

Ibn Abī-l-Riŷāl inicia su capítulo subrayando el valor de la técnica

del tasyīen el quehacer astrológico con estas palabras: «…mencionamos

ahora el tema del tasyīr. Es el sello del cálculo y el recurso

de los trabajos, principalmente para Ptolomeo…». La mayoría de

los astrónomos-astrólogos occidentales explican en sus obras algunos

de los métodos de tasyīque aparecen en el Tetrabiblos de Ptolomeo.

wa-l-dalīl ‘alà waqt sinī-l-hayā(Libro tercero de Doroteo el cual lo compuso sobre el

haylāŷ y el al-kadjuḏāh, el gobernador y el indicador de los años de vida).

77 El título completo de esta obra es Muḏākarāt Abī Ma‘šar fī asrār ‘ilm al-nuŷūm

(Conversaciones con Abū Ma‘šar sobre los secretos de la astrología). Aunque se atribuye

habitualmente a Abū Ma‘šar, su autor fue su discípulo Abū Sa‘īd Šāḏān. Sobre

esta obra, cf. Thorndike, L., “Albumasar in Sadan”, Isis, 45, 1 (1954), 22-32; Dunlop,

D.M., “The Mudhākarāt fī ‘Ilm an-Nujū(Dialogues on Astrology) attributed to Abū

Ma‘shar al-Balkhī (Albumasar)”, Iran and Islam. In memory of the late Vladimir Minorsky,

Edimburgo, 1971, 229-246.

366 MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

Ibn Abī-l-Riŷāl aporta métodos y técnicas de tasyīque eran nuevos

en Occidente ya que las fuentes de las que procedían eran, por lo que

sabemos hasta ahora, desconocidas hasta la aparición del al-Bāri‘:

al-Mawālīde Zarādušt y al-Mugnī de Ibn Hibintā.

Se ha objetado la hipótesis realizada por Heinrich Suter 78 sobre

que Abū-l-Hasan al-Magribī, miembro del grupo de astrónomos que

realizaron observaciones en Bagdad el 988 bajo la dirección de al-

Kūhī, sea Ibn Abī-l-Riŷāl. No obstante, si esta hipótesis se confirma,

el conocimiento de la obra de Ibn Hibintā por parte de Ibn Abī-l-Riŷāl

podría haber sucedido durante esa estancia en Bagdad.

Parece que esta transmisión de la ciencia desde Oriente hacia el

Magreb se detiene aquí sin llegar a al-Andalus: Sā‘id al-Andalusī, en

su obra sobre historia de la ciencia Tabaqāt al-umam, cita a Zarādušt

pero no menciona su obra al-Mawālīcomo tampoco menciona a Ibn

Hibintā.

El proceso de creación en la época medieval se ha calificado de

patchwork: los autores complementaban sus obras añadiendo fragmentos

de las obras de otros autores. En otras ocasiones, la creación

surgía del propósito de explicar la obra de otro autor. Ambas premisas

se dan en el caso de Ibn Abī-l-Riŷāl.

En el capítulo sobre el tasyīr, Ibn Abī-l-Riŷāl cita a Doroteo,

Ptolomeo, Abū Ma‘šar y al-Hamdānī. Sin embargo, las fuentes más

importantes son las que no cita: Ibn Abī-l-Riŷāl elabora su capítulo

combinando una fuente antigua persa con influencias griegas, Zarādušt

(aproximadamente, representa un veinticinco por ciento del total del

contenido del capítulo sobre el tasyīr), y una fuente oriental cercana

a su tiempo, Ibn Hibintā (que representa un cuarenta por ciento).

En el campo de la astrología, el Magreb era independiente de la

producción (por otra parte escasa) que se realizaba en al-Andalus. Ibn

Abī-l-Riŷāl, que presenta una astrología práctica centrada en el individuo,

maneja fuentes orientales.

Al-Bāri‘ de Ibn Abī-l-Riŷāl fue una obra de referencia entre los

astrólogos magrebíes de los siglos XIII al XV como Ibn Ishāq, Ibn

‘Azzūz, Ibn Qunfuḏ y al-Baqqār. A través de la obra de Ibn Abī-l-

Riŷāl, la astrología de Ibn Hibintā se introdujo en el Magreb y en la

Europa medieval.

78 Suter, H., “Ibn Abī ‘l-Ridjāl”, First Encyclopaedia of Islam, III, 356 ; Suter, H.,

Die Mathematiker, 75, nota y 100.

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

El capítulo sobre el tasy Īen al-bĀri ‘ de ibn abĪ-l-riŶĀl y su traducción alfonsí 367

Traducción alfonsí del capítulo sobre el tasyīr

Sabemos que la traducción de El Libro conplido fue una obra

colectiva ya que en ella se menciona «el emendador e los trasladadores

». Uno de los traductores fue Yehudá ben Mošé pero sobre el

resto desconocemos quiénes o cuántos eran. El cotejo entre el original

árabe del capítulo sobre el tasyīy su traducción castellana nos

informa del modo en el que los traductores de Alfonso X llevaron a

cabo su trabajo: posiblemente, los capítulos del texto árabe se distribuyeron

entre los diversos colaboradores que formaban el equipo de

traducción aunque no siempre trabajaron con una coordinación entre

ellos. Esto se deduce de la transliteración en el texto castellano de un

término del original árabe de dos formas diferentes («aliernistar» y

«algebuctar») y del hecho de que las dos variantes castellanas aparecen

en dos capítulos distintos (sección 1.l.1). La traducción inconstante

del sahm de la enfermedad crónica indicaría también esta posibilidad

(sección 1.l.1).

El traductor encargado de verter al castellano el capítulo sobre el

tasyīera un profesional experto en el campo de la astronomía-astrología:

la traducción muestra que conoce la simbología astrológica,

traduce correctamente los términos técnicos y comprende el funcionamiento

de los métodos de tasyīexplicados en la sección 2.

En la traducción del capítulo sobre el tasyīse dan ejemplos de

aclaración (sección 2.l.1), modificación (sección 3.l.1), universalización

del contenido (sección 4.l.1) o de resumen (sección 4.2.1). No

obstante, se trata de una traducción fiel, en su mayor parte, que respeta

el contenido y el orden del texto 79. La versión alfonsí no deriva

79 Los términos astrológicos y técnicos que contiene el capítulo «Sobre el tasyīr»

muestran la fidelidad con que fueron traducidos: seis son términos transliterados:

الجار بختار (al-ŷār bujtār): «aliernistar» [sic]; التسيير (tasyīo prorrogación): «atacyr,

atacir»; الفردارات (al-firdārāt): «firdaries»; الكدخذاه (al-Kadjuḏāh): «cothcode, alcothcode»;

الهيلاج (al-haylāŷ): «yles»; سهم الزمانة (el sahm de la enfermedad crónica): «la parte del

azemena». Doce son términos parafraseados: اقترن (estar en conjunción): «se ayuntan de

cuerpo»; المسيّر إليه (al-musayyar ilay-hi: hacia el que se dirige el tasyīr): «a quien fazen

atacir»; يبت الرجاء (la casa de la esperanza): «la XIª»; ثابت ([signo] fijo): «signo fixo»;

حظّ (participación [señorío de un planeta en la eclíptica]): «planeta que ouiere mayor

poder»; سيّر (prorrogar): «fazer atacir»; متحرّك ([signo] móvil): «signo mouible»; مستولي

(gobernador [de un grado o de un signo]): «aquel que es mas poderoso sobr’el / planeta

ensennorado»; مطرح (proyección [de rayos]): «echamiento de rayos»; هبوط (caídos):

«decaydos de casa»; وبال (detrimento): «decaydos de exaltacion»; يدفع إلى (empujar): «da

so poder». Mientras que el resto de términos, alrededor de ciento treinta, son traduc368

MONTSE díaz -Fajardo

Al-Qanara XXXII 2, julio-diciembre 2011, pp. 333-368 ISSN 0211-3589

directamente de ninguno de los siete manuscritos árabes consultados

ya que éstos realizan omisiones que no se repiten en el texto castellano.

El manuscrito que manejó el traductor alfonsí pudo haber sido

de una familia cercana al ms. H4.2 de Rabat.__

REDACCIÓN E INTERCAMBIO DIRECCIÓN
Revista Al-Qanara Revista Al-Qanara
Unidad de Apoyo a la Edición de Revistas ILC
Centro de Ciencias Humanas y Sociales, CSIC Centro de Ciencias Humanas y Sociales, CSIC
Albasanz, 26-28 Albasanz, 26-28
28037 Madrid. España 28037 Madrid. España
Tfno.: +34 916 022 676 E-mail: mercedes.garciaarenal@cchs.csic.es
Fax: +34 916 022 971
E-mail: alqantara.cchs@cchs.csic.es
www.cchs.csic.es
DISTRIBUCIÓN, SUSCRIPCIÓN Y VENTA
Departamento de Publicaciones Librería Científica del CSIC
Vitruvio, 8 Duque de Medinaceli, 6
28006 Madrid 28014 Madrid
Tfnos.: +34 915 612 833 Tfno.: +34 913 697 253
+34 915 681 619/620/640 E-mail: csic_libreria@csic.es
Fax: +34 915 629 634
E-mail: publ@orgc.csic.es

© CSIC, 2011
Las opiniones y hechos consignados en cada
artículo son de exclusiva responsabilidad de
sus autores. El Consejo Superior de Investigaciones
Científicas no se hace responsable, en
ningún caso, de la credibilidad y autenticidad
de los trabajos.
Los originales de la revista Al-Qanara, publicados
en papel y en versión electrónica son
propiedad del Consejo Superior de Investigaciones
Científicas, siendo necesario citar la
procedencia en cualquier reproducción parcial
o total.

Visitas: 240

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

© 2018   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio