Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

Con las fases lunares podemos ver los ocho rostros lunares así como la dinámica y fuerza del inconsciente. Si vemos la luz como claridad y conciencia, y vemos la oscuridad como la inconsciencia, o el poder de lo oscuro, podemos fácilmente representar una guerra simbólica de luz y oscuridad en estas ocho fases.

En el novilunio reina el mundo de Hécate o Lilith, la Luna hechicera, el rostro de la madre terrible. Del otro lado, el plenilunio se le equipara muchas veces con la Diosa Diana, el rostro Luminoso de Jesod. Por lo tanto arquetipalmente es una guerra, una lucha entre luz y oscuridad, en que la Luna en 30 días, cada mes, muestra sus diferentes rostros: Las Mareas Astrales.

Fases de la Luna :



El Novilunio es la luna de Hécate.

Es la oscuridad, la ausencia de luz, por lo que podemos entenderla como magia negra, sombras, o el mal. El Dragón de los Qliphoth levanta sus múltiples cabezas, desde el reino de Hécate. Dentro del Cuarto Creciente continúa el reino de Hécate, pero si lo entendemos como un territorio, aquí empiezan a entrar o a emerger filamentos de luz. La luz suavemente se va introduciendo en la oscuridad. Pasamos del Novilunio como un mundo donde reina el mal, al Cuarto Creciente, donde comienzan a infiltrarse las Inteligencias Luminosas, pero todavía son minoría. En este primer cuarto se equiparan las fuerzas: el bien y el mal se confrontan en igualdad de condiciones y progresivamente la luz comienza su ascenso.

Después del primer cuarto pasamos a la Luna Gibosa: comienzan a ser expulsados los rostros de sombras de la Luna y solamente queda un pequeño filamento de oscuridad. Se están replegando las sombras.

En el Plenilunio se da la victoria de la luz, es el mundo simbólico representado por la Diosa Diana, no queda rastro alguno de oscuridad. Es conciencia, Luz Blanca del Astral. Cuando pasamos a la fase Diseminante se da el proceso inverso que con la Luna Gibosa, ahora gradualmente comienzan a introducirse de forma casi imperceptible, pequeñas gotas de oscuridad, como puntos de corrupción.

Todavía son pequeños y débiles, pero a medida que la oscuridad sigue avanzando llegamos al Ultimo Cuarto donde nuevamente las fuerzas se equiparan. Se da un equilibrio de fuerzas, para posteriormente en la fase Balsámica completarse la invasión de la oscuridad, expulsando todos los rastros de luz, hasta que nuevamente se da el reino de Hécate en el Novilunio o Luna Nueva.

Esta es una batalla mensual que la Luna emprende consigo misma, en relación con el Sol. La Luna entonces no tiene significado propio, es un espejo que refleja la luz solar. Cuanto a mayor luz refleje, mayor será su identificación con el Sol, es decir, con la conciencia. Cuanto menor sea su reflejo de luz, mayor será el dominio del inconsciente.

La fase natal de la Luna indica la forma que resolveremos nuestro dilema evolutivo y también el grado de realización que alcanzamos en la vida inmediata anterior. Los cuatro puntales básicos de este ciclo nos van a mostrar, en qué casa se encuentra la Rueda de la Fortuna. La Rueda es un punto ficticio que nos da la relación de la Luna con el Sol desde el ascendente o punto de encarnación –cuerpo físico-.

Quien nace en plenilunio, es decir, la Luna oposición al Sol, va a tener la Rueda de la fortuna en CASA VII. La misma distancia que hay entre la Luna y el Sol es la que existe entre el ASC y la Rueda. Por lo tanto quien nace en plenilunio, viene a trabajar las relaciones de pareja y las relaciones en general. Quien nace en novilunio trabajará su propia identidad e independencia, de cara al mundo. La Rueda se encontrará en la CASA I.

Quien nazca en el primer cuarto, significa que tiene una cuadratura creciente Luna -Sol, por lo tanto los temas familiares, karmas ancestrales –raza, genética, apellido- serán vitales en la vida de esa persona. Por supuesto va a tener la Rueda en CASA IV. Un plenilunio, es decir una Luna en oposición al Sol, con planetas retrógrados nos va a mostrar básicamente un karma repetitivo relacional. Por lo tanto si la Luna hace conjunción a planetas retrógrados es porque ella se encuentra en fase Gibosa, plenilunio, o diseminante. Toda una zona relacional donde se da la confrontación e intercambios con otras personas. Cualquier conjunción de la Luna a planetas retrógrados nos va a indicar que el Sol se encuentra en la zona opuesta.

Las fases lunares indican la pauta kármica de pasado.

Muchas veces encontramos un parasitismo de la existencia anterior en la presente vida. El Karma del pasado puede medirse a tantos años-grados distancia el Sol a la Luna (Para los Iniciados he aquí la Clave: La presente encarnación realmente comienza a partir del Primer Novilunio Progresado). La nueva vida, la presente, comienza dependiendo de la fase lunar del nacimiento. ¿Qué significa un mayor o menor poder del pasado sobre el presente para una persona? Que el inconsciente es más o menos fuerte. Una Luna con un gran poder del pasado puede ser por ejemplo Mozart, es decir, que trae y rescata lo que aprendió antes. En el polo negativo puede ser un niño que ha tenido tantas crisis que ya en sus primeros años muestra perturbaciones, no existe separación alguna en su psiquis entre su última vida inmediata y su presente encarnación.




Si la Luna se encuentra en signos con planetas retrógrados nos está indicando que a los 27 años -que es lo que tarda la Luna progresada en dar toda la vuelta y llegar nuevamente al punto natal- se dan nuevamente vivencias o circunstancias para solucionar la retrogradación de los planetas. Es decir, a los 27 años de edad junto a la inversión nodal, y la epifanía del retorno de Saturno, la Luna como punto progresado es la edad donde nuevamente se activa la Luna natal y sus aspectos. Si hay planetas retrógrados en el signo donde se encuentra la Luna es donde se da la vivencia. El mismo proceso ocurre a los 54 años de edad.

Si la Luna se encuentra en CASA V, y hay dos planetas retrógrados en esa casa, a los 27 años retorna una experiencia de maternidad y las asignaturas pendientes. Se puede o no tener un hijo, y la experiencia representa la retrogradación que se vivió en otra vida.

Si la Luna se encuentra en CASA VII y hay planetas retrógrados en la VII, indica un karma relacional y a los 27 años ocurre el retorno de la persona con la cual se generó la retrogradación o el karma.

Los elementos de la luna indican cuatro facetas importantes dentro de una vida a nivel kármico:

La Luna en fuego:

Los ciclo de la luna y sus fases .
habla de la necesidad de ser libres, independientes. Asumir protagonismo en la vida, en las circunstancias y de las personas que nos rodean. Es protagonista y va hacia delante. Necesita hacer lo que siente que debe hacer. Se va a confrontar, por supuesto, a muchas demandas de otras personas con las que generalmente no va a estar de acuerdo y es donde se da el conflicto. Es una Luna orgullosa en donde la vida pone o no en relieve a la persona, su identidad y su personalidad.

Una Luna asociada a las retrogradaciones en fuego nos va a mostrar que ha tenido que luchar y pelear mucho por ser quien quiere ser, confrontándose continuamente.

La Luna en tierra: Conecta con la parte material de la vida, la seguridad económica, la estabilidad, la estructura, las construcciones. Los frutos del fuego son el reconocimiento. Los frutos de la tierra son los bienes materiales. Por lo tanto la Luna asociada a la tierra con planetas retrógrados nos muestra la dinámica financiera de la vida y la problemática financiera familiar. La Luna en fuego muestra la personalidad de la persona frente a la educación, la familia y la demanda familiar y social. La Luna en tierra va a mostrar la lucha o la dinámica con los bienes materiales, ya sea riqueza o carencia y pobreza, ya sea la repartición de bienes o la capacidad de estabilizar, multiplicar o reducir los bienes heredados.

La Luna en agua: Implica un trabajo lunar de dejar atrás el Ego. Si el fuego niega la personalidad de la persona, el agua siempre tiene una tendencia a dejar a la persona atrás, a desvalorizarla. Esta desvalorización de la Luna en agua a nivel de personalidad trae como consecuencia que la persona haga de su vida la vida de otras personas. Ponga a la vida de otras personas antes que la propia vida. La Luna en agua piensa en otros antes que en sí mismo y sacrifica su vida en pos de la vida de otros.

Retrogradaciones de planetas asociadas a la Luna en agua trae muchas veces seres indefensos, frágiles o enfermos para que esta Luna pueda dedicarse a ellos. Siempre pone como destino ciertas circunstancias en las cuales la persona debe sacrificar ciertas aspiraciones de su meta personal en beneficio de los que se encuentran desvalidos.

La luna en aire esta asociada con la fluidez y adaptabilidad .En este periodo se activa y fusiona el sentimiento la emoción creadora mas el intelecto , ayudándonos a conectarnos con esas partes de nuestra carta donde es mas difícil comunicarnos con los demás . Es un buen periodo para la reconciliación y para dejar escapar nuestros pensamientos y nuestra creatividad

Visitas: 241

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

Comentario por Wilson Roman el agosto 2, 2013 a las 1:12am

Con mucho   gusto Isabel que bueno que ya solucionaste los inconvenientes, y por supuesto que te esperan grandes  sorpresas ya lo veras.

un abrazo.

Comentario por Isabel Mejia el agosto 1, 2013 a las 7:29pm

Gracias Wilson.  Me aclaraste mucho mis dudas.

Ya he superado las crisis de comunicaciones que tuve por la cuadratura Urano con mi ascendente y de paso mi Urano natal.  Ha sido terrible y presiento que me esperan mas sorpresas.

Comentario por Silvia E. Lopez el julio 30, 2013 a las 10:47pm

Muy bueno e informativo este artículo, Wilson, felicitaciones y gracias por compartirlo.

Comentario por Wilson Roman el julio 30, 2013 a las 9:33pm

Asi es estimado Anibal,por eso es que la lunaciones son tan reveladoras.

Un abrazo.

Comentario por Wilson Roman el julio 30, 2013 a las 2:16pm

Gracias Amigo pedro , tus palabras son muy motivantes para mi.

un abrazo

Comentario por Wilson Roman el julio 30, 2013 a las 2:16pm

Hola Isabel me da gusto saber de ti nuevamente .Como todo Ciclo la Luna juega un papel importante en la carta por su relación con los nodos el estudio karmico se hace un factor clave

Una Pauta  karmica  para estudiar consiste en contar desde el ascendente hacia atrás, allí encontramos rasgos de nuestra vida anterior, otra teoría  karmica con el ciclo de la luna contando los grados que existen entre el  Sol y la Luna aquí medimos  la evolución  determinando el signo la persona  por ejemplo es capricornio acuario o piscis podríamos medir su evolución matizándola con la fase lunar de ese momento mas los nodos  , pero si cae en los primeros signos Aries ,tauro  geminis digamos que la pauta karmica  también  se debe mirar el ciclo o fase lunar del nacimiento  mas los nodos .

Hace tiempos escribí este artículo que nos ayuda   comprender  factores karmicos  con los nodos  esta es la dirección.

http://carta-natal.es/articulos/la-astrologia-y-el-karma.php

Espero haber despejado tu inquietud

Te envió un abrazo.

 

Comentario por Pedro Jiménez Sanmillán el julio 28, 2013 a las 8:57pm

Un bonito aporte Wilson. Enhorabuena.

Un saludo-

Comentario por Isabel Mejia el julio 28, 2013 a las 6:19am

Excelente articulo Wilson.   Felicitaciones.

Como sabes que me gusta mucho la astrologia karmica, te agradeceria me explicaras mas la siguiente frase:

Las fases lunares indican la pauta kármica de pasado.

Muchas veces encontramos un parasitismo de la existencia anterior en la presente vida. El Karma del pasado puede medirse a tantos años-grados distancia el Sol a la Luna (Para los Iniciados he aquí la Clave: La presente encarnación realmente comienza a partir del Primer Novilunio Progresado). La nueva vida, la presente, comienza dependiendo de la fase lunar del nacimiento.

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio