Astrología culta y erudita

Toda ciencia es predictiva, la astrología tambien lo es

Profundizando en la teoría y la práctica de direcciones simbólicas y armónicas a través de un caso real

El pasado 30 de enero un tribunal de Florencia declaró a Amanda Knox y Raffaelle Sollecito culpables del asesinato de Meredith Kercher, ocurrido en 2007. Era la tercera vez que se les juzgaba por el mismo delito. Primero se les consideró culpables. Tras apelar, fueron absueltos en un segundo juicio "por falta de pruebas concluyentes". Un recurso de la fiscalía reabrió el caso y de nuevo fueron considerados culpables. Pero ambos se proponen apelar ante el Tribunal Supremo, que en un cuarto y definitivo juicio tendrá la última palabra.

El caso será, sin duda, conocido por muchos de ustedes, porque ha recibido una gran atención mediática. Incluso se ha hecho una película sobre este crimen. En el artículo que les comparto ahora (el tercero que dedico al análisis astrológico de este asunto) me ocupo solamente de la carta de Amanda, considerada oficialmente a día de hoy la autora material de las puñaladas que acabaron con la vida de su compañera de piso, y me centro casi exclusivamente en las relaciones entre Plutón, el eje Sol-Tierra y la casa VII. La casa VII es importante aquí porque, según la versión de la fiscalía, Amanda apuñaló a Meredich mientras Raffaele la sujetaba, por lo que el crimen se encuadra en el contexto de la relación de pareja que mantenían Amanda y Raffaele.

Partiendo de una dirección simbólica de clave 12 (profección) de Plutón a su Sol —de una asombrosa precisión— abordo cuestiones como por qué las sucesivas repeticiones de una misma dirección no coinciden con los mismos sucesos, de qué forma se vinculan las direcciones simbólicas con las direcciones armónicas propiamente dichas, cómo establecer un "punto de la edad" específico para cada clave de dirección análogo al "Punto de la Vida" de Frankland, cómo diferenciar entre la proyección de un planeta en la eclíptica y la verdadera ubicación de su cuerpo físico, o cómo utilizar una carta domal para saber en qué casa se encuentra realmente un planeta, al margen de su referencia zodiacal. Concluyo añadiendo otras direcciones y tránsitos que incidían sobre los mismos factores al mismo tiempo, magnificando así el "efecto".

El artículo completo puede leerse en el siguiente enlace:

Tras las huellas de Plutón en un caso de asesinato

(http://astrodigitalia.blogspot.com.es/2014/02/tras-las-huellas-de-p...)

Los dos artículos anteriores sobre el mismo tema son:

Arcos de Venus y amistades peligrosas

(un estudio de la relación entre Amanda y Raffaele a través de armónicos y cómo se enlaza esta sinastría con los tránsitos del suceso)

Amanda Knox y Raffaele Sollecito, la segunda condena

(un análisis de las condiciones astrológicas que propiciaron que la sentencia del tercer juicio fuera la más severa y adversa de todas tanto para Raffaele como para Amanda)

Saludos.

Julián.

Visitas: 626

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrología culta y erudita para añadir comentarios!

Participar en Astrología culta y erudita

© 2021   Creado por Jose Luis Carrion Bolumar.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio